Público
Público

Crisis diplomática entre España y Marruecos Marruecos dobla su chantaje y exige a España "una aclaración sin ambigüedad" de su postura sobre el Sáhara

El ministro de Exteriores marroquí equipara la situación del Sáhara Occidental con el conflicto catalán y advierte: "No podemos luchar contra el separatismo en casa y fomentarlo en casa del vecino".

Felipe VI y Mohamed VI
El rey Felipe VI y el monarca de Marruecos, Mohamed VI, durante un encuentro oficial mantenido en febrero de 2019. CASA REAL

Marruecos ha hecho oficial este lunes su chantaje a España. El Ministerio de Exteriores marroquí ha emitido un comunicado en el que admite que la presencia en España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, y su comparecencia este 1 de junio en la Audiencia Nacional "no representa el fondo de la grave crisis entre los dos países vecinos", que achaca a la cuestión del Sáhara Occidental.

"La crisis no se reduce a un hombre: no comienza con su llegada, ni terminará con su partida", dice Rabat

"La crisis no se reduce a un hombre: no comienza con su llegada, ni terminará con su partida. Se trata, ante todo, de una cuestión de confianza y de respeto mutuo rotos entre Marruecos y España", asegura el comunicado, para luego ahondar en el chantaje al Estado español considerando que "las legítimas expectativas de Marruecos van más allá: comienzan con una aclaración, sin ambigüedades, por parte de España, de sus elecciones, sus decisiones y sus posiciones", dice el comunicado de Exteriores".

Este martes Brahim Ghali tendrá que comparecer ante el juez Santiago Pedraz desde un hospital de Logroño en el que sigue ingresado debido a la covid-19, una hospitalización que la jefa de la diplomacia española, Arancha González Laya, justificó "por razones humanitarias". Ghali responderá por dos denuncias: una interpuesta por el ciudadano hispano-saharaui Fadel Breica por "detención ilegal, torturas y lesa humanidad", y la otra presentada por una asociación canaria por "genocidio, asesinato, terrorismo, torturas y desapariciones" sufridos "por los prisioneros de guerra" y por ciudadanos saharauis, "especialmente por los de origen español, en manos del Frente Polisario". Esta asociación está presidida por Ramdan Messaoud y cuando interpuso en 2007 la querella contra Ghali llevaba un año como consejero de Mohamed VI sobre asuntos relacionados con el Sáhara.

Sánchez: "No es aceptable decir que se atacan las fronteras por desavenencias en política exterior"

El comunicado ha tenido una rápida reacción por parte del Gobierno español, en boca del presidente Pedro Sánchez, que ha advertido a Marruecos que es "inaceptable" que diga que ha utilizado la migración y no ha respetado las fronteras por una desavenencia en materia de política exterior. "Si está diciendo que se ha utilizado el asalto a la valla de Ceuta por más de 10.000 marroquíes me parece absolutamente inaceptable", ha advertido Sánchez quien ha recalcado que "no es aceptable decir que se atacan las fronteras por desavenencias en política exterior". El ministerio marroquí de Exteriores
responde que "no está ligada a la cuestión migratoria". "Ninguna de las últimas declaraciones de responsables diplomáticos marroquíes evocan de ningún modo la cuestión migratoria -aclaró el ministerio. 

Es la primera vez que Marruecos "aparca" de manera clara el destino inmediato de Brahim Ghali para trasladar la crisis al terreno puramente político, al considerar que en España "hay connivencia con los adversarios del Reino (el Frente Polisario)", y el caso Ghali "ha revelado las actitudes hostiles y las estrategias perjudiciales de España hacia la cuestión del Sáhara marroquí". El comunicado recuerda que la cuestión del Sáhara "es sagrada para todo el pueblo marroquí".

Sin embargo, cabe recordar que el Sáhara Occidental está reconocido por la ONU como un territorio "no autónomo", de cuyo proceso de descolonización sigue siendo potencia administradora el Estado español tal y como reconocen los servicios jurídicos de la ONU y la propia Audiencia Nacional de España.

En el comunicado no se hace mención en ningún momento a la crisis migratoria que todavía sigue sufriendo la ciudad autónoma de Ceuta desde que llegaron en apenas 24 horas unos 10.000 migrantes que cruzaron la frontera marroquí con la connivencia y pasividad de las autoridades del país alauí.

Comparación con el procés catalán

"Durante la crisis catalana, Marruecos no optó por la neutralidad, sino que fue uno de los primeros en ponerse del lado de la integridad territorial"

Pero Marruecos sí se atreve a comparar la situación del Sáhara Occidental con el 'procés' en Catalunya. En el comunicado, recuerda que "durante la crisis catalana, Marruecos no optó por la neutralidad, sino que fue uno de los primeros en ponerse del lado de la integridad territorial y la unidad nacional de su vecino del norte de forma clara y contundente". Y se pregunta que "¿cual habría sido la reacción de España si un representante del separatismo español hubiera sido recibido en el Palacio Real marroquí? ¿Cuál habría sido la reacción de España si este representante hubiera sido recibido pública y oficialmente por su aliado estratégico, su importante socio comercial y su vecino más cercano al Sur?".

Se trata de la quinta vez en estas últimas dos semanas en que el ministerio de Exteriores convoca a la prensa con un único punto en la agenda: la crisis con España, que ya califica de "grave", y ello pese a que en España la diplomacia ha optado por un perfil bajo. En este sentido, González Laya dijo el pasado día 26: "Voy a mantener la discreción sobre mis relaciones con todos los interlocutores marroquíes; la diplomacia debe ser discreta si queremos que sea efectiva".

En Marruecos, esta crisis con España ocupa desde hace días todas las portadas, y los líderes de distintos partidos políticos se turnan para criticar a las autoridades españolas por haber dado acogida a Ghali, al que califican de terrorista, criminal de guerra y hasta emigrante ilegal por su presunta entrada en España con documentos falsificados, como sostiene Rabat.

Y en paralelo a la situación de Ghali, la cuestión del Sáhara parece evolucionar del lado de Rabat: ayer se supo que el ejército estadounidense incluirá por vez primera en treinta años a localidades del Sáhara en sus maniobras militares "African Lion" que se desarrollarán entre el 7 y el 18 de junio. El presidente del Gobierno marroquí, Saadedín Otmani, escribió este domingo en su cuenta de Twitter que esos ejercicios militares tendrían entre sus escenarios la localidad de Mahbes (noreste del Sáhara Occidental, muy cerca de la frontera argelina) y la ciudad de Dajla, la segunda más poblada del territorio.

Declaración del Ministerio de Exteriores de Marruecos sobre la crisis con España by Público.es on Scribd

Más noticias