Público
Público

Memoria Pública La segunda fosa más grande de Andalucía es reconocida como Lugar de Memoria Democrática

La fosa de la que en 2016 se rescataron 185 restos de represaliados por el franquismo es reconocida como lugar histórico por la Junta de Andalucía. Con este, ya son 54 los enclaves que gozan del reconocimiento. 

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 6

Una fosa común en Álava | EFE

La fosa común del cementerio de Puerto Real, que es la segunda más grande ya excavada en Andalucía, es oficialmente un Lugar de Memoria Democrática. Gracias a la decisión del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, esta fosa estará incluida en el inventario de lugares democráticos de la región andaluza, donde la cifra llega hasta los 54 enclaves históricos.

Esta fosa común, situada en el cementerio de San Roque, es uno de los mejores ejemplos que se han ido desarrollando con la participación tanto de las administraciones públicas como de las entidades memorialistas. Esta colaboración se materializó en 2016, cuando se recuperaron 185 restos de cuerpos que sufrieron la represión del franquismo, tal y como recoge el diario Bahía de Cádiz

La magnitud de la fosa deja entrever que no solo fueron a parar allí los cadáveres de los asesinados en Puerto Real, extendiéndose a las zonas colindantes con la Bahía de Cádiz. En ella, se pueden apreciar los cuerpos con fracturas producidas en el momento de la muerte, además de ver los cráneos agujereados por el tiro de gracia.

El medio ya citado, añade que para llevarse a cabo este procedimiento, según la legislación autonómica, es necesario la realización de un informe exhaustivo sobre la ubicación, su evolución y una narración de los acontecimientos que respalden el reconocimiento de Lugar de Memoria Democrática, además de los datos de las personas e instituciones involucradas. 

Del mismo modo, la legislación también establece ciertas pautas si el enclave en cuestión se encuentra en terreno público. Así pues, será la administración titular la que estará obligada a "garantizar su identificación, señalización, preservación y, en el caso de que experimente alguna transformación de importancia, a mantener una huella o registro permanente que sirva para recordar los hechos relacionados con el sitio", tal y como recoge el medio gaditano.

Esta fosa, la segunda más grande de Andalucía después de la del cementerio de San Rafael de Málaga, no es la única ubicación que tiene la categoría de Lugar de Memoria Democrática en la Bahía de Cádiz. Este reconocimiento tambiñen lo poseen emplazamientos como el Monasterio de la Victoria de El Puerto de Santa María, antiguo penal que acogió durante la dictadura a gran cantidad de represaliados; los muros de Puerta de Tierra o el castillo de San Sebastián en Cádiz, donde los golpistas asesinaron a numerosas personas.