Público
Público

El modelo de Estado El concepto "nación" sigue desestabilizando al PSOE y encendiendo el debate

El anuncio de que el PSC define a Catalunya como nación en su ponencia política, lo que lleva haciendo desde su fundación, volvió a crear revuelo. Al PSOE le sigue costando defender las declaraciones de Granada y Barcelona y decir que apuesta por un modelo federal “perfeccionando el carácter plurinacional” de España. Casado pide explicaciones a Pedro Sánchez.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1

El director de campaña del PSC, Salvador Illa y la portavoz, Eva Granados, en la presentación del programa de los socialistas catalanes. | ANDREU DALMAU (EFE)

El secretario de Organización del PSOE, Salvador Illa, tuvo hasta que ironizar con el interés que ha despertado que en la ponencia política del próximo Congreso del PSC se diga que Catalunya es una nación y España un Estado plurinacional, ya que recordó que es lo mismo que llevan proponiendo desde su fundación como partido, “en el siglo pasado”, afirmó.

Pero, pese a su asombro, la noticia volvió a generar revuelo y debate, más externo que interno, porque en el PSOE sólo se pronunció el ministro en funciones de Adminstraciones Públicas, Luis Planas, para echar balones y decir que “todo cabe con respeto a la Constitución y a la Ley, y fuera nada”.

Sin embargo, el líder del PP, Pablo Casado, volvió a utilizar este asunto para pedir “explicaciones inmediatas” a Pedro Sánchez del contenido de la ponencia del PSC, “porque esta propuesta requiere una explicación de Sánchez y de todo el PSOE”, afirmó.

Casado ya pidió explicaciones al líder socialista en el último debate antes de las elecciones del 10-N donde preguntó hasta en cuatro ocasiones a Sánchez. “¿Catalunya es una nación? Diga sí o no”. Y el líder socialista hizo un circunloquio para acabar hablando de que la Constitución reconoce a Catalunya como una nacionalidad, igual que al País Vasco y Galicia.

No fue la primera vez que Sánchez se atascó ante este tema. Ya en la debate de las primarias a la Secretaría General del PSOE, el ex lehendakari Patxi López le preguntó reiteradamente: “Pedro, ¿Sabes que es una nación?”. Y en ese mismo debate, la expresidenta andaluza Susana Díaz le dijo: “No puedes tener, Pedro, diecisiete visiones de España”.

La España plurinacional

Y es que el concepto de “nación” y el modelo territorial siempre desestabiliza al PSOE cuando, curiosamente, lo tiene definido en la declaración de Granada primero, y ratificado después en la declaración de Barcelona.

Además, también queda claro en la propia ponencia del PSOE del 39º Congreso, donde se propone una "reforma constitucional federal, que mantenga la unidad del Estado, perfeccionado el carácter plurinacional del mismo”, se afirma. Es decir, más o menos, lo que ahora dice el PSC en su ponencia.

Pero al PSOE parece que le cuesta defender este posicionamiento, como ya se demostró en el borrador del programa electoral del 10-D en el que desaparecieron las referencias a las declaraciones de Granada y Barcelona, y tuvo que ser el PSC quien exigiera que se incluyeran posteriormente.

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ya reprochó a Sánchez en el programa “Salvados” que no dijera que Catalunya es una nación ante las preguntas de Casado en el debate, dando a entender que es lo mínimo que exigen los republicanos para apoyar su investidura y lo que, de hecho, está contemplado en el preámbulo del Estatut.

Pero el actual escenario político obligará al PSOE a posicionarse de forma más clara y contundente sobre su modelo territorial, aunque ello pueda provocar fricciones internas. Porque, aunque hubo acuerdo unánime en la Declaración de Granada, las sensibilidades en el PSOE hasta dónde llegar con el Estado plurinacional y el reconocimiento de Catalunya como nación son muy diversas.

Así la mayoría de los dirigentes territoriales del PSOE aceptan el concepto de nación para Catalunya pero más en el ámbito cultural, no político. Aunque hay otras voces que no lo asumen en ningún caso, como es el ex presidente extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra quien en más de una ocasión ha dicho que “nunca” admitirá que Catalunya sea denominada como nación. Sin embargo, el PSC entiende ese concepto de “nación” -”discutido y discutible”, como dijo José Luis Rodríguez Zapatero- en otro aspecto menos cultural, aunque siempre precisan que dentro de España. Ahí están las diferencias.

Más noticias en Política y Sociedad