Público
Público

Moreno abre un centro contra la covid en Sevilla con el servicio de limpieza privatizado

Externalizar la limpieza de los hospitales eleva el coste del servicio entre un 20% y un 30%, según CCOO. El PSOE critica que la Junta se ha hecho un "Ayuso" con su "Zendal de cabecera" mientras el presidente asegura que tendrá continuidad

Juanma Moreno en el Hospital Militar
Juanma Moreno, presidente de la Junta, este lunes en el Hospital Militar de Sevilla. –Junta de Andalucía.

El Gobierno andaluz hizo este lunes todo un despliegue para presentar la apertura, de momento, como centro de apoyo contra la covid en Sevilla del Hospital Militar, un edificio abandonado por la Junta durante casi dos décadas y que ahora el Ejecutivo ha activado –depende del Hospital Virgen del Rocío– para ampliar las camas UCI disponibles frente a la pandemia y así aliviar la tensión asistencial del resto de hospitales de la provincia. Además del presidente, Juanma Moreno (PP), y del vicepresidente, Juan Marín (Ciudadanos), participaron otros dos consejeros, Jesús Aguirre –Salud– y Patricia del Pozo –Cultura–.

Los sindicatos llevan un tiempo con la mosca detrás de la oreja con este centro por dos razones. Porque, por un lado, su apertura no implica automáticamente contrataciones, sino que se abastece, de momento, de profesionales del Virgen del Rocío, y dos, porque no es 100% público: el servicio de limpieza –fundamental siempre y más en esta pandemia– estará privatizado.

En la mayoría de hospitales públicos de Andalucía –más del 90%: esa estadística forma parte de la gestión de los socialistas a la que ahora PP y Cs le dan continuidad– es así y en el Rocío también, pero las centrales sindicales argumentan que, como es un centro nuevo y financiado con fondos públicos, debería de arrancar con plenas capacidades y añaden que, cuando termine la concesión sobre las actuales contratas de limpieza de los demás hospitales, esos contratos deben ser públicos.

"Externalizar la limpieza de los hospitales aumenta el gasto para la sanidad pública entre un 20% y un 30%", argumenta CCOO, que ha elaborado un estudio específico al respecto. Frente al argumento del Gobierno de que es más eficiente hacerlo así, la central, después de comparar los costes salariales y de escala en la compra de materiales, la central constata que los precios se elevan. Además, hay que añadir a estos gastos –si el servicio está privatizado– el pago del IVA y el beneficio empresarial, la plusvalía.

CCOO pone como ejemplo en el trabajo la contrata de limpieza del Hospital Virgen Macarena. Según su convenio colectivo, una trabajadora recién contratada cobra al año 18.398,7 euros. "Una compañera del servicio público, sumando igualmente todos los conceptos salariales, recibe 18.595,4 euros, cifras absolutamente parejas de entrada". "Al tratarse de una subcontrata, –añade el sindicato– la Junta de Andalucía debe abonar un 21% de IVA, lo que supone 3.863,7 euros, elevando el coste a 22.262,4 euros por empleada. Sumar el beneficio empresarial, por ejemplo en un 10% –una cifra utilizada en la Comunidad de Madrid, por ejemplo, según CCOO–, supone 1.839 euros más. En total, 24.102,3 euros".

Remacha la central: "Si una limpiadora externa cuesta 24.102 euros, y una limpiadora del SAS 18.595 euros, entonces la limpiadora externa cuesta 5.506 euros más que la del SAS. Es decir, que limpiar con medios ajenos es un 30% más caro. Para unas 220 trabajadoras de la limpieza, el sobrecoste total de utilizar una contrata externa es de 1.211.320 euros cada año", resume el sindicato.

"Asumir la limpieza hospitalaria con medios propios permitiría dedicar entre un 20% 30% del coste de esos servicios a inversiones sanitarias, a contratar personal o a mejorar las condiciones del personal".

El presidente de la Junta garantizó que la apertura este lunes del Militar tiene vocación de continuidad y anunció la "inmediata" licitación de las obras ~que costarán unos 40 millones, según la Junta– para que el centro esté completamente terminado en aproximadamente "un año y medio". "Este no es un hospital de campaña ni un hospital provisional, sino que es un hospital que se quedará para el futuro para el disfrute de todos los ciudadanos", proclamó el presidente.

Hoy, después de una inversión de 8 millones de euros ejecutada desde el pasado mes de agosto, cuenta, actualmente, con siete de las trece plantas, lo que significa en torno a un 50% del edificio. En ellas, hay 144 camas para hospitalización y 25 camas para la Unidad de Cuidados Intensivos –una cifra importante–, según la Consejería de Salud. En el trabajarán, según el Gobierno, 282 profesionales en esta primera fase. 

El Militar de Sevilla es el lugar que eligió Moreno para dar su discurso de navidad como presidente de la Junta de Andalucía. Su idea es transformarlo en un emblema de su presunta apuesta por la sanidad pública, el gran caballo de batalla político de estos tiempos. Así, Moreno afirmó que el día era "histórico" y que desde el año 2005, la Junta, gobernada por los socialistas, había condenado al Militar "al olvido, el vandalismo, el abandono y el desmantelamiento". "En seis meses lo que era una "escombrera" es ahora la primera fase de un hospital avanzado. Hemos pasado del abandono a la vanguardia", remachó el presidente.

Hacerse un Ayuso

Los socialistas, hoy en la oposición, arremetieron con dureza contra el Gobierno y tacharon de propaganda la actuación de Moreno. El PSOE y Unidas Podemos han criticado estas semanas que la Junta de Andalucía tuviera superávit en el mes de noviembre del año pasado en plena presión por la pandemia. Es decir, que los sacrificios del Gobierno no se hayan gastado en la medida en que podía haberse hecho.

Así, para el PSOE, el presidente de la Junta "posará hoy en una planta recuperada con los 3.000 millones que ha recibido del Gobierno de España para combatir la pandemia" mientras "se cierran plantas de enfermos graves y crónicos en el resto de los hospitales públicos de la comunidad", afirmó el portavoz adjunto del PSOE, Rodrigo Sánchez.

"Con esos fondos del Gobierno de España ya podría Moreno Bonilla haber abierto los centros de salud que mantiene cerrados por toda Andalucía, reforzar la atención hospitales, abrir los hospitales que ha cerrado como el de la Cruz Roja en Almería y el de Jaén", añadió. Sánchez criticó que la Junta "alardee de tener superávit presupuestario y montar sólo una planta de hospital y sin el personal necesario en el peor momento de la pandemia".

Sánchez agregó que Moreno, se había hecho "un nuevo Ayuso" –en alusión a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso– y "tener en Andalucía su Zendal de cabecera con la inauguración de un hospital vacío, con camas y sin personal". "Muy poco ha dicho la Junta de la contratación de personal para el Hospital Militar más allá de que la mitad de la plantilla prevista vendría trasladada del Hospital Virgen del Rocío". "Lo que se dice desvestir un santo para vestir otro", remachó el portavoz socialista.

El PSOE, ahora en la oposición, apoyó las reivindicaciones sindicales y reclamó que, en lo que respecta a la contratación del personal de limpieza, "se lleve a cabo a través de la bolsa del SAS para limpieza, que cuenta con más de 20.000 aspirantes".

Por su parte, la secretaria general de Podemos Andalucía, Martina Velarde, exigió a Moreno, "un refuerzo urgente de los servicios públicos para poder hacer frente con eficacia y paliar al avance de una tercera ola que ha llevado a Andalucía a su peor momento desde el inicio de la pandemia".

Velarde subrayó la necesidad de "contratar más personal en atención primaria para poder abordar con solvencia el periodo de vacunación y evitar retrasos con respecto a otras comunidades autónomas".

Más noticias