Público
Público

Podemos moviliza a miles de ciudadanos de toda España para su demostración de fuerza 

Más de 270 autobuses transportarán a cerca de 15.000 personas hasta Madrid para participar la Marcha del Cambio, que según el partido de Iglesias servirá para arrancar la cuenta atrás del tiempo que aún le queda al Gobierno de Rajoy. 

Uno de los carteles de la manifestación de este sábado, 31 de enero.

Podemos ultima este viernes los detalles de la Marcha del Cambio, la manifestación que ha convocado este sábado para demostrar que miles de ciudadanos defienden la necesidad de un cambio político en nuestro país. Pretende ser una demostración de fuerza, pero también quiere marcar la ruptura del panorama político que comenzó a agrietarse tras las elecciones europeas del pasado 25 de mayo, el "tic,tac, tic, tac" del reloj que marca el inicio del fin del Gobierno de Mariano Rajoy, en palabras de Pablo Iglesias. 

De hecho, a unas horas de las 12 de la mañana del sábado, cuando la cabecera de la manifestación partirá de la madrileña plaza de Cibeles rumbo a la Puerta del Sol, ya hay contratados más de 270 autobuses que transportarán a cerca de 15.000 ciudadanos de todos los rincones del país hasta la capital. A ellos se unirán las más de 230 personas que viajarán en coches compartidos organizados por la dirección del partido, las que viajarán en sus propios vehículos, las que han encontrado coches compartidos gracias a distintas aplicaciones y quienes viajen en tren o en avión, además de quienes les recibirán en Madrid.

Para lograr articular una movilización histórica la dirección estatal ha pedido a ayuda a los círculos, las estructuras directivas municipales, los inscritos en el partido y quienes simplemente defiendan la necesidad de impulsar este cambio.

De hecho, y a pesar del esfuerzo realizado, la formación insiste en restar importancia a su papel como partido político en la reivindicación, y asegura que la marcha no irá encabezada por ninguno de sus dirigentes, que sí hablarán cuando la manifestación alcance la Puerta del Sol. Entonces intervendrán distintos portavoces de Podemos, entre ellos su secretario general, Pablo Iglesias, pero no habrá fotos de los líderes del partido al frente de la protesta.

Los portavoces de Podemos han dejado claro que esta acción no busca "protestar ni pedirle nada al Gobierno", sino marcar el inicio del cambio de ciclo que consideran "imparable" e "irreversible".

Más de 700 hogares madrileños estarán abiertos para hospedar a quienes acudan a la Marcha y necesiten alojamiento 

8.000 euros recaudados

Para costear la instalación de un equipo de sonido y otros gastos Podemos ha abierto una campaña de crowdfunding con la que ha recaudado cerca de 8.000 euros, todavía lejos del objetivo de 28.000 (cerca de un 27%).

Además de esta campaña de financiación, el partido ha emprendido otras para pagar cada uno de los 270 autobuses que llegarán de todas las comunidades autónomas, entre ellos 57 desde Andalucía, 30 de Valencia y otros 30 de Catalunya. Han sido los simpatizantes quienes han costeado estos transportes, tanto los que finalmente se desplazarán a Madrid como los que no podrán hacerlo. Desde Canarias y Baleares partirán vuelos con más de 50 personas cada uno, y más de 700 hogares madrileños estarán abiertos para hospedar a quienes necesiten alojamiento.

"Hay cosas que se están organizando sin que tengamos constancia, como flashmobs, el recibimiento de los círculos de Madrid a quienes vengan en autobús... Esta marcha se convertirá en un símbolo", aseguran los organizadores del 31-E.

200 vigilantes voluntarios

Como avanzaba Luis Alegre en una entrevista con este diario, Podemos ha organizado un dispositivo de seguridad formado por más de 200 voluntarios, entre ellos varios bomberos y otros profesionales con formación específica, además de decenas de personas que ya han colaborado en los dispositivos de seguridad de otros actos de Podemos de forma voluntaria "y han aprendido cosas".

El partido asegura también que el responsable de coordinar este equipo ha mantenido reuniones con la Policía Nacional, encargada de garantizar la seguridad en este tipo de eventos, que además "ha dado algunos consejos útiles" al partido. 

Previsiblemente, el número de agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) desplegados sobre el terreno será inferior al de otras concentraciones multitudinarias (como se espera que sea esta protesta) , y todo parece indicar que esta transcurrirá de forma tranquila.

Desde Podemos aseguran no poder facilitar una estimación del número de personas que se concentrarán este sábado en el centro de la capital, aunque esperan sacar a la calle a decenas de miles de personas. Así mostrarán que cuentan con un respaldo ciudadano creciente, e introducirán de lleno la campaña electoral sin esperar a que otros les marquen el ritmo.