Público
Público

Investidura de Sánchez Sánchez, tras no avanzar con Podemos, dice que analizará "todos los escenarios posibles"

La negociación con Iglesias sigue bloqueada tras el contacto del jueves.  El candidato dice ahora que la negociación con el "vuelve al punto de partida", es decir, "hablar de contenidos". Fuentes del PSOE no descartan que se retire la oferta de Gobierno de colaboración y otras apuntan a que se podría entrar en el Consejo de Ministros un adscrito de perfil técnico

Publicidad
Media: 3.22
Votos: 9

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias durante la quinta reunión desde el 28-A / EFE

Varias horas después de valorar en un simple tuit el fracaso de la conversación que el candidato socialista, Pedro Sanchez, mantuvo este jueves con el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, fuentes socialistas informaron de que el bloqueo en la negociación tendrá consecuencias y aseguran que el líder socialista "valorará todos los escenarios posibles" para su investidura.

Sin embargo, no aclarar más es significado de esta frase, ni si indica que el presidente del Gobierno va intensificar la vía de negociación con PP y Ciudadanos para que se abstengan en su investidura. El PSOE, sobre este aspecto, sólo insiste en que pedirá hasta el final que ambas formaciones faciliten la gobernabilidad.

Dos interpretaciones

Eso sí, aclaran dichas fuentes que tras la posición que mantiene Iglesias, la propuesta del presidente es "volver al punto de partida", es decir, "hablar de los contenidos" para un pacto programático, y hasta no se descarta que el líder socialista se replantee la oferta de ofrecer cargos en la estructura de Gobierno a la formación morada o de incluir un independiente en el Consejo de Ministros. Fuentes de Ferraz al ser preguntada por esta posibilidad, no la desmintieron: "Todos los escenarios están abiertos ahora mismo", insisten. Es decir, que podría retirarse el ofrecimiento del Gobierno de colaboración, como se ha planteado.

Hay que recordar que el PSOE siempre quiso un Gobierno en solitario y que, posteriormente, fue cuando ofreció la entrada de cargos de Podemos en las instituciones y, posteriormente, un independiente en el seno del Gobierno, ambas ofertas rechazadas por Iglesias.

Pero, entre esos escenarios otras fuentes apuntan que también se puede estar valorando la entrada de algún dirigente de Podemos en el Gobierno que no sea de la dirección. Fuentes socialistas indicaron que Sánchez, en la Ejecutiva del lunes, indicó que tampoco van a vetar un nombre porque sea un inscrito al partido morado, es decir, que no tiene que ser necesariamente un independiente, dando a entender que lo que no quiere en el Consejo de Ministros es personas de la dirección de Unidas Podemos.

Entre esa posibilidad se podría encontrar hasta algún parlamentario de Unidas Podemos, pero si se confirma ese paso el candidato a la Presidencia del Gobierno quiere un dirigente de reconocido prestigio pero de un perfil técnico, más que político.

La reacción del PSOE se produce después de que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias volvieran  a hablar este jueves, aunque esta conversación sólo sirvió para constatar que ni hay acuerdo ni van a comenzar a negociar. El presidente en funciones aseguró por la mañana que llamaría al líder de Podemos para retomar las conversaciones. Al final fue Iglesias el primero que contactó: a media mañana le mandó un mensaje y acordaron hablar por teléfono a las cuatro de la tarde.

Fuentes de Podemos explican a Público que Iglesias volvió a trasladar a Sánchez que quiere comenzar una negociación integral. Sin embargo, el partido apunta que la posición del presidente sigue siendo "inamovible" y que "no está dispuesto a negociar un programa de gobierno de coalición ni a compartir responsabilidades de gobierno con Unidas Podemos proporcionales a los votos". 

La negociación entre los dos dirigentes sigue sin comenzar y totalmente bloqueada. Iglesias transmitió al presidente su "absoluta disposición para empezar de una vez a trabajar" si renuncia a la "línea roja" de formar un gobierno monocolor. 

Sánchez, que esta mañana quiso mostrar que daba un paso al anunciar que llamaría a Iglesias, tampoco se ha movido de su posición. Descarta que, tras negociar un programa de gobierno, después puedan negociar que entren miembros de Unidas Podemos al Consejo de Ministros. 

Los de Iglesias ya vieron esta mañana con cierta distancia la llamada de Sánchez. "Si quisieran negociar llamarían directamente y no lo dirían por la televisión", consideraron fuentes del partido a Público esta misma mañana. 

De hecho, aunque el presidente dijo que llamaría él, fue Iglesias quien se puso primero en contacto. Algo parecido ocurrió entre Adriana Lastra e Irene Montero este martes. La portavoz socialista dijo en dos ocasiones por la mañana que llamaría a la de Podemos. No lo hizo hasta la tarde cuando envió un mensaje a Montero y la portavoz del partido morado llamó directamente a Lastra. 

Esta conversación entre las dos portavoces del Congreso tampoco sirvió para desatascar nada. Las formaciones se mantienen en su mismo sitio aunque inciden en que seguirán manteniendo contacto por si se abre una posibilidad de acuerdo la próxima semana. 

Pedro Sánchez: "Seguiremos intentándolo"

El PSOE, en un primer momento, hizo sólo una valoración a través de un simple tuit de la cuenta personal del presidente del Gobierno.

En dicho tuit, Sánchez se limita a decir: "He llamado a Pablo Iglesias para negociar primero el programa y, después, la composición del Gobierno. Debemos hablar de contenidos y conocer el grado de consenso. Lamentablemente, ha rechazado la propuesta. Seguiremos intentándolo".

Los socialistas, de momento, no informa si habrá nuevos intentos ni cuándo por parte de Pedro Sánchez o si se reiterará la vía a través de la portavoz socialista, Adriana Lastra. Lo único que aseguran las fuentes consultadas es que la vía del diálogo sigue abierta y, como ha dicho el candidato, continuarán buscando el acuerdo hasta el último momento. Nada de ello se descarta, pero el PSOE parece que ha cambiado de posición frente a iglesias.

Más noticias en Política y Sociedad