Público
Público

Nicolás se inventó un informe de la UDEF sobre la evasión fiscal de un exdirectivo de banca

La Policía investiga un documento ficticio en el que presuntamente se investigaba si Javier Martínez de la Hidalga, exejecutivo del Santander y una de las presuntas 'víctimas' del pequeño estafador, tenía dinero en paraísos fiscales. 

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

Francisco Nicolás Gómez Iglesias.

MADRID.- Con el escudo de la Dirección General de la Policía y el membrete del Ministerio del Interior y de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), el pequeño Nicolás elaboró un informe sobre su supuesta víctima de estafa, el exejecutivo del Banco Santander Javier Martínez de la Hidalga. Para certificar que es una operación de suma importancia, el joven puso una cartela de "Urgente". Y para dar a creer que había una investigación abierta lo etiquetó con un "Registro de salida número: BORRADOR PENDIENTE DE REGISTRAR".

Éste es uno de los documentos que cayó en manos de los investigadores de Asunto Internos de la Policía durante el registro de la calle Maudes, donde residía el presunto estafador y falsificador, y que consta en el sumario del caso. Todo era "auténtico", incluida la información supuestamente investigada sobre De la Hidalga, entre la que se encontraría un supuesto fraude fiscal con cuentas o sociedades radicadas en Islas Vírgenes o Panamá, como anotó Nicolás de su propio puño y letra. Sin embargo, la UDEF no tenía ninguna investigación abierta sobre fraude y blanqueo de capitales del exdirectivo del citado banco.

Según el documento, la investigación se había abierto el 24 de septiembre de 2014. En esa fecha, Nicolás no conocía aún a Javier Martínez de la Hidalga, con quien coincidió casualmente en Embassy el 2 de octubre, según las declaraciones de ambos y también el testimonio de Juan Untoria, abogado de De la Hidalga. Sin embargo, el documento seguía en elaboración el 14 de octubre, cuando el joven fue detenido cerca de la vivienda del exejecutivo del Santander.

Quienes sí le conocían ya por esas fechas eran Juan Untoria 
—que, según él mismo contó, coincidió con él en la visita del alcalde de Miami el 24 de junio— y José Luis Balbás —cerebro del tamayazo, que le conocía desde al menos 2013 y que fue quien le presentó a Untoria ese mismo día—. Ambos fueron quienes presentaron a Nicolás a la supuesta víctima.

El abogado Juan Untoria, excoronel del Ejército de Tierra, expulsado del mismo y con buenas relaciones en el CNI (según  dice él), está procesado por controlar empresas y cuentas bancarias de Petrov. El juez Garzón le envió a prisión por blanquear capitales de la mafia rusa en el marco de  la operación Troika, actualmente recurrida en el Supremo porque quieren que se les juzgue en Rusia. Petrov, entretanto, ha huido de España.

Presunto fraude a Hacienda

Los hechos presuntamente investigados por la Policía sobre De la Hidalga serían "fraude a la Hacienda pública y ocultación de bienes y efectivo por operaciones efectuadas en España y en el extranjero principalmente, como negocio habitual Centroamérica y Sudamérica y aún no reguladas a través de los cauces legales y los protocolos ordinarios". También añadió el pequeño Nicolás que la investigación se había abierto al encontrarse nuevas pruebas de unas diligencias cerradas en octubre de 2006. El motivo (falso) de apertura de la investigación era la declaración de un socio en Marbella del exejecutivo del Santander.

El pequeño Nicolás sabía datos confidenciales que sólo podría proporcionárselos el propio De la Hidalga, su abogado, Hacienda o algún cuerpo de seguridad.

Nicolás sabía de Javier Martínez de la Hidalga, por ejemplo, que Emilio Botín fue el padrino de su boda. Esta es una información que puede encontrarse en Internet, aunque ello haya sorprendido a la víctima del presunto estafador. Pero lo que es más grave es que el joven era conocedor de una investigación abierta por Hacienda sobre él. El pequeño Nicolás sabía datos confidenciales que sólo podrían poseer y proporcionárselos el propio De la Hidalga, su abogado, Hacienda o sus contactos en algún cuerpo de seguridad.

Otra de las anotaciones a destacar del documento ficticio de la UDEF es la plasmada como "Conseguir declaración denuncia considerada anónima", que Nicolás escribió a mano en uno de los laterales. Según De la Hidalga explicó al director de la sucursal bancaria, como contó Público, tenía que "vaciar la cuenta" de su mujer porque Hacienda iba a embargarle todo el patrimonio. Y ello debido a que un exsocio de Marbella le había denunciado ante Hacienda. Quería llevarse 500.000 euros en metálico, de los que finalmente sólo pudieron llevarse 25.000.

Esto es lo que los investigadores y el juez intentan dilucidar ahora, ya que se estaría cometiendo un delito de falsificación y de revelación de información confidencial. Se supone que la víctima no tenía conocimiento de esto y que Nicolás pudo colarle otra falsificación de un informe del CNI sobre su caso. Sin embargo, el exejecutivo del Santander que presuntamente estaba siendo estafado por Nicolás y que estuvo a punto de perder hasta 500.000 euros, según su declaración, se niega a denunciarle formalmente y da por zanjado el tema con la devolución de 15.000 euros.

Más noticias en Política y Sociedad