Público
Público

Pacto de Toledo El Congreso cierra un acuerdo para reformar las pensiones que incluye la revalorización en base al IPC por ley

Los grupos parlamentarios consiguen un consenso suficiente para cerrar un preacuerdo que se votará formalmente la próxima semana en la Comisión del Pacto. Se trata del primer gran pacto de la legislatura que incluye a Gobierno y PP.

José Luis Escrivá Magdalena Valerio Congreso
El ministro de Seguridad Social, José Liuis Escrivá, junto a la presidenta del Pacto de Toledo, Magdalena Valerio, en el Congreso / EFE

La Comisión para el Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo ha alcanzado este viernes un preacuerdo para reformar el sistema de pensiones que, según apuntan fuentes del Pacto, terminará con la reforma que llevó a cabo el Gobierno de Mariano Rajoy en 2013. Esta comisión parlamentaria es la encargada de elaborar las denominadas recomendaciones, las bases que servirán de marco al diálogo social entre Gobierno, patronal y sindicatos para reformar el sistema de pensiones y Seguridad Social.

En 2016, en la XII Legislatura, el Pacto echó a andar y a principios de 2019 los grupos estuvieron a punto de cerrar un acuerdo, pero el adelanto electoral de los comicios de abril de ese año terminó por dinamitar un consenso que se había mostrado frágil durante buena parte de la legislatura.

Tras la conformación del Gobierno de coalición, los grupos decidieron trabajar sobre los acuerdos alcanzados en la XII Legislatura, y el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, apremió a la comisión a cerrar sus recomendaciones antes de acabar el año y de la presentación de los Presupuestos Generales de 2021.

Después del preacuerdo de este viernes (que han llevado a cabo la Mesa y los portavoces de la comisión), el Pacto se reunirá el martes que viene para llevar a cabo la votación del dictamen de recomendaciones y de los votos particulares que los grupos decidan llevar a esta sesión. El siguiente paso, de salir el texto adelante, sería su ratificación en el Pleno del Congreso.

Entre las recomendaciones se incluye la revalorización de las pensiones de acuerdo al coste de la vida, es decir, en base al índice de Precios al Consumo. Esta medida terminaría con la fórmula establecida por el Gobierno de Rajoy en 2013, que fijó que las pensiones se elevarían automáticamente un 0,25% cada año cuando la Seguridad Social fuera deficitaria.

Periodo de cotización y digitalización del sistema

También habrá modificaciones en el cálculo de la cuantía de la pensión. El pacto asume la reforma planteada en 2011 que ampliaba el número de años necesarios para hacer el cálculo (hasta 25 años en 2022), pero, con el fin de evitar lagunas de cotización a la hora de hacer el cálculo con las bases reguladoras, se podrán elegir los mejores años de la vida laboral.

El Pacto apuesta además por acercar la edad efectiva a la edad legal de jubilación, pero en las recomendaciones se incluye un compromiso para que se evalúen las denominadas jubilaciones forzadas anticipadas, de manera que se puedan hacer excepciones con estos casos (en la crisis financiera de 2008, muchos trabajadores se quedaron sin trabajo cuando apenas le faltaban unos años para jubilarse y, ante la falta de empleo y las dificultades de contratación a su edad, optaron por la jubilación anticipada).

La separación de las fuentes de financiación para eliminar el déficit de la Seguridad Social, el impulso a los planes de pensiones privados colectivos en el ámbito de la empresa (en detrimento de los planes de pensiones privados individuales) o la digitalización del sistema también son asuntos que se incluyen en el preacuerdo alcanzado este viernes.

Más noticias de Política y Sociedad