Público
Público

Pactos de investidura ERC sigue en el 'no' a Sánchez tras su primera reunión con el PSOE

Los portavoces parlamentarios de PSOE y ERC, Adriana Lastra y Gabriel Rufián, se reúnen en el Congreso pero no logran desbloquear la investidura de Sánchez. Ambos partidos se emplazan a continuar negociando.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

 Adriana Lastra y José Luis Ábalos en una reunión con los portavoces de ERC, Gabriel Rufián y Carolina Telechea / EFE

La primera reunión entre el PSOE y ERC para desbloquear la investidura de Pedro Sánchez ha finalizado como empezó, con el 'no' de la formación catalana. Los portavoces parlamentarios de ambos partidos, la socialista Adriana Lastra y Gabriel Rufián, han protagonizado un encuentro de aproximadamente una hora de duración y se han emplazado a continuar dialogando para tratar de articular una mayoría para sacar adelante el gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos.

El encuentro se ha llevado a cabo con discreción, en la misma dinámica que los que protagonizó el miércoles la propia Lastra con los portavoces parlamentarios de Más País y del PNV. De hecho, ninguno de los dos dirigentes han ofrecido una rueda de prensa o unas declaraciones tras la reunión. ERC sí que ha enviado una nota de prensa para avanzar que su posición continuaba siendo la del rechazo a facilitar la investidura de Sánchez.

Desde la formación catalana han trasladado que "después de una primera toma de contacto entre Esquerra y el PSOE, la posición del Grupo Republicano sigue siendo un no a una eventual investidura de Pedro Sánchez, ya que durante la conversación no ha habido indicio alguno de que el Partido Socialista vaya a abandonar la vía represiva para afrontar el conflicto político existente entre Catalunya y el estado".

En ERC advierten de que "sin estas garantías, no podrá haber en ningún caso un replanteamiento de la postura del Grupo Republicano en el Congreso". Lastra y Rufián se han emplazado a no dar por cerradas las negociaciones y a continuar hablando en los próximos días.

"Ambas partes, sin embargo, han coincidido en la necesidad de seguir manteniendo contactos. Desde el Grupo Republicano se espera que esta primera reunión sea la antesala de otras que deberán acabar sucediendo", apuntan en la nota los de Gabriel Rufián.

Mesa de diálogo y medidas sociales

Este documento también recoge sucintamente algunas de las exigencias planteadas por ERC en los últimos días, como "la apuesta de una resolución política del conflicto a través de una mesa de negociación" y el avance en "materias sociales urgentes bloqueadas en el Congreso y en el Parlament de Catalunya".

Tras conocerse el preacuerdo para un gobierno de coalición suscrito por el PSOE y Unidas Podemos, ERC anunció su posición contraria en la investidura y planteó una serie de exigencias para poder facilitar una eventual investidura del candidato socialista. Además de la mesa de negociación, los republicanos catalanes se mostraron en contra de que el documento rubricado por Sánchez e Iglesias se refiriese al conflicto catalán como un "problema de convivencia", y no como un "problema político". Con la aritmética parlamentaria actual, la abstención de ERC es crucial para que la investidura pueda salir adelante.

Más noticias en Política y Sociedad