Público
Público

El PNV busca afianzar su poder en Bilbao, donde gobierna desde hace 40 años

Los nacionalistas, con el alcalde Juan Mari Aburto a la cabeza, parten como claros favoritos. La gran duda es si lograrán reeditar la mayoría absoluta o si necesitarán volver a pactar, en principio, con el PSE. Mañana te ofrecemos el balance de la última legislatura y las perspectivas para las elecciones en Zaragoza.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1

Vista de la Torre Iberdrola en Bilbao, detras del Museo Guggenheim.

Existe un término político que sólo conocen en Bilbao. Lo utilizaban sobre todo los cerebros electorales de las distintas formaciones políticas de la ciudad, principalmente aquellas que, con mayor o menor posibilidad de gloria, soñaban con arrebatarle el poder al PNV. “Azkunianos” fue la palabra inventada para definir durante varios años a aquellos votantes que, como su nombre indica, sentían pasión por el ex alcalde Iñaki Azkuna, un peneuvista que superaba los muros de su propio partido.

El mítico político nacionalista murió en marzo de 2014. Cinco años después, su partido sigue siendo igual de indestructible que entonces: en Bilbao, cuando se trata de votar a los representantes municipales, no hay quien haga sombra al PNV. La formación de Azkuna es una auténtica locomotora política que camina, una vez más, hacia una más que segura victoria en las urnas. Sólo hay dudas sobre si conseguirá la mayoría absoluta o si, tal como ocurrió en las anteriores municipales de 2015, necesitaría algún aliado para gobernar. Entonces se inclinó por el PSE.

La hemeroteca electoral confirma que Bilbao es un feudo histórico de los nacionalistas: allí gobiernan de forma ininterrumpida desde hace 40 años. A veces lo ha hecho en solitario y en otras ocasiones –como durante esta última legislatura- con pactos. “En esta ciudad no existe una discusión sobre alternativas al PNV”, afirma a Público Asier Blas, responsable del Departamento de Ciencia Política de la Universidad del País Vasco (UPV).

"Bilbao es esencial en la construcción y el imaginario del PNV", destaca el sociólogo Imanol Zubero

A la hora de buscar una explicación a este fenómeno, el sociólogo Imanol Zubero apunta hacia los orígenes nítidamente bilbaínos de este partido. “Bilbao es esencial en la construcción y el imaginario del PNV. Este partido surgió en Bizkaia y aquí tuvo su residencia su fundador, Sabino Arana”, recuerda. Del mismo modo, hay otra explicación directamente ligada a la distribución del voto en la ciudad: “el centro de Bilbao, que suele votar muchísimo, se inclina por el PNV, mientras que en la periferia, donde se vota muy poco, históricamente se ha elegido al PSE, aunque en las últimas elecciones ha habido algunos distritos que han optado por Podemos”, apunta Zubero.

En ese sentido, Asier Blas apunta hacia otro motivo sociológico. “En esta ciudad hay una sociedad bastante envejecida. Por lo tanto, hay una tendencia a buscar un voto más conservador, no en el sentido izquierda-derecha, sino en defender más o menos el statu quo”, subraya. También hay otra razón de peso: tal como apunta el director de Ciencia Política de la UPV, en la capital vizcaína “el PNV es la formación que más militantes tiene y cuenta además con un red de batzokis (sedes sociales) muy importante”.

Su candidato, el actual alcalde Juan Mari Aburto, parte como favorito en todas las quinielas. Su objetivo será alcanzar la mayoría absoluta que Azkuna logró en 2011, cuando llegó a los 15 ediles que garantizan esa posición (el ayuntamiento está compuesto por 29 corporativos). En aquella ocasión, el mítico alcalde peneuvista logró 74.302 votos (44,12%). Su más inmediato competidor, el PP, quedó segundo con 29.046 (17.25%). En 2015, Aburto bajó hasta los 63.327 votos, suficientes para retener el primer puesto y ubicarse a casi 41 mil votos de EH Bildu, que se situó en segundo lugar.

Los rivales

En las elecciones municipales del próximo domingo, la coalición abertzale lleva como candidata a la abogada Jone Goirizelaia, una de las caras más conocidas de la vieja Herri Batasuna. El PSE vuelve a presentar como postulante a Alfonso Gil, mientras que Elkarrekin Podemos (que concurre por primera vez con ese nombre en Bilbao) lleva como cabeza de lista a la publicista Ana Viñals.

El PP, que en las últimas semanas ha atravesado distintas crisis en esta ciudad, ha situado en primer lugar a Raquel González, secretaria general de la formación conservadora en Bizkaia y ex concejala en Getxo. Por su parte, Ganemos Goazen Bilbao, una candidatura formada en 2015 por gente proveniente de los círculos locales de Podemos, vuelve a llevar como número uno al concejal Francisco Samir Lahdou.

Más noticias en Política y Sociedad