Público
Público

La Policía italiana detiene a Carles Puigdemont en Cerdeña

El expresident viajaba a un encuentro de difusión de la cultura popular catalana. El Supremo señala que la euroorden sobre él nunca ha dejado de estar activa, cuestión que niega su abogado.

El expresident Carles Puigdemont durante el acto de celebración de los 60 años de Òmnium Cultural.
El expresident Carles Puigdemont durante el acto de celebración de los 60 años de Òmnium Cultural. David Zorrakino / Europa Press

La Policía italiana ha detenido a Carles Puigdemont en Cerdeña. El expresidente catalán había acudido al país alpino para participar en Adifolk, un encuentro anual internacional de difusión de la cultura popular catalana que se celebra cada año en un país diferente. Al aterrizar en la ciudad de L'Alguer  ha sido detenido por agentes de la Gendarmeria italiana vestidos de paisano.

El abogado Gonzalo Boye y un equipo de letrados italianos están asistiendo al expresidente de la Generalitat. Está previsto que Puigdemont pase a disposición de los jueces de la Corte de Apelación de Sasser este viernes. Es el órgano competente para decidir sobre su puesta en libertad o su posible extradición.

Por su parte, Boye, que ha tachado la situación de "estúpida" y ha asegurado que el expresident está tranquilo, ha explicado que Puigdemont ha sido detenido en función de la euroorden dictada el 14 de octubre de 2019 por el Tribunal Supremo, la cual, a su juicio, "por imperativo legal, según establece el Estatuto del TJUE, se encuentra suspendida".

"España informó al Tribunal General, y así se recoge en la resolución de 30 de julio pasado, que ningún país ejecutaría una orden de estas características; en la misma resolución el Vicepresidente del TGUE indicó que, de ser necesario, se solicitase una nueva medida cautelarísima", ha añadido el letrado.

Sin embargo, según han informado a Efe fuentes del Tribunal Supremo, la orden europea de detención y entrega cursada por este tribunal por un delito de sedición está activa y nunca ha dejado de estar vigente. Esta fue dictada por el juez instructor de la causa del procés, Pablo Llarena, el 14 de octubre de 2019 cuando el Supremo condenó por sedición a los líderes independentistas que se pusieron a disposición de la Justicia.

Todo ello a pesar de que Llarena presentó una cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la UE para aclarar si podía actuar o no contra Puigdemont una vez que las autoridades belgas rechazaron entregar al exconseller Lluís Puig.

El TJUE admitió a trámite esa cuestión el 4 de mayo, pero aún no ha resuelto, y entre tanto, el pasado 30 de julio, el Tribunal General de la UE retiró al menos provisionalmente la inmunidad a Puigdemont y a los otros dos eurodiputados de JxCat, Antoni Comín y Clara Ponsatí. Lo que ha hecho Italia es ejecutar una orden que estaba vigente, como podía haber hecho cualquier otro país desde la retirada de la inmunidad parlamentaria.

El futuro de Puigdemont

Fuentes del equipo jurídico de Puigdemont señalan a Público que las opciones que existen una vez pase a disposición judicial después de su detención este jueves en Cerdeña son tres: que quede en libertad en función de su condición de eurodiputado. Aunque el Parlamento Europeo retiró la inmunidad del expresident de la Generalitat, la decisión al respecto del Tribunal General de la Unión Europea es confusa. En julio desposeyó a Puigdemont de la inmunidad parlamentaria pero alegando el compromiso de que podría mantener su actividad como europarlamentario y por la no existencia de peligro que un país miembro de la UE pudiera hacer una detención como la que se ha producido.

Este primer escenario de quedar plenamente en libertad con opción de volver a su residencia de Bruselas es la que los abogados de Puigdemont consideran más factible. Pero en cualquier caso, quedaría abierta la opción de que se inicien los trámites de extradición y entrega a la justicia española.

Las fuentes consultadas indican que este trámite no se resolverá antes de varios meses y podría comportar la aceptación de la entrega pero también el rechazo definitivo. El tribunal italiano de Cerdeña tendrá que decidir también si se da este último caso si Puigdemont queda detenido a la espera de la resolución como ya pasó en Alemania o si espera en libertad la decisión judicial definitiva.

Conmoción en el independentismo catalán

Las reacciones sobre la noticia de la detención no se han hecho esperar con un impacto evidente en ámbitos del independentismo catalán. El exvicepresident del Parlament, Josep Costa, de Junts ha indicado en Twitter: "España acaba de provocar la detención de un eurodiputado por parte de otro estado miembro de la UE. Lo ha conseguido engañando al Tribunal de Luxemburgo, pues dijeron que eso no pasaría. la detención durará máximo unas horas, pero la vergüenza de España quedará para la historia ".

También desde ERC han expresado "todo el apoyo" al expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont, después de su detención en Cerdeña. En un tuit, el partido presidido por Oriol Junqueras ha asegurado que "la represión no se detiene". "Sólo hay un camino: amnistía y autodeterminación", afirmaron los republicanos.

Por su parte, Junqueras, ha expresado esta noche su apoyo al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont tras su detención en Cerdeña y ha reivindicado la amnistía, la autodeterminación y la independencia de Catalunya.

El president de la Generalitat, Pere Aragonès, también se ha manifestado en un tuit: "Ante la persecución y represión judicial, la más enérgica condena. Se debe detener. La amnistía es el único camino. La autodeterminación, la única solución. A tu lado, president Carles Puigdemont".

Por su parte, el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha criticado la detención del expresidente de la Generalitat mientras al mismo tiempo el rey Juan Carlos se encuentra "fugado" en Abu Dabi. "Reyes ladrones fugados en Abu Dabi y Presidentes electos detenidos en Cerdeña", ha denunciado en un mensaje en redes sociales.

Más noticias