Público
Público
partido popular

El PP busca ahora una reforma de la ley electoral que beneficie al partido más votado

Alberto Núñez Feijóo recupera la primera propuesta de Casado como presidente del partido. Una de las fórmulas que plantean es establecer por ley una prima de escaños al partido que obtenga más votos en unas elecciones.

Feijóo
El líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijoó, durante el acto de presentación de los candidatos autonómicos el pasado sábado en Zaragoza. EFE/ Javier Belver

El Partido Popular quiere ir más allá del ofrecimiento de pacto al PSOE para que gobierne la lista más votada y, según ha podido saber Público, plantea una reforma de la ley electoral que beneficie al partido ganador. "Una de las fórmulas posibles" en las que trabaja Génova, aseguran fuentes de la dirección nacional, es recuperar una propuesta que abordó en varias ocasiones el PP de Pablo Casado (2018 y 2019) para establecer por ley una prima de escaños al partido más votado. 

Acorralados por una demoscopia que liga su futuro a nuevos pactos con la extrema derecha, los populares llevan semanas insistiendo en un acuerdo tácito con el PSOE por el que ambos se comprometan a dejar gobernar la lista más votada. Pero este miércoles Alberto Núñez Feijóo dio un paso más y, desde Tarancón (Cuenca) se refirió a un cambio en la ley electoral para "que la lista más votada tenga un plus". "Si quieren", dijo interpelando al PSOE, "cambiamos la ley".

Fuentes del equipo de Feijóo confirman a este medio las intenciones del presidente del PP de proponer, en firme, una propuesta de acuerdo o de reforma legal para cambiar la legislación electoral. "Este sistema puede mejorar", aseguran. Lo harán antes de las elecciones del 28 de mayo y, en ningún caso, propondrán cambios que impliquen tocar la Constitución. 

La primera propuesta de Casado

El PP de Feijóo recupera así la primera propuesta de Casado como presidente del partido. Fue en julio de 2018, durante su primer discurso como líder del PP, cuando Casado ya planteó impulsar una reforma de la ley electoral que no implicase una modificación de la Constitución. El expresidente popular proponía que el partido más votado en las generales tuviese un bonus de 50 diputados (como sucede, por ejemplo, en Grecia; una medida que eliminó Syriza en 2016, pero que la derecha volvió a introducir en 2020). En esa misma intervención, Casado también puso sobre la mesa un sistema a doble vuelta. Desde la nueva dirección nacional de Génova aseguran que esta también es otra de las posibilidades que barajan.

La reforma del sistema electoral es un melón que se abre cada cierto tiempo. Con la ruptura del bipartidismo y la irrupción de nuevos partidos (Podemos, Ciudadanos y Vox) todos encontraron defectos al actual sistema. Pablo Iglesias y Albert Rivera denunciaban en su momento la falta de proporcionalidad en el reparto de escaños y el PP de Casado también pedía cambiar el sistema electoral "para no depender de los nacionalistas". Las dos veces que los populares promovieron la reforma, en 2018 y 2019, decayó. PP y PSOE también dieron al traste con la propuesta de Podemos y Ciudadanos. 

El brindis al sol de la lista más votada

Ahora, Feijóo recupera el debate sobre el sistema electoral a cuatro meses de los comicios municipales y autonómicos. Después de que el presidente del PP asumiese públicamente la posibilidad de reeditar pactos de gobierno con la extrema derecha, los populares llevan semanas responsabilizando al PSOE de sus alianzas con Vox e insisten en un acuerdo para que gobierne la lista más votada. Una propuesta que era "global", defendía Génova, pero que el presidente del PP circunscribió este miércoles solo al plano municipal y no al autonómico.

Lo cierto es que la estrategia desplegada por el PP estatal para que gobierne la lista más votada "en todos los sitios" choca con las expectativas electorales de algunas de sus comunidades autónomas, dónde solo ven posible gobernar pactando con Vox o con apoyos externos. Así, Feijóo evitó este miércoles comprometer a sus dirigentes autonómicos.

Además, los populares también se resisten a ponerlo por escrito. El coordinador del programa del PP, Íñigo de la Serna, aseguró este miércoles que solo incluirán su compromiso a dejar gobernar a la lista más votada el 28 de mayo si hay un pacto previo con el PSOE. "Es de sentido común que cuando hay un ofrecimiento sobre la lista más votada para que pueda ser aplicable tiene que haber reciprocidad. Es obvio", dijo de la Serna.

El equipo de Feijóo sostiene que él "siempre ha defendido que gobierne la lista más votada" y que no debería sorprender que recupere esta propuesta. Es más, aseguran que en diciembre de 2019 Feijóo se enfrentó a la dirección de Pablo Casado y defendió en la sede de Génova que el PP se abstuviese y dejase gobernar a Pedro Sánchez en solitario para evitar la coalición con Unidas Podemos. El PP votó en contra. 

Más noticias