Público
Público
Únete a nosotros

El PP se cierra en banda: no se abstendrá para investir a Sánchez

Los conservadores dan por hecho que el socialista fracasará y se niegan a volver a reunirse con Ciudadanos hasta que haya pasado el 5 de marzo, fin del debate de investidura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando (2d, de espaldas), junto al diputado José María Bermúdez de Castro (d), y el portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta (i), con el secretario general del grupo, Manuel Gutiérrez (2i), durante la reunión que han mantenido en el marco de las negociaciones para la sesión de investidura de la semana que viene, hoy en el Congreso. EFE/Kiko Huesca

MADRID.- El Partido Popular da por hecho el fracaso del líder socialista, Pedro Sánchez, para ser elegido presidente del Gobierno y por eso se ha citado con Ciudadanos para comenzar a negociar una vez se celebre el debate de investidura. Ello supone, por tanto, que no está dispuesto a abstenerse en la votación del mismo para permitirle gobernar.

El secretario general del grupo popular, José Antonio Bermúdez de Castro, ha avanzado esta próxima reunión "a partir del día 4" con Ciudadanos para iniciar una negociación, y ha apuntado que los representantes del partido de Albert Rivera han pedido a los 'populares' que conformen una comisión negociadora a tal efecto.

En declaraciones a los periodistas tras la reunión mantenida por los portavoces del PP y de Ciudadanos, Bermúdez también ha explicado que los 'populares' han trasladado a los representantes de C's su posición "clara, nítida y definitiva" de que votarán "no" a la investidura de Sánchez.

Preguntado sobre si esta cita a la que se han emplazado PP y Ciudadanos significa que el partido de Rivera también cree que Sánchez va a fracasar en la investidura a pesar de haber llegado a un principio de acuerdo con el PSOE, Bermúdez ha señalado que eso habrá que preguntárselo a los dirigentes de C's. Y ha insistido en que "la realidad" es que se han emplazado para negociar con Ciudadanos después del debate. "Parece sorprendente pero así ha sido", ha añadido.

Bermúdez ha expresado asimismo sus dudas de que el PSOE pueda conseguir un pacto transversal con Ciudadanos y Podemos: "Estarían entonces poniendo una vela a Dios y otra al diablo, porque tanto Podemos en relación a Ciudadanos como Ciudadanos en relación a Podemos han declarado que tienen proyectos incompatibles". Y han declarado también, ha señalado, que "en ningún caso" aceptarían un acuerdo "a dos bandas".

Se niegan a suprimir las Diputaciones

No ha querido adelantar Bermúdez si los populares aceptarían, para llegar a un acuerdo con Ciudadanos, las cinco reformas constitucionales que reclama ese partido, si bien ha recordado que cualquier cambio en la Carta Magna requiere del visto bueno del PP. 
"Todo el mundo sabe que la reforma constitucional solo sale con los votos del PP", ha señalado Bermúdez, quien sí se ha parado a criticar la propuesta de supresión de diputaciones.

En su opinión, Sánchez no ha consultado a los presidentes de diputación de su partido y a los más de 200 alcaldes que tiene, que "seguramente no están de acuerdo" con la supresión de estos organismos y ha puesto en duda que el líder socialista vaya a obtener el respaldo de la militancia con compromisos como éste.

Bermúdez de Castro: "Los españoles no quisieron otro gobierno, quisieron otro parlamento"

Las diputaciones, ha recalcado, "cumplen una función básica para los pequeños municipios", y por tanto no se puede tomar "sin más" la decisión de suprimir estos organismos, aunque sí ha admitido que se pueda estudiar mejorar su eficacia. Pero ha advertido de que estos organismos "son muy importantes para los habitantes del mundo rural, que merecen también tener unos servicios públicos equiparables a los de las ciudades".

José Antonio Bermúdez de Castro ha señalado que tras el debate de investidura -y dando por hecho el fracaso de Sánchez- los populares volverán a tener "la mano tendida" para la gran coalición entre PP, PSOE y Ciudadanos que llevan proponiendo desde después de las elecciones. Y el PP espera, ha añadido, que los demás estén a "la altura" y respondan al "mandato" que hicieron los electores, que "no fue un mandato de cambio, fue un mandato de pacto". "Los españoles no quisieron otro gobierno, quisieron otro parlamento, un parlamento que tuviera el diálogo como pauta de comportamiento", ha dicho.

Más noticias en Política y Sociedad