Público
Público

PP y Vox acusan a los partidos de la España Vaciada de servir a Sánchez y se autoproclaman defensores de lo rural

Los dirigentes populares y del partido ultraderechista coinciden en señalar que las candidaturas surgidas en varias provincias de Castilla y León son "marcas blancas" o "inventos" de la izquierda y que solo van a servir para apoyar al PSOE. 

El presidente nacional del PP, Pablo Casado, en una visita a la provincia de Palencia este fin de semana.
El presidente nacional del PP, Pablo Casado, en una visita a la provincia de Palencia el pasado fin de semana. David Mudarra

"Todo lo que esté fuera de esta sede son adversarios", señalaban hace unos días fuentes de la dirección nacional del Partido Popular (PP) en Génova. La máxima de la formación que lidera Pablo Casado se está cumpliendo. Los populares buscan trifulca política ya no solo con la izquierda sino con sus socios potenciales de Vox y sus antiguos socios de Ciudadanos.

Los ataques se han extendido también, en el marco de las elecciones de Castilla y León, a las candidaturas provinciales de la llamada España Vaciada. Desde la cúpula de los populares consideran a las plataformas surgidas como un "invento de la izquierda" y una estrategia dirigida para apuntalar la presidencia de Pedro Sánchez. Además, intentan mostrase como defensores del mundo rural y el campo. Unas valoraciones que en este caso comparten plenamente con el partido ultraderechista. 

Consideran en Génova que la creación de estos partidos no les afectará electoralmente en los próximos comicios autonómicos. El 13 de febrero, la ciudadanía castellanoleonesa podrá votar a las candidaturas de la España Vaciada de Palencia, Salamanca, Burgos, Valladolid y Soria ¡Ya!. A ellas se suman las ya existentes de Por Ávila e Unión del Pueblo Leonés, ambas con representación parlamentaria y surgidas de manera independiente a la reciente plataforma. La primera, de hecho, surge por una escisión de los populares. En Segovia ha surgido otra, de manera independiente a la coordinadora de España Vaciada y que se llama Somos Segovia. Únicamente Zamora se ha quedado sin una candidatura puramente provincial. 

Las encuestas publicadas hasta el momento dan cierta representación a estos partidos. Por ejemplo, en la última, publicada por La Razón, se barajan hasta 7 escaños repartidos entre todas ellas. Unos números que podrían ser decisivos si hay un resultado ajustado. En este contexto, la ultraderecha de Vox ya ha avisado a los populares de que su intención es entrar en el Gobierno autonómico si todos los sondeos que les otorgan mayoría a ambas fuerzas políticas se cumplen. 

Desde la plataforma, según afirmaron sus candidatos a Público, no quieren definir a quién darían sus votos para la investidura. Ni siquiera descartan apoyar al actual presidente, Alfonso Fernández Mañueco. "Para dar nuestros votos, tendremos que valorar cuál es el programa que más nos importa. Lo que veamos que va a transmitir más a las personas en ese momento, apoyaremos", señalaba, por ejemplo, José Ramón González, cabeza de lista de la candidatura España Vaciada Vía Burgalesa.

El mayor encargado de transmitir el intento de degradación de la España Vaciada ha sido el secretario general del PP, Teo García Egea. El dirigente de los populares ha usado el apoyo dado por Teruel Existe a la investidura de Sánchez para atacar a los partidos creados recientemente. Tomás Guitarte y otros dirigentes de la formación turolense participaron en la presentación de candidaturas de la plataforma para Castilla y León. Los perfiles de los candidatos de estos partidos son diversos. Cristina Blanco, candidata por Valladolid, perteneció a Cs y Verónica Santos, de Salamanca, a Podemos. Pero la mayoría no cuentan con adscripción política previa. 

"Para lo que ha servido Teruel Existe es para apoyar a Sánchez. Para poner a Garzón como ministro. Y es para lo que servirán, si es que sirven para algo, plataformas tipo Soria y el resto de la España vaciada que estamos conociendo", destacó hace unos días García Egea en una visita a una empresa de Burgos. Días antes había incluso desprestigiado el nombre de la plataforma. "No hay una España vaciada, hay una España llena de oportunidades, hay ministerios y políticos vacíos como Garzón", apuntó en el marco del Congreso de su partido en Castilla y León. 

"El PP ha nacido en las aldeas y en los pequeños municipios", señalan desde Génova

Los populares quieren erigirse como los genuinos representantes del mundo rural. "El PP lucha por el mundo rural mucho más que estos partidos de nuevo cuño solo pretenden apuntalar el proyecto de Pedro Sánchez", insistía García Egea.

"El PP ha nacido en las aldeas, en los pequeños municipios", añadió, criticando que la plataforma venga a "reinventar la rueda". Por ello, la precampaña electoral ha estado llena de imágenes campestres de Casado y otros dirigentes, también al calor de la falsa polémica alimentando el bulo contra el ministro Garzón y su inventado ataque a la ganadería. 

Pese a estos ataques constantes que podrían reflejar cierta inquietud, el PP se ha esforzado en transmitir que no les preocupa en exceso la participación electoral de la España Vaciada, ya que consideran que restarán votos a la izquierda. "Estas formaciones tienen como objetivo sostener al sanchismo", dijo Mañueco hace unas semanas al respecto.

El presidente autonómico incurre en una cierta contradicción con esta concepción de la España Vaciada porque al mismo tiempo de acusarla de ser "muleta del sanchismo" considera que su aparición responde a las políticas del actual Gobierno. "Estas cosas ocurren por la nefasta política de Sánchez. Está desmembrando el proyecto global de país. No tiene un proyecto global para el país. Y en esa situación se produce una grieta que es por donde pueden entrar este tipo de partidos", dijo en una reciente entrevista publicada en El Confidencial. Por su parte, Casado señalaba este lunes en una entrevista que rechazar los "intereses y propuestas localistas" porque lo que hace falta en España es "una estrategia nacional". 

Vox comparte el discurso

A pesar de la apariencia de tensión entre Vox y el PP de los últimos días, curiosamente, el argumento de los populares es compartido casi palabra por palabra por la ultraderecha. Su portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros ya avisó hace unos meses que estas candidaturas iban a ser una "marca blanca" de la izquierda. Poco antes, el partido que lidera Santiago Abascal había montado un evento con aires folklóricos. Varios expertos comentaron entonces a Público que este tipo de candidaturas podrían perjudicar electoralmente a Vox. Ese término, "marcas blancas", también ha sido usado por la portavoz parlamentaria del PP, Cuca Gamarra

El mensaje se ha ido repitiendo en algunos actos de los últimos días. Este sábado, el secretario general ultraderechista, Javier Ortega Smith, lo repetía en Palencia, acusando al PSOE de crear esas "marcas blancas" para "presentarse en aquellos lugares "en donde la gente ya no se cree sus promesas y seguir aferrados al poder".

El partido ultraderechista también ha intentado figurar como un firme defensor del campo y la agricultura. Llamativa fue la presencia de algunos de sus principales dirigentes, como Rocío Monasterio, en una manifestación celebrada este fin de semana. Unas imágenes que generaron todo tipo de comentarios y memes en las redes sociales. A la protesta también acudieron representantes del PP y Cs. 

El partido naranja se ha mostrado menos beligerante con este tipo de candidaturas aunque también las ha criticado porque puedan servir como "trampolín". En todo caso, sí reconocen desafección. "Los principales causantes de esto son los partidos tradicionales como el PP y, sobre todo, quien ha alimentado esto es Mañueco. Lo que no puedes hacer es utilizar tu comunidad como felpudo de otro señor (...) Es una consecuencia de nuestro mal sistema de gobernanza y de una falta de reflexión sobre el funcionamiento del parlamentarismo", señaló el candidato y exvicepresidente autonómico, Francisco Igea, en una entrevista con este medio. 

Más noticias