Público
Público

Los progresistas cierran filas en torno a Irene Montero en el Congreso frente a la "violencia política" de PP y Vox

La ministra se ha visto obligada a condenar desde su escaño los ataques de estas formaciones, especialmente de la ultraderecha, que hoy ha vuelto a dar un paso más en esta senda contra el feminismo e Igualdad.

23/11/2022.- La ministra de Igualdad, Irene Montero, interviene en el Congreso para responder a Vox. EP
La ministra de Igualdad, Irene Montero, interviene en el Congreso para responder a Vox. Fernando Sánchez / Europa Press

El nombre de la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha copado la mayoría de las intervenciones de PP y Vox durante el debate de los Presupuestos en el hemiciclo, que comenzó el pasado lunes y culminará este jueves con la previsible aprobación de las cuentas públicas.

La rebaja de algunas penas a condenados por delitos sexuales e incluso la excarcelación de violadores tras la entrada en vigor de la ley del solo sí es sí ha sido el nuevo motivo empleado por estas formaciones para atacar tanto a la titular de Igualdad como a su departamento, tal como vienen haciendo desde el inicio de la legislatura.

Este miércoles, con la intervención de la propia ministra en el pleno para explicar su partida presupuestaria, esas críticas no solo se han repetido sino que han subido un nuevo peldaño en la cadena de los ataques a Montero a pesar de que la Fiscalía ha dado la instrucción para no rebajar las penas a los agresores sexuales en aplicación de dicha norma.

La diputada popular Marga Prohens ha insistido en el cese de la titular de Igualdad, a quien ha acusado de ser la "responsable única de las rebajas de pena a violadores". "No son jueces fachas ni es una conspiración contra usted", ha afeado para pedir que revise la ley, una decisión que el Gobierno valorará después de que el Supremo se pronuncie sobre la ley.

Pero la parlamentaria de Vox Carla Toscano, en su ya particular estilo agresivo y faltón, ha ido un paso más allá desde la tribuna al llamar a Montero "libertadora de violadores" y señalar que su "único mérito es haber estudiado en profundidad a Pablo Iglesias".

Estas palabras han propiciado en primer lugar golpes en los escaños de las bancadas de PSOE, Unidas Podemos, ERC y EH Bildu, la mitad de las fuerzas que en ese momento ocupaban sus asientos, al grito de "vergüenza" y "no es no", unos gestos respondidos por la ultraderecha con ironía, pues sus diputados han pronunciado desde su escaño la palabra "libertad". 

Asimismo, la propia ministra ha solicitado intervenir para pedir que "se incorpore al diario de sesiones la violencia política que se está ejerciendo en este momento en la sede de la soberanía popular para que no se borre, para que después de mi no venga ninguna, para que todo el mundo pueda recordar la violencia política y a quienes la ejercen, y también para que se pueda saber que las feministas y las demócratas somos más y le vamos a parar los pies a esta banda de fascistas [señalando a los diputados de Vox] con más derechos".

Acto seguido, decenas de diputados pertenecientes al PSOE, Unidas Podemos, ERC y EH Bildu se han levantado para mostrar su apoyo a la ministra en un aplauso que se ha prolongado durante dos minutos. También la diputada de Cs Sara Giménez ha aplaudido ligeramente desde su escaño mientras que los parlamentarios del PP se han mostrado impasibles al momento. La ministra, visiblemente emocionada, ha hecho lo propio en señal de agradecimiento.

Previamente, su compañera de filas, la diputada morada Sofía Castañón, ataviada con una camiseta bajo el eslogan "sólo sí es sí" ha puesto énfasis en los ataques de las derechas por la "existencia del un movimiento feminista autónomo", el Ministerio de Igualdad y la propia Irene Montero. Y es que, según ha explicado, esta última es "todo lo que al poder elitista y autocrático le molesta. Está peleando cada derecho con perseverancia y resistencia. Les puede tanto esa misoginia y retintín de clase que les permite ejercer la violencia contra la ministra. Los avances están pasando a la historia y no vamos a dejar que se nos rebate ni uno", ha espetado.

Asimismo, la parlamentaria socialista Laura Berja ha reprochado las palabras de Carla Toscano, que en ningún momento las ha retirado. "Señora Toscano, no es digna de este Congreso", ha añadido para poner en jaque nuevamente el "machismo terrible" ejercido por Vox y seguido por el PP en el Congreso.

Poco después, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y otros compañeros del Consejo de Ministros, como María Jesús Montero, Pilar Alegría, Ione Belarra o Alberto Garzón, además de diputados de otras formaciones, han mostrado de forma rotunda y tajante su apoyo a la titular de Igualdad en redes sociales.

Más noticias