Público
Público

El PSOE rehabilita a Zapatero

Valenciano y otros miembros de la Ejecutiva de Rubalcaba arroparán al expresidente durante la conferencia que pronunciará hoy en Madrid. El domingo, el partido le otorgará un premio por su apuesta por el matrimonio igualitario.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Desde el primer día de la legislatura el PSOE y su labor de oposición han sido víctimas de la polémica herencia recibida del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Así se lo han recordado una y otra vez desde el actual Ejecutivo en diferentes debates parlamentarios o cada vez que han planteado una propuesta económica. El expresidente parece ser el origen de todos los males, sobre todo a raíz de ese fatídico mayo de 2010 en el que se plegó a las exigencias de Bruselas.

Esta circunstancia, unida al deseo del propio Zapatero de mantenerse en un segundo plano, ha hecho que desde entonces los socialistas hayan tratado de mantener las distancias con su propio pasado. Como en otros acontecimientos a los que ha acudido desde entonces, así ocurrió hace apenas dos semanas en el acto al que el anterior jefe del Ejecutivo asistió como invitado con motivo de la presentación del libro de quien fuera su ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. Allí se pudo ver a otros ministros de su Gabinete, pero la dirección del partido tan sólo estuvo representada por la portavoz parlamentaria, Soraya Rodríguez. 

Esta semana, en cambio, los socialistas parecen decididos a aprovechar la celebración del Orgullo LGTB para empezar a reivindicar de nuevo a su anterior líder, y se prestan incluso a escenificar ese apoyo en diversos actos públicos. Los socialistas reconocen que si por alguna iniciativa es conocido Zapatero a nivel internacional es por su labor por la igualdad y por su defensa de los derechos civiles. Y así, en esta semana en la que gays, lesbianas, transexuales y bisexuales volverán a salir a la calle en contra de la discriminación, el PSOE ha visto la oportunidad de comenzar a reconocer ese legado. 

La primera puesta en escena tendrá lugar esta misma tarde en Madrid. Zapatero pronuncia una conferencia en el Club Siglo XXI, el mismo escenario en el que lo hizo hace justo dos semanas otro expresidente, José María Aznar. Y allí estarán, entre otros dirigentes socialistas, la número dos del partido, Elena Valenciano, y otros miembros de la Ejecutiva de Alfredo Pérez Rubalcaba como la secretaria de Igualdad, Purificación Causapié; la de Economía, Inmaculada Rodríguez Piñero; o la de Participación, María González Veracruz. El secretario general no irá porque a la misma hora del acto tendrá que estar en el Congreso votando y celebrando la aprobación de la proposición no de ley acordada con el PP para llevar una posición común al Consejo Europeo del jueves. 

Pero el gran reconocimiento de la Ejecutiva del PSOE al trabajo de Zapatero se dará el domingo, en un acto en Ferraz en el que la dirección socialista entregará al expresidente el primer premio Carmen Cerdeira. Según explicó ayer Valenciano, el galardón pretende premiar 'a la diversidad, a las personas e instituciones que se han distinguido en su defensa por los derechos civiles, por la promoción de la igualdad de trato y la no discriminación'. Y por este motivo han decidido otorgárselo al expresidente socialista, 'por toda su trayectoria y en particular por su apuesta decidida por los matrimonios entre personas del mismo sexo'.

Cerdeira, fallecida en el año 2007, fue la primera dirigente del PSOE que puso en marcha los grupos de trabajo con personas de minorías étnicas y la primera que trabajó con los grupos de gays y lesbianas dentro del partido, según destacó la mano derecha de Rubalcaba. 

Zapatero acudió el pasado sábado a un acto en las afueras de París organizado por el Consejo Nacional de la Resistencia Iraní (CNRI), principal organización opositora al régimen del Estado islámico. Allí criticó la falta de libertades del régimen de Teherán e insistió en que hay que combatir la discriminación de las mujeres. 'La democracia no tiene por qué ser un invento occidental, es una exigencia de la condición humana', subrayó, en una alocución de poco más de cinco minutos en la que en vez de atacar directamente a las autoridades iraníes, lo hizo con alusiones.

Asimismo, el exjefe del Ejecutivo se felicitó del 'papel tan importante' que tiene la mujer en la oposición iraní. 'La dominación y discriminación en contra de las mujeres es la peor expresión del absolutismo', explicó. Asimismo, consideró 'intolerable' la situación que padecen millones de mujeres cuando 'nada justifica' su sometimiento, y añadió que 'en defensa de los derechos humanos hay que trabajar con las mujeres'.

En el acto de Villepinte había una delegación de senadores y diputados españoles (ninguno de ellos del PSOE), así como el eurodiputado del PP Aleix Vidal Quadras, uno de los principales valedores de la oposición iraní entre la clase política española.