Público
Público

PSOE y Unidas Podemos El acuerdo de la Mesa del Congreso facilita las negociaciones sobre el futuro gobierno

Podemos cree que este primer entendimiento es "un buen punto de partida" para llegar a un acuerdo estable aunque no hay claros movimientos de sus posiciones iniciales. El PSOE baraja distintos niveles de colaboración en la estructura de Gobierno, pero no un Ejecutivo de coalición. Iglesias rechaza esta fórmula y también descarta separar la negociación para la investidura de Sánchez de la negociación.

Publicidad
Media: 4.36
Votos: 11

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez en el Palacio de la Moncloa / Moncloa

El acuerdo que han cerrado PSOE y Unidas Podemos sobre la Mesa del Congreso allana el entendimiento entre las dos formaciones sobre el futuro gobierno. Ambas partes coinciden en que las relaciones son muy positivas y que son los socios naturales. Pero también coinciden en que no hay un gran movimiento de sus posiciones iniciales: los socialistas quieren un gobernar en solitario y los de Pablo Iglesias aspiran a conformar uno de coalición. Cada formación tiene puntos en su contra para no llegar a un acuerdo: para el PSOE puede ser difícil de explicar que entren en gobiernos de coalición en Comunidades Autonómas y Ayuntamientos mientras que rechazan formarlo a nivel estatal. El electorado de Unidas Podemos no entendería que bloquearan la investidura de Pedro Sánchez

"Tiempo y precaución" son las dos palabras que más suenan entre los dirigentes de Unidas Podemos cuando se les pregunta por las negociaciones sobre el gobierno. Sin embargo, fuentes de Unidas Podemos señalan que creen hay posibilidades de llegar a un acuerdo sobre un gobierno de coalición. Iglesias y Sánchez mantienen conversaciones habituales y las relaciones cada vez van a mejor; consideran que este pacto demuestra que se pueden poner de acuerdo. Además, los futuros pactos autonómicos y municipales son claves para ellos e intentarán vincular las negociaciones, sobre todo en Comunidades Autónomas en las que puede haber mayoría de izquierdas como Madrid, Aragón, Baleares, Canarias o Extremadura.

El desarrollo de la negociación de la Mesa del Congreso creen que facilita el entendimiento. Según las fuentes consultadas, ha sido un proceso sin dificultades y con voluntad de acuerdo desde el principio. Además, al igual que ocurre con los líderes de las formaciones, también son conocidas las buenas relaciones entre Adriana Lastra e Irene Montero que han tomado la batuta en esta primera negociación. De hecho, los de Iglesias ven con muy buenos ojos a la candidata a la Presidencia de la Mesa del Congreso. Meritxell Batet siempre ha sido una de las ministras que más ha gustado entre el grupo confederal y hoy Iglesias la ha valorado como una mujer "mujer brillante" con "capacidad de diálogo y llegar a consensos". También mantienen conversaciones el secretario de Organización y uno de los responsables del acuerdo presupuestario, Pablo Echenique, con algunas ministras como María Jesús Montero. 

Podemos cree que hay posibilidades de negociar el gobierno de coalición

El secretario general de Podemos, además, ha explicado tras recoger su acta como diputado que el acuerdo es un "buen punto de partida". El partido morado ha conseguido la vicepresidencia primera de la Mesa del Congreso, puesto que lo ocupará Gloria Elizo, y la secretaría primera, que será para Gerardo Pisarello. El PSOE tendrá tres puestos y con éstos dos de Unidas Podemos consiguen mayoría. Aún así queda la votación en el Congreso y el riesgo de que una posible alianza entre PP, Ciudadanos y Vox eche por tierra los planes de las formaciones. La suma de las derechas puede arrebatar la mayoría de la Mesa aunque, de momento, no se prevé este pacto. 

Sobre las negociaciones Iglesias también ha aclarado que no contemplan apoyar la investidura de Sánchez si no se llega a un acuerdo general. "En política no hay cheques en blanco", ha advertido esta misma mañana. Desde Unidas Podemos defienden que no piden ninguna imprudencia: "Somos dos formaciones políticas diferentes, pero creo que es evidente que hay una mayoría social que nos está pidiendo que nos pongamos de acuerdo para gobernar", ha reflexionado el secretario general de Podemos en Al Rojo Vivo

El PSOE valora distintos niveles de colaboración

Fuentes socialistas siguen remitiendo cualquier decisión y negociación sobre un hipotético gobierno de coalición de Unidas Podemos a después del 26 de mayo y, como aseguró el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ahora sólo están centrados en la campaña electoral y en la constitución de las Cortes. De hecho, Sánchez no dijo una palabra sobre futuros pactos durante su intervención a puerta cerrada en la Ejecutiva Federal del PSOE de este viernes, limitándose a informar y a explicar su propuesta de elección de las Mesas de Congreso y Senado. Ábalos insistió en que hay que esperar a que pasen las elecciones "porque determinarán ya definitivamente un marco de gobernabilidad que, después, habrá que explorar".

Podemos rechaza estar sólo en Secretarías de Estado y direcciones generales y vinculan las negociaciones con un acuerdo programátcio

Las fuentes consultadas sí admiten que las negociaciones que ha habido con Unidas Podemos para la negociación de la Mesa el Congreso han sido positivas y que hay un clima positivo y de entendimiento entre ambos partidos.

Ven más difícil que esto se traslade a un posible gobierno de coalición donde haya miembros del partido de Iglesias con cartera. Más bien, según las citadas fuentes, se están valorando distintos niveles de colaboración a nivel gubernamental, es decir, que se puedan incorporar dirigentes del partido morado a la estructura de Gobierno en distintos cargos de responsabilidad, que podrían llegar hasta alguna Secretaría de Estado, pero no en el Consejo de Ministros. Una posición que, de momento, no le basta a Unidas Podemos ya que quieren negociar todo el plan de gobierno. Lo primero, un acuerdo programático en el que se planteen medidas como intervenir los precios del alquiler de viviendas, garantizar "salarios dignos", actualizar las pensiones según el IPC y crear una empresa pública de energía. Lo segundo, negociar todos los niveles de Gobierno y los ministerios 

Todo ello, sin embargo, tanto Podemos como PSOE reconocen que se verá condicionado por el resultado electoral de las elecciones municipales y autonómicas, y los gobiernos autonómicos y ayuntamientos en los que ambas formaciones puedan suman mayoría absoluta para gobernar.

Más noticias en Política y Sociedad