Público
Público

Varias autonomías serán claves para el pacto de gobierno entre PSOE y Unidas Podemos

Unidas Podemos liga los resultados de las elecciones del 26-M con la formación del futuro Ejecutivo. En Comunidades como Madrid, Aragón, Baleares, Canarias o Extremadura serán claves para los futuros gobiernos autonómicos.

Publicidad
Media: 4.89
Votos: 9

 El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos Pablo Iglesias, en reunión tras el 28-A en el Palacio de la Moncloa. - EFE/Luca Piergiovanni

La segunda vuelta de las elecciones generales será el 26-M. Otra prueba para los partidos y para que el bloque progresista mantenga su mayoría frente a las derechas. Pero el futuro del gobierno estatal también está en el punto de mira. Unidas Podemos será clave para los pactos en varias comunidades y Pablo Iglesias ya avisó durante el acto de inicio de campaña que así sería: "Del resultado de las elecciones municipales, autonómicas y europeas va a depender en buena medida que tengamos un gobierno de izquierdas de verdad", advirtió.

El líder de Podemos y el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se reunieron la semana pasada. Poca información se ha conocido de la conversación entre los dirigentes. Sólo que hay una declaración de intenciones de llegar a un acuerdo, pero el partido morado sigue pidiendo un gobierno de coalición mientras que el PSOE se mantiene en su posición inicial de gobernar en solitario. Entre medias hay opciones como llegar a firmar un pacto programático y un acuerdo sobre independientes cercanos a Podemos que puedan tener altos puestos en algunos ministerios. Lo único claro es que no sabremos cuál será la formación hasta que pasen las elecciones del 26-M.

Podemos tiene muy difícil llegar a liderar algún gobierno autonómico pero sí será la llave para la formación de muchos de ellos. Las conversaciones avanzan en la Comunidad de Valencia para reeditar el pacto del Botànic, y todo apunta a que serán claves, como mínimo, en Madrid, Aragón, Baleares y Canarias. Podemos tiene a su favor el rechazo de parte del electorado a un pacto entre Ciudadanos y PSOE e insistirá en esta amenaza para los gobiernos autonómicos, aunque hay en algunas autonomías en las que los dirigentes socialistas se encuentran más distanciados del partido naranja que en otras e incluso las hay en las que tienen difícil sumar para llegar a la mayoría. Podemos se alza así como necesario para los gobiernos autonómicos y las negociaciones se enlazarán con las del Ejecutivo.

La pretensión es entrar en todos los gobiernos de coalición que se pueda. "Las elecciones son para ganar. Y si no se ganan, para gobernar", aseguran desde el entorno de Iglesias. Aún así serán los Consejos Ciudadanos Autonómicos y los inscritos de la formación morada los que decidirían si entrar en los gobiernos o no.

En la Comunidad de Madrid las tres izquierdas tendrán que negociar el gobierno

Según los resultados del CIS, el PSOE podría gobernar en buena parte de los territorios con el apoyo de las coaliciones que han formado Podemos, IU u otros partidos de izquierdas. Es el ejemplo de la Comunidad de Madrid. Ángel Gabilondo podría ser presidente con los votos de Isabel Serra e Iñigo Errejón. La suma de las derechas no llega para formar gobierno por la bajada del PP y con Vox al borde de quedarse sin representación. Tampoco se prevé un pacto entre los socialistas y Ciudadanos en la región ya que es uno de los territorios en el que los dirigentes de las izquierdas han mostrado su disposición a llegar a pactos postelectorales. La región de la capital es la principal batalla para la izquierda por la importancia que adquiere su gestión y por la clave interna y simbólica tras 24 años de gobierno del PP.

Los socialistas en Aragón también podría gobernar si suman a las izquierdas. Javier Lambán ha estado en el poder con una coalición de PSOE y CHA y ahora para revalidar gobierno necesita sumar el apoyo de Podemos e IU. La mayoría absoluta está fijada en 38 escaños y las fuerzas de izquierdas podrían sumar - por lo alto - hasta estos diputados: el PSOE tendría entre 20 y 22 escaños, Podemos entre 10 y 12, IU 3 y la Chunta estaría entre ningún o un diputado. El pacto de PSOE y Ciudadanos no lograría llegar a la mayoría ya que el partido naranja se quedaría entre 9 y 10 por lo que ambos sumarían 32 escaños. Ni siquiera llegarían si contaran con el PAR que obtendría entre 3 y 4 diputados.

En pacto de izquierdas en Baleares que preside el PSOE podría reeditarse con el Més y Podemos

El pacto de izquierdas que preside Francina Armengol en Baleares con el Més y Podemos podría reeditarse. La mayoría del parlamento balear está en 30 diputados y las tres fuerzas suman entre 35 y 31 escaños. El PSOE obtendría entre 17 y 19 escaños y no llegaría a la mayoría en un pacto con Ciudadanos que se quedaría en los 9 o 10 escaños. Un último actor político podría llegar a ser decisivo si los números cambian. El CIS otorga entre 2 y 3 escaños a Proposta por les Illes (Pi), un partido de centro-derecha con fuerte carácter autonomista que podría tener en sus manos decidir entre los dos bloques. 

En Canarias también entran en juego más actores. La mayoría absoluta se encuentra en los 31 escaños y el voto está muy repartido: el PSOE ganaría con unos 20 o 23 diputados pero para gobernar necesitaría a Podemos (6 - 8) y Nueva Canarias (4 - 7). También podría decantarse por intentar un acuerdo con Coalición Canarias que obtendría entre 12 y 15 diputados pero que, al menos en el plano estatal, rechaza apoyar un gobierno en el que esté el partido morado. 

El PSOE y Podemos no suman en La Rioja, pero sí con el Partido Riojano. Los socialistas tienen una horquilla de entre 12 y 14 escaños y Unidas Podemos entre 2 y 3. Necesitarían los votos de los dos o tres diputados que son posibles del PR y que serían decisivos ya que la suma de las derechas también está cerca de la mayoría absoluta que se encuentra en 17 escaños. 

Castilla La Mancha también estará en el punto de mira por ser el único gobierno autonómico de coalición entre el PSOE y Podemos. Pero no ha obtenido todos los resultados esperados y no se descarta que García-Page decida mirar a su derecha para pactar con Ciudadanos: "Hay un espacio de consenso" con el partido naranja consideró el socialista esta semana. Según el CIS, opciones tendría: el PSOE estaría entre los 15 y 18 escaños y Podemos y Ciudadanos entre los 2 y 3.

En el resto de Comunidades Autónomas las sumas de las izquierdas son más complicadas y el peso cae en partidos regionalistas o el bloque las derechas tiene al alcance de su mano el poder. Cada vez está más claro que ganar unas elecciones no significa gobernar y el 26-M se prevé como otra prueba de esta consigna.

Más noticias en Política y Sociedad