Público
Público
Únete a nosotros

Rey Juan Carlos El rey Juan Carlos anuncia su retirada de los actos institucionales desde el 2 de junio

El monarca, que aparece en los audios de Villarejo acusado de cobrar comisiones ilícitas y esconder fondos en Suiza, completará su retirada de la vida pública al cumplirse cinco años de la abdicación.

Publicidad
Media: 1.67
Votos: 3

El rey Juan Carlos anuncia su retirada de la vida pública desde el 2 de junio

El rey Juan Carlos ha anunciado su voluntad y deseo de dejar de desarrollar actividades institucionales y completar su retirada de la vida pública a partir del 2 de junio al cumplirse cinco años de la abdicación, según un comunicado de La Zarzuela.

El rey emérito ha comunicado a su hijo, Felipe VI, esta decisión mediante una carta en la que recuerda que se cumplen cinco años de esa abdicación y subraya que cree llegado el momento de "pasar una nueva página en mi vida".

"Desde el año pasado, cuando celebré mi 80 cumpleaños, he venido madurando esta idea, que se reafirmó con motivo de la inolvidable conmemoración del 40 Aniversario de nuestra Constitución en las Cortes Generales", añade en la carta, en la que asegura que se trata de una "firme y meditada convicción".

Su última actividad institucional fue, el día 17 de mayo, la entrega del Premio Órdenes Españolas 2019 al historiador Miguel Ángel Ladero en el Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

De este modo, tras 39 años de reinado y cinco en una situación de retiro parcial en la que sus funciones no llegaron a ser reguladas, el monarca –señalado por Corinna en unas conversaciones que salieron a la luz el pasado mes de julio– da el paso atrás definitivo y se aparta de la agenda de Zarzuela en la que, con cada vez menos frecuencia, venía participando.

El Gobierno y la Casa Real anunciaron la abdicación de Juan Carlos I el 2 de junio de 2014, si bien no se hizo efectiva hasta el 18 de junio, cuando sancionó la Ley Orgánica que materializaba el ascenso al trono de Felipe VI. Un día después, éste fue proclamado en las Cortes como nuevo Rey de España.

La noticia llegó en el epicentro de una grave crisis reputacional para la Corona azuzada por la instrucción judicial del caso Noós por el que acabaría condenado y en prisión Iñaki Urdangarín, marido de la Infanta Cristina. Ella se sentó en el banquillo, aunque finalmente, el tribunal la exoneró.

El rey emérito aparece en los audios de Villarejo

El año pasado, los actos del rey emérito se redujeron a 22, una decena institucionales, como la imposición a la Princesa de Asturias del Toisón de Oro, y Juan Carlos tuvo que lidiar con un frente más. En julio se difundieron unos audios grabados por el comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo en los que su otrora amiga Corinna Larsen le acusaba de cobrar comisiones ilícitas, esconder fondos en Suiza y utilizarla como testaferro. Pasaron seis meses hasta que volvió a participar en un acto oficial junto a Felipe VI.

Aquellas grabaciones motivaron la apertura de una pieza separada en la causa que ya investigaba al comisario en la Audiencia Nacional, si bien finalmente la parte tocante a las acusaciones sobre el rey Juan Carlos fue archivada porque, de ser verdad, habrían tenido lugar cuando él gozaba de inviolabilidad.

No obstante, siguen abiertas las diligencias sobre las empresas que pudieron participar en aquellos negocios de los que hablaba Corinna, sobre el papel del ex policía y sobre ella misma, según las fuentes jurídicas consultadas por Europa Press. En su condición de emérito, el Rey es aforado desde que se reformó la ley en 2014, es decir, sólo responde ante el Tribunal Supremo.

Más noticias en Política y Sociedad