Público
Público

Sesión de control al Gobierno Sánchez: "Ábalos evitó una crisis diplomática con su intervención"

El presidente del Gobierno defiende al ministro de Transporte en la primera sesión de control al Gobierno de la legislatura. Sánchez insta a Pablo Casado a que "no sea el eco de la ultraderecha, sea el eco de la gente que votó una opción moderada".

Pedro Sánchez sesión de control Congreso
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la sesión de control al Gobierno / EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha sometido a la primera sesión de control al Gobierno de la XIV Legislatura. En el Congreso, el líder del Ejecutivo se ha sometido a las preguntas de los líderes de PP, Vox y ERC, Pablo Casado, Santiago Abascal y Gabriel Rufián. 

La sesión plenaria de este martes ha estado volcada en la reunión que mantuvo el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez en el Aeropuerto de Barajas. El primero en poner sobre la mesa de forma directa esta cuestión ha sido Abascal, que ha interpelado al presidente para preguntarle si fue él la persona que dio la orden de reunirse con Rodríguez y "evitar su dentención".

"El señor Ábalos hizo su deber, que fue evitar una crisis diplomática", ha respondido Sánchez, defendiendo al ministro de Transporte, que posteriormente ha protagonizado un duro enfrentamiento con diputados del PP, Vox y Ciudadanos, que llegaron a proferir gritos de "dimisión" en el hemiciclo.

"Un ministro acude de madrugada al aeropuerto a ver a una ministra de un gobierno 'narcocomunista' y evita su detención. Si usted dio la orden, dimita; si la dio su vicepresidente, dimitan ambos; y si se la dio Maduro, váyanse todos. Todo está en orden, de Gobierno ilegítimo a gobierno ilegal de Venezuela", ha respondido Abascal.

El líder de la formación de ultraderecha ha rematado su intervención acusando al Ejecutivo de "deslegitimar a cuatro millones de votantes para ocultar que está encamado con los comunistas y los proetarras".

"A usted no le importan España y Venezuela. La derecha nos conmueve; dicen que se preocupan por Venezuela y luego estigmatizan a inmigrantes. Dicen ser un partido defensor de España, claro que sí, pero financiado con dinero iraní", ha contestado Sánchez, que le ha recordado a Abascal unas declaraciones de Guaidó en las que manifestó sus buenas relaciones con el Gobierno de España. El presidente se ha referido a este último como el "líder de la oposición" en Venezuela.

Sánchez tiende la mano a Casado en pactos de Estado

Antes del debate con el presidente de Vox, Sánchez ha protagonizado su primer cara a cara de la legislatura con Pablo Casado en una sesión de control. El líder del PP le ha preguntado si el presidente del Gobierno está dispuesto a "respetar el Estado de Derecho". "Por supuesto que sí. Lo he hecho siempre y siempre lo haré", ha respondido el líder socialista.

Casado ha acusado a Sánchez de no respetar la Constitución y ha mencionado la reunión de Ábalos con la vicepresidenta venezolana: "Está sobrepasando los límites. No se puede decir en España que la ley no basta. Podrá estar de acuerdo o no con esa ley, pero no puede desobecerla. A tiempo está de no seguir los pasos de Maduro. Cumpla la ley y hágala cumplir, que no es mucho pedir en democracia".

Al 'consejo' del presidente del PP, el líder del Ejecutivo ha respondido con otro 'consejo': "Entendía que después de dos elecciones generales el año pasado y haber perdido cinco en un año, usted cambiaría la estrategia de oposición, pero veo que no. No sea usted el eco de la ultraderecha, sea el eco de las personas que votaron una opción moderada", ha afirmado, instando a Casado a llegar a dialogar para llegar a acuerdos de Estado como la renovación del Poder Judicial, el Pacto de Toledo o la financiación autonómica.