Público
Público

Sánchez: "Díaz no es una china en mi zapato, no saltará a Madrid"

El secretario general del PSOE abre la puerta a Ciudadanos: "Es la nueva derecha, tal vez, con la que se pueda hablar". 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

La candidata del PSOE en las autonómicas andaluzas, Susana Díaz, con el secretario general socialista, Pedro Sánchez, en el mitin de cierre de campaña. REUTERS

MADRID.-  "Susana Díaz no es una china en mi zapato, no saltará a Madrid", ha afirmado el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en una entrevista.

"Ciudadanos es la nueva derecha, tal vez con la que se puede hablar" y sobre Podemos señala que "ellos están a favor de romper la Constitución del 78 y nosotros a favor de reformarla. Esa es la diferencia sustancial", continúa el líder socialista en las páginas del diario El Mundo.

"Descarto completamente una gran coalición PP-PSOE porque no es buena para la democracia. La alternativa al PP es el PSOE", declara Pedro Sánchez, que añade: "Cuestión distinta es que en la próxima legislatura, con un PP en la oposición, esperamos suscribir, al menos para la reforma constitucional, acuerdos con el PP, con las fuerzas nacionalistas y con otras que estén representadas en el Parlamento".

"Hay que abrir un proceso reconstituyente de nuestra Carta Magna", agrega.

Preguntado si los expresidentes socialistas de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán deberían dimitir, Sánchez responde que "ahora mismo no están imputados. Tenemos que ser respetuosos con la Justicia y con sus tiempos".

Sánchez se pronuncia sobre "el caso ERE", del que afirma que "cuando hemos sufrido la corrupción, hemos actuado. Además hemos actuado con la falta de ejemplaridad, como en Caja Madrid".

También se refiere en la entrevista a la recuperación económica. "Hay una mejora y nos alegramos, pero es gracias a la caída del precio del petróleo, al cambio del euro y al BCE; es a pesar de Rajoy", opina.

Preguntado por el debate soberanista catalán, el secretario general del PSOE explica que no sabe si el "escándalo Pujol" ha hecho bajar el "suflé soberanista, pero -dice- debemos aprovechar el momento para resolver la crisis territorial".

Añade que no cuestiona la honorabilidad del anterior líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, "pero la descomposición del PSM y la caída de las expectativas obligaban a un cambio".

Más noticias en Política y Sociedad