Público
Público

Cerca de tres horas de reunión entre Sánchez y Casado en La Moncloa

El presidente del Gobierno se ha reunido con el líder de la oposición, Pablo Casado, para hablar diferentes asuntos, como son Cataluña y la inmigración. Este encuentro llega horas más tarde de que el CIS colocara al PSOE en primera posición en intención de voto después de 9 años sin que ello sucediera.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pedro Sánchez saluda a Pablo Casado en La Moncloa | Foto: EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recibido esta tarde al nuevo líder del PP, Pablo Casado, en la primera reunión que mantienen desde que asumieran sus respectivos cargos y que se está celebrando en La Moncloa.

Unos minutos antes de las cinco de la tarde, la hora prevista para la reunión, Sánchez ha esperado a Casado en la puerta del edificio del Consejo de Ministros, y ambos han posado para la prensa gráfica mientras se saludaban. El presidente del Gobierno con gesto sonriente mientras que el líder del PP se mantenía algo más serio.

Cataluña y la crisis migratoria han sido dos de los asuntos que el presidente del Gobierno y el líder del principal partido de la oposición abordarán en esta cita que se produce en un momento en el que Casado ha elevado el tono del PP contra el Ejecutivo en éstas y otras materias. Será además una reunión que se celebra en el mismo día en que el CIS ha publicado su última encuesta con estimación de voto, la primera desde que Sánchez llegó a La Moncloa.

Dicho sondeo coloca al PSOE como primera fuerza política por primera vez en nueve años y lo sitúa nueve puntos por encima de PP y Cs, aunque el partido de Casado ya ha subrayado que no puede apreciarse el efecto del ascenso de su nuevo líder porque se produjo después de elaborarse el sondeo.

En estos últimos días, Casado y su equipo han insistido en criticar la posición de "debilidad" del Gobierno de Sánchez, que ahora tiene además que "pagar el precio" que le pongan los partidos que le apoyaron en la moción de censura y hacerlo con políticas que podrían desestabilizar el país. Mientras, el Gobierno ha insistido en reclamar al nuevo líder del PP "lealtad" y "responsabilidad" en las materias de Estado, y le ha reprochado su giro a la derecha o su posición inmovilista y contraria al diálogo en Cataluña.

Más noticias en Política y Sociedad