Público
Público

Sanitarios en pie Sanitarios y usuarios se movilizarán contra los traslados forzosos al Hospital Isabel Zendal: "Es la escala perfecta de la privatización"

Centenares de profesionales sanitarios serán derivados de manera forzosa al nuevo hospital de la Comunidad de Madrid. Aquellos que tengan contratos eventuales tendrán que prestar servicios en el Zendal, a pesar de que la Consejería de Sanidad no les sustituirá sus puestos en los hospitales de origen. La sociedad civil y sanitarios se movilizarán este viernes en 13 hospitales de la región para reclamar la reversión de esta medida.

Sanitarios se concentran contra los traslados al nuevo hospital de pandemias
Decenas de trabajadores de la sanidad, servicios sociosanitarios y ciudadanos se han concentrado frente a la Consejería de Sanidad este martes para condenar el "desnudo que está sufriendo" la sanidad pública madrileña y el traslado de personal al nuevo Hospital Izabel Zendal de Valdebebas -EP.

El nuevo hospital de pandemias Enfermera Isabel Zendal se podría definir de muchas maneras. Para empezar por el principio, siempre será un hospital manchado de sangre, pues durante su construcción murió uno de los trabajadores que faenaban en la obra. También será el hospital que acumula, como mínimo, un sobrecoste del doble de lo presupuestado. La adjudicación de los servicios externalizados tampoco se libra de la polémica, pues una empresa de una exconcejala del PP será la que se encargue de la seguridad del centro sanitario. Además, el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso tan solo consiguió que se presentaran como voluntarios 111 trabajadores de los 669 requeridos . En unos días, otra descripción que se sumará a las anteriores será que el Zendal es el lugar de trabajo de cientos de profesionales que no quieren trabajar en él.

Eso sí, la presidenta de la Comunidad de Madrid no puede decir que todo estos hechos hayan sido en balde: ella ya se hizo la foto protocolaria junto a Pablo Casado, secretario general del PP, José Luis Martínez-Almeida, alcalde de la capital y portavoz nacional del PP, y Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad en la Comunidad. Detrás de las cámaras, decenas de profesionales sanitarios  demandando que se abran las camas de UCI que permanecen cerradas en los hospitales de la región y en contra de los traslados forzosos. Precisamente, son estos traslados los que han empezado a ser comunicados a los trabajadores que menos tiempo llevan prestando servicios y menor posición ocupan en la bolsa de trabajo der Sermas, el Servicio Madrileño de Salud.

¿Qué sentido tiene obligar a los sanitarios a trasladarse al Zendal sin cubrir el puesto que dejan en su hospital de procedencia? Esa es la pregunta que retumba entre los profesionales, quienes no encuentran un por qué a esta estrategia de Ayuso si descartan la opción de intentar paliar la crisis sanitaria mediante el ladrillazo. Por ello, una convocatoria popular llama a concentrarse en hasta 13 hospitales de la Comunidad el viernes 11 a las 12.00 horas en solidaridad con los sanitarios desplazadas y para reivindicar que se revierta la medida, que también afectará a los trabajadores del Summa.

Movimientos de personal y falta de privacidad

Alma Blanco, enfermera de la UCI en el hospital 12 de Octubre, en la capital, explica así las consecuencias que tendrán estos traslados: "Se supone que van a derivar personal con contrato Covid, pero realmente lo que hace este personal es cubrir las ratios, somos personal sanitario necesarios en nuestros hospitales. Si en mi UCI hay 10 pacientes y para ello se necesitan 25 enfermeras, habrá unas 15 fijas pero otras serán eventuales (con contratos en la época de la gripe, de verano…) Esos 10 puestos son necesarios, y si nos llevan al Zendal tendrán que ser mis compañeras quienes me suplan con más carga de cuidados asistenciales y horas extra. Exigimos que los contratos Covid, que ahora son eventuales, se conviertan en fijos, porque no estamos para reforzar la plantilla durante el tiempo que dure la pandemia, sino para cubrir puestos estructurales".

Su hospital será uno de los más afectados por la medida , pues 52 profesionales estarán obligados a prestar sus servicios en el Zendal. "El nuevo hospital tampoco cumple con las normativas de privacidad. Si tengo que hacer un aseo a un paciente, se dará una situación muy incómoda para él. Además, nos han comentado que no hay aseos suficientes en la zona de hospitalización. Han construido un hospital de campaña de 100 millones de euros cuando ya tenemos unas 300 camas de UCI cerradas", agrega la enfermera.

Blanco admite que se le presentan demasiados interrogantes ante su posible traslado. "La primera fase de apertura será de 240 camas, 16 de ellas de UCI, aunque luego han dicho que no son UCI como tal, sino algo intermedio. Entonces, ¿si tengo que intubar a un paciente Covid lo tengo que llevar al hospital más cercano? Y si lo que quieres es llevarte allí a pacientes leves, se pueden buscar otras soluciones mucho más económicas, pese a que estos siempre tienen que estar cerca de algún lugar en donde puedan ser atendidos si se agrava su situación". Y continúa: "Lo de los quirófanos es de broma. Aunque no van a operar a nadie, hay algunas intervenciones que sí precisan de quirófano. Imagina que hay una persona positiva en Covid pero que también tiene diagnosticada una hernia. Si se le empeora la hernia, ¿tengo que trasladarla a un hospital de verdad?".

Todo por la foto

Y aquí es donde salta otra liebre que Blanco no deja pasar por alto. "¿De dónde van a salir todas esas ambulancias para los traslados? La Comunidad de Madrid tiene contratos con empresas privadas, ¿también vamos a hacer ricos a los amiguitos de las ambulancias privadas?", se pregunta la enfermera. Ella misma reflexiona sobre la cuestión: "No abren las camas que tienen cerradas porque no da foto. Esa foto ya se la hizo Aguirre en su momento. Imagino que necesitarán publicidad, o Ayuso o el Sermas, pero no están pensando en que eso no es útil para mejorar la sanidad. Es el mismo motivo por el que desmantelan la atención primaria, uno de los puntales de la sanidad que no da foto pero sí salud. Eso no les interesa".

El estado de ánimo entre la plantilla que puede ser reubicada se condensa en tres palabras: "enfado, preocupación y frustración". Y otra pregunta más: "Si se van a llevar a las personas con menos antigüedad, ¿quiénes van a ir para allá?, ¿todas las alumnas que acaban de salir de la carrera en junio?". Blanco, que también es sindicalista en el Movimiento Asambleario de Trabajadores de la Sanidad (MATS), advierte que la única forma de negarte al traslado es aceptar la penalización que supone, es decir, estar un año en la bolsa de empleo del Sermas sin que te llamen. Para ello, la Comunidad de Madrid se hace valer del Real Decreto 29/2020, al que el PP se opuso en el Congreso, y que ampara la movilidad forzosa de los profesionales sanitarios debido a la coyuntura de la pandemia dictaminado por parte del Gobierno central.

Cartel de la convocatoria de MATS
Cartel de la convocatoria de MATS. ARCHIVO

Miedo y opacidad

El miedo es otro de los sentimientos que inunda a estas profesionales: "A mí me encanta ser enfermera porque trabajar en equipo es lo mejor que hay, pero si todo el equipo vamos a estar allí de manera forzada no saldrán las cosas bien. Una enfermera de UCI tiene que saber dónde están todos los materiales para actuar rápido, y en eso siempre nos han ido ayudando las más veteranas, pero ahora que seremos todas nuevas no sé cómo irán las cosas. Hay momentos en los que saber dónde está una dosis de adrenalina puede salvar la vida de una persona, y si aquí ninguna lo sabemos tendrá consecuencias en los pacientes".

Asimismo, la incertidumbre también tiene consecuencias en el terreno personal. "No sabemos las planillas, las rotaciones, los horarios… Parece que habrá nombramientos dependiendo de la antigüedad que hayas tenido en el hospital de procedencia, pero nadie nos dice absolutamente nada. Yo no sé dónde voy a trabajar la semana que viene, y mi supervisora desconoce si tendrá que cerrar camas de su UCI porque le faltan enfermeras y técnicas de cuidados y atención de enfermería (TCAE). Es incomprensible que llevemos desde marzo en la misma situación, con compañeros que siguen trabajando aun con síndrome postraumático", explica Blanco.

Profesionales dicen "no" al Zendal

Concepción Watson es TCAE en el Hospital Príncipe de Asturias, en Alacalá de Henares. Ella, que es una de las profesionales a quien han comunicado su traslado forzoso, ya ha tomado una decisión: no irá al Zendal. "Me ha pillado de improvisto porque nadie nos dice nada. La supervisora solo me ha dicho que me llamarán del nuevo hospital para que me incorpore, pero no voy a ir. Vivo en Guadalajara y está demasiado lejos". Esta sanitaria tiene contrato Covid hasta el 31 de diciembre, y tampoco le han dicho si la renovarían seis meses más, como sí está sucediendo con algunas compañeras en otros centros hospitalarios.

Durante la llamada en la que atiende a Público se entera de la penalización que tendrá si se niega a ir al Zendal. Así responde: "Me parece injusto. Que hayamos dado la cara en los peores momentos de la pandemia y ahora nos traten así. Al menos podrían preguntarnos cómo nos viene ir al Zendal por la distancia desde nuestra casa, o que llamen a quien vive más cerca de Valdebebas". Por ahora han llamado a cuatro de sus compañeros de forma escalonada, "para no crear una alerta e intentar frenar nuestra movilización", agrega la TCAE.

Según Blanco, estos movimientos responden a una estrategia clara por parte de Ayuso, que es continuar con el modelo neoliberal que pretende desmantelar la sanidad pública. "Ya quitaron el personal a los centros de salud y ahora quieren hacer lo mismo con los hospitales. Es la escalada perfecta para en la privatización. Cada vez irán quitando más y más para que las personas de los barrios no tengan una sanidad de calidad". Ese es el motivo que ha llevado a diferentes activistas a organizar concentraciones frente a hospitales de la Comunidad de Madrid el viernes 1 de diciembre a las 12.00 horas. Las movilizaciones tendrán lugar en los hospitales de Móstoles, el Ramón y Cajal (Madrid), el Príncipe de Asturias (Alcalá de Henares), 12 de octubre (Madrid), Gregorio Marañón (Madrid), Hospital del Henares (Coslada), el de Getafe, La Paz (Madrid), Severo Ochoa (Leganés), Clínico San Carlos (Madrid), La Princesa (Madrid), Puerta de Hierro (Madrid), e Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes).

Más noticias