Público
Público
Únete a nosotros

Sentencia del 'procés' Casado y Rivera seguirán llamando 'golpistas' a los políticos del 'procés' aunque la sentencia no menciona el golpe de Estado

Después de que la Abogacía del Estado pidiera condena por sedición y malversación, tanto el líder del PP como su homólogo en Cs, acusaron al Ejecutivo de haber dado instrucciones a los abogados públicos para que rebajasen las calificaciones y las peticiones de penas para "contentar" a los partidos independentistas.

Publicidad
Media: 2.71
Votos: 7

El líder PP, Pablo Casado, y el de Ciudadanos, Albert Rivera, saludándose en el hemiciclo del Congreso. EFE

El Tribunal Supremo ha hecho pública la sentencia sobre los políticos que participaron en el referéndum del 1 de octubre en Catalunya en 2017 y que actualmente se encuentran en prisión preventiva. El tribunal que preside el magistrado Manuel Marchena ha condenado por sedición y malversación a la cúpula del movimiento independentista, aceptando así las tesis de la Abogacía del Estado, en lugar de las defendidas por la Fiscalía. Mientras que la primera consideró que hubo un "golpe de Estado" que se valió del uso de la violencia y solicitaba penas de hasta 25 años, la Abogacía del Estado negaba la mayor y consideraba que el agravante de violencia no se había producido.

El cambio de criterio de la Abogacía del Estado, al considerar que no se daban los atenuantes para pedir rebelión —que se produjo poco después de la entrada de Pedro Sánchez en el Gobierno— generó malestar en la oposición. Tanto el líder del PP, Pablo Casado, como su homólogo en Ciudadanos, Albert Rivera, acusaron al Ejecutivo de haber dado instrucciones a los abogados públicos para que rebajasen las calificaciones y las peticiones de penas para "contentar" a los partidos independentistas.

De hecho, ambos dirigentes utilizan habitualmente la expresión "golpistas" —tanto en mitines de campaña, como en manifestaciones o en la propia tribuna del Congreso— para referirse a los líderes políticos del 'procés'. Abusaron tanto del término que la ahora expresidenta de la Cámara Baja, la 'popular' Ana Pastor, pidió que se retirara el apelativo del diario de sesiones: "Esta es la casa de la palabra, pero no pude ser utilizada por ninguno para insultar. Voy a retirar las palabras fascista y golpista del Diario de Sesiones. Estamos demostrando que no utilizamos bien la palabra que nos han dado los españoles para representarles", señaló el pasado mes de noviembre.

Esta decisión provocó rechazo entre sus propias filas y en las del partido naranja. El ex número tres del partido, Javier Maroto, consideraba "lícito" emplear la palabra golpista porque, a su juicio, cuando "se produce un golpe de Estado" hay que "llamar golpistas a quienes lo cometen". En la misma línea se pronunció el exportavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, que defendió que su partido llamaba "golpistas a los golpistas" y que la palabra era "descriptiva, no un insulto".

La sentencia no menciona ningún 'golpe de Estado'

La sentencia no menciona en ninguna de sus 493 páginas que se diera un 'golpe de Estado en Catalunya y niega que la violencia se diera de forma "instrumental, funcional, preordenada a los fines del delito". La sentencia, de hecho, señala que "todos los acusados eran conscientes" de que el referéndum del 1 de octubre era "inviable" y "no podría conducir a un espacio de soberanía".

Sin embargo, y a pesar de que Casado y Rivera han señalado que "respetan la decisión judicial", la derecha sigue manteniendo que este supuesto golpe al Estado sí se produjo y, en consecuencia, continuarán utilizando "golpistas" para referirse a los líderes del 'procés', según ha podido saber Público.

Desde la dirección de Ciudadanos destacan que "para algunos la sentencia es insuficiente" por no incluir el delito de rebelión

Fuentes cercanas a Albert Rivera ponen en valor la figura del magistrado Marchena y también la del juez Llarena, pero señalan que "para algunos" la sentencia es "insuficiente" ya que no se les imputa el delito de rebelión. Creen que, de este modo, "se blindan ante el tribunal europeo", pero aun así, aseguran que la violencia "está probada" ya que "todo el mundo" pudo ver lo que pasó el 1 de octubre.

Esta mañana Casado ha evitado posicionarse sobre si considera que los políticos catalanes encarcelados siguen siendo "golpistas" tras la sentencia. Sin embargo, desde su entorno destacan que sí seguirá utilizando esta nomenclatura porque "han dado un golpe contra la autoridad" que queda probado en la sentencia. "La sedición es un alzamiento público y tumultuario contra la autoridad, el orden público o la disciplina militar. Son golpistas", aseguran.

Las fuentes jurídicas consultadas por este medio señalan, con el artículo 544 en mano, que "alzarse pública y tumultuariamente no es dar un golpe de Estado. Cuando en España se ha hablado de 'golpismo', se referían a las condenas del coronel Tejero, que sí dio un golpe de Estado con armas de por medio". "Precisamente el tribunal ha rechazado la rebelión, que es el golpe a la constitución y lo que hasta ahora se ha denominado golpe de Estado", concluyen.

Más noticias en Política y Sociedad