Público
Público

Los sindicatos advierten de que no firmarán un acuerdo que excluya lo ya negociado con Trabajo sobre la reforma laboral

Calviño anunció que se reformulará una propuesta nueva. Malestar en Trabajo y en los agentes sociales por las filtraciones de contenido, tras la primera reunión en la que se incorporaban otros ministerios. Se están barajando múltiples propuestas para rebajar la temporalidad, y la del tope del 15% era una más y no del Ministerio de Trabajo.

Yolanda Díaz Nadia Calviño
Las vicepresidentas Nadia Calviño y Yolanda Díaz , este martes en el Senado. Kiko Huesca / EFE

Los sindicatos parecen ver un cambio de orientación en las negociaciones de la reforma laboral y no termina de gustarles, por lo que ya han advertido de que de darse un giro sustancial sobre lo negociado hasta ahora y los temas que consideran esenciales, no cuenten con ellos para el acuerdo.

Así lo dijo este jueves el vicesecretario general de Política Sindical de la UGT, Mariano Hoyas, quien advirtió de que "si no recuperamos la prevalencia del convenio sectorial frente al de empresa, la ultraactividad y no reducimos la temporalidad de manera importante, la UGT no firmará", aseguró.

Hoyas indicó que el objetivo de su sindicato es conseguir "un acuerdo entre todos", pero aseguró que lo que no van a consentir es que la CEOE intente poner vetos a negociaciones ya en marcha o imponer sus criterios en determinados asuntos.

En el mismo posicionamiento está CCOO con estos temas, y ya su secretario general, Unai Sordo,  en una entrevista a Público advirtió de que son cuestiones donde no van a conseguir pasos atrás: "Hay que recuperar el papel de la negociación colectiva, hay que evitar que los convenios de empresa reduzcan los salarios de los convenios sectoriales, hay que garantizar la vigencia indefinida del convenio colectivo (los trabajadores no pueden negociar el convenio con la espada de Damocles de que si no llego a un acuerdo desaparece mi convenio, porque no se negocia en igualdad), y tenemos que regular mejor la subcontratación", dijo.

Estas advertencias sindicales vienen precedida de unas palabras de la vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, en un acto este mismo jueves en Córdoba, donde apunta que habrá cambios sobre lo ya negociado. "Enfilamos la fase decisiva de la negociación remando en la misma dirección para tener antes de final de 2021 un nuevo marco laboral. Todas las cuestiones se están negociando: habrá una propuesta nueva que incorporará las posiciones de las distintas conversaciones que están teniendo lugar", afirmó.

Pero, además, el mensaje del sindicato ugetista lleva implícito un creciente malestar entre los representantes de los trabajadores tras el primer encuentro del pasado miércoles, donde, además de los habituales interlocutores en la mesa técnica de Trabajo, estuvieron representantes de otros ministerios del Gobierno por primera vez.

Aunque en la reunión, según fuentes consultadas, lo único que se hizo fue seguir barajando diferentes propuestas sobre contratación y para rebajar la temporalidad, algunas informaciones que se han conocido sobre posicionamientos nuevos del Gobierno, como la retirada del planteamiento de obligar a la empresas a no tener más de un 15% de su plantilla como temporal, no han gustado nada en los ambientes sindicales.

La propia vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, indicó que esa propuesta no surge de su Ministerio y, además, indicó que se están barajando numerosos mecanismos para rebajar la temporalidad, como que las empresas tengan la obligación de justificar esos contratos temporales y que lo habitual sea la contratación fija. Pero Díaz indicó que se niega a contar en detalle, "nada de lo que se está trabajando en la mesa de diálogo".

Díaz: "Pido, por favor, silencio y discreción y seguir trabajando como hemos hecho hasta ahora"

En este sentido, Díaz, en un acto celebrado en la sede de la UGT, recordó que la mesa de diálogo por la reforma laboral lleva reuniéndose todos los miércoles desde el 21 de marzo de este año, y que la discreción, "por parte de este Ministerio, de UGT, de CCOO, de la CEOE y de Cepyme ha sido lo que ha primado durante todo este tiempo".  Y añadió: "Pido, por favor, silencio, discreción y vamos a seguir trabajando como hemos hecho hasta ahora".

El aviso sonó a que dicha discreción se ha roto con los nuevos interlocutores que se sentaron en la última reunión del miércoles, y todo señala a que se refiere al Ministerio de Economía de Nadia Calviño.

Más noticias