Público
Público

Quién es quién en el terremoto político de la izquierda de Madrid

La marcha de Tania Sánchez de Izquierda Unida para fundar un nuevo partido político ha provocado un nuevo terremoto en la izquierda. Esta es una breve guía didáctica del panorama de partidos y proyectos de convergencia y unidad popular. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 10

Iñigo Errejón, Tania Sánchez, Pablo Iglesias y Alberto Garzón. En el centro, la Puerta del Sol el pasado sábado.

La marcha de Tania Sánchez de Izquierda Unida para fundar un nuevo partido político ha sido el último movimiento de tierras en un territorio, la izquierda, acostumbrado a las catástrofes naturales pero, sobre todo, a los males provocados por el humano. La izquierda política es estos momentos un magma que brota de los platós de televisión y arrasa con el petrificado paisaje de siglas y partidos de la era del '78.

El magma se solidificará. Nacerán nuevos partidos, nuevas alianzas y también nuevas formas de hacer política que tratarán de construir una camino cuyo gran reto es no terminar donde comenzó: en una ciudadanía empobrecida y en un Estado más preocupado en satisfacer las deudas contraídas con el poder financiero que en salvaguardar el bienestar de sus ciudadanos. 

Tania Sánchez abandona Izquierda Unida, pero no es la única. En los últimos días, y semanas, se está produciendo una desbandada en la coalición. Sánchez, sin embargo, no fue la primera en pensar que con la anquilosada estructura de IU era difícil avanzar en el camino que a ella le interesa: el de echar al Partido Popular de las instituciones de la Comunidad de Madrid.

Antes, fue Pablo Iglesias el que saltó del barco de IU para abrir el enorme boquete por el que emerge el magma del cambio, una energía que para algunos destruye todo lo conocido y para otros regenera y crea un nuevo paisaje donde la izquierda puede dejar de tener un papel testimonial y ocupar "la centralidad del tablero"

Quedan por conocer cuales serán las consecuencias del movimiento de tierras provocado por Tania Sánchez. Es decir, cómo reaccionará Podemos (que es mucho más que Pablo Iglesias); cuál será el próximo paso de Alberto Garzón, que ha perdido un importante apoyo dentro de la coalición; o qué decisión tomarán los simpatizantes y afiliados de Izquierda Unida que apoyaron decididamente a Tania Sánchez en las primarias y que ahora se quedan sin candidata, sin proyecto y con la boca abierta. 

De momento, mientras que se forma el nuevo paisaje de la izquierda política, dos conclusiones parecen claras: los principales protagonistas de esta era provienen de IU pero han tenido que salir de ella para poder actuar y la propia etiqueta 'izquierda' está en pleno declive por otros términos o expresiones como "sentido común", "unidad popular", "ciudadanía", o "los de abajo".

Esta es la guía de un paisaje a medio hacer y que cambio por momentos. Las tierras seguirán moviéndose y el magma de Podemos continuará transformando (o destruyendo) la realidad existente. 

Acto de presentación de Ganemos en el Círculo de Bellas de Artes de Madrid./ EFE

- Ganemos Madrid: Este proyecto político ciudadano es el vivo ejemplo de la caída en desuso de la etiqueta izquierda y el auge de conceptos como "ciudadanía". Tras largos meses de preparación, asambleas, plenarios y discusiones varias y, después de un mes de negociación con Podemos, el espacio ciudadano decidió impulsar la creación de un nuevo partido político “instrumental”, cuya marca aún está por decidir, para “impulsar una candidatura ciudadana de unidad popular” que “recupere para la ciudadanía” el Ayuntamiento de la capital. 

En este proyecto participarán las bases de Podemos, los movimientos sociales que han participado en Ganemos y, presumiblemente también Equo, aunque la decisión debe ser aún ratificado en sus órganos.

La gran incógnita, a estas alturas del partido (o del terremoto), es Izquierda Unida. Mauricio Valiente ha repetido por activa y por pasiva que su intención es participar en el partido instrumental que creará Ganemos e incluso se ha mostrado predispuesta a participar en las primarias de este nuevo partido, siempre y cuando las bases de Izquierda Unida así lo decidieran.

La decisión de Mauricio Valiente choca con el camino marcado por la dirección interina de Izquierda Unida Comunidad de Madrid (IU-CM). La vieja guardia del partido sigue insistiendo en que la única fórmula que acepta para la convergencia en la capital es la de una coalición de partidos, a pesar de tanto Ganemos Madrid como Podemos han rechazado esta fórmula. Así, IUCM también ha llamado a Valiente a "recapacitar" y a acatar lo que determine el conjunto de la organización. 

- El partido de Tania Sánchez: Si Ganemos Madrid quiere recuperar el Ayuntamiento para la ciudadanía, Tania Sánchez tiene el foco puesto en la Comunidad. Desde que emprendió esta carrera, Sánchez no ha ocultado que considera prioritario crear un Ganemos para la Comunidad de Madrid. Por tanto, el objetivo de la joven de Rivas, en un principio, no consiste en romper un trozo de la izquierda sino intentar trazar una unión de una izquierda más amplia entorno al partido que ella, y el resto de miembro de IU que le acompaña, puedan crear. 

El reto, sin embargo, no es sencillo. En el espacio Ganemos Madrid se ha debatido sobre la conveniencia de aspirar también a conquistar la Comunidad, aunque no se ha avanzado en nada. Y Podemos, aliado vital para todo aspirante a la victoria, tiene en su hoja de ruta acudir a las elecciones autonómicas con su marca electoral. “Sería un error electoral descabellado renunciar a una marca que se estudia ya en todo el mundo”, señaló Alegre el lunes en un debate con Tania Sánchez, que volvió a insistir en la necesidad de comenzar a construir "ese instrumento colectivo para el cambio político en el mes que nos queda” hasta las elecciones del 24 de mayo aunque sea sin Podemos.

En este sentido, la primera reacción pública de Pablo Iglesias, tras el anuncio de Sánchez, ha sido confirmar que la intención de Podemos es que "haya una papeleta de Podemos" en las autonómicas aunque ha señala, en referencia a Tania Sánchez, que Podemos cuenta "instrumentos participativos suficientes como para que nosotros podamos tender la mano a sectores que nos encantaría que estuvieran con nosotros".

- Podemos: El partido liderado por Pablo Iglesias se encuentra en estos momentos en el proceso electoral de sus órganos autonómicos. En Madrid, las dos opciones que cuentan con más opciones de llevarse el gato al agua son de la encabezada por Miguel Urbán, Podemos Ganar Madrid, y la de Luis Alegre, Claro que Podemos, que cuenta con el respaldo del secretario general. 

La estrategia del partido cara a las elecciones de mayo ya está, en teoría, marcada. Las bases de Podemos se enrolarán en candidaturas de unidad popular las municipales mientras que la marca Podemos concurrirá en las autonómicas.

Sin embargo, la posibilidad de que Podemos amplíe fuerzas y aglutine a nuevos sectores, como el que representa ahora Tania Sánchez, es una posibilidad más, sobre todo tras las últimas declaraciones de Iglesias. No obstante, no todos en el partido están por la labor de la confluencia con otras fuerzas políticas y ésta, en caso de producirse, será objeto de un profundo debate en el seno del nuevo partido. 

-IUCM: Las siglas de IUCM son sinónimo, ahora mismo, de caos. Tras la dimisión de Eddy Sánchez, la dirección está en manos de forma interina de la vieja guardia del partido, que ya ha avanzado que su intención es la de participar en Ganemos Madrid en una fórmula de coalición electoral, una estrategia rechazada tanto por Ganemos como por Podemos y por el propio candidato de IUCM a las municipales, Mauricio Valiente, que ha mostrado su predisposición a participar en las primarias del partido instrumental nacido de Ganemos.

 "No queremos diluirnos en nada porque tenemos fuerza para ir a las elecciones con nuestros candidatos", recordó Libertad Martínez en la rueda de prensa celebrada el martes. No obstante, la dirección interna de IUCM se encuentra en un conflicto abierto con la dirección federal, que ha exigido las dimisiones tanto de Ángel Pérez y Gregorio Gordo, actuales portavoces de la IUCM en el Ayuntamiento y en la Comunidad.

Por tanto, a día de hoy es una posibilidad de que en las próximas elecciones municipales y autonómicas continúe habiendo una papeleta de IUCM. La duda es quién apoyará esta papeleta.

-Izquierda Unida:  Ha sido la cantera que ha brindado las piedras fundamentales para la construcción del nuevo camino político. Tanto en militantes como en dirigentes. Sin embargo, la coalición está viendo como la oportunidad del cambio político pasa por su puerta, e incluso llama a su timbre, pero la estructura del partido es incapaz de engancharse a la cola. 

El gran damnificado, hasta el momento, del impasse en el que vive la organización es Alberto Garzón. El diputado malagueño goza del apoyo de militantes y simpatizantes de la federación de izquierdas pero carece, al menos por el momento, del apoyo orgánico necesario para imponer sus tesis. Y la marcha de Tania Sánchez, sin duda, debilita la posición de Garzón, que había apoyado a la madrileña hasta el momento. 

Así, el corrimiento de tierras provocado por Sánchez provocará casi con toda posibilidad otro movimiento de Alberto Garzón, que tendrá que reaccionar si no quiere ver como Izquierda Unida queda relegada al exiguo 4%

Más noticias en Política y Sociedad