Público
Público

Bertín Osborne fijó su residencia oficial en Luxemburgo y facturó a través de Panamá durante varios años

En 1998 el presentador adquirió el 100% de las acciones de una sociedad panameña, Canterbury Operations SA, por un importe de 250.000 dólares. Cuando Hacienda comenzó a embargarle en 2002 los salarios que percibía de varios programas, Osborne cedió a la sociedad sus derechos de "representación artística".

El cantante Bertín Osborne en un concierto en Madrid de 2019.
El cantante Bertín Osborne en un concierto en Madrid de 2019. Jesus Hellin / SOPA Images via ZUMA Wire / dpa / Europa Press

Bertín Osborne llegó a fijar su residencia en Luxemburgo y cedió sus derechos de contratación a una sociedad instrumental panameña para eludir a Hacienda, según ha publicado El Confidencial, que ha tenido acceso a documentos de la investigación que mantiene abierta el Juzgado Central número 5 de la Audiencia Nacional.

El presentador y cantante contó con la ayuda del gestor Joaquín Arespacochaga Llópiz, experto en la creación de entramados offshore y presunto cerebro de la trama del PSOE que desvió 14 millones de euros de subvenciones públicas para reindustrializar la provincia de Cádiz.

El propio Osborne ha reconocido a El Confidencial que fue cliente de Arespacochaga: "Ese fue el mayor error de mi vida, hace más de 20 años: fiarme de un asesor fiscal [Arespacochaga] mientras yo vivía en Estados Unidos. Ya pagué por aquel error más de cinco millones de euros y fue juzgado por ello. Espero no tener que pasar por un segundo juicio 20 años después", aseguran en el citado medio que les dijo el presentador en conversación telefónica.

La información sobre Osborne fue localizada por la Policía Nacional en 2013 en el despacho de Arespacochaga y ha sido remitida al Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional para que la incluya en el procedimiento que este último órgano mantiene abierto desde 2016 sobre la red Charisma, una trama de gestores fiscales que evadió dinero de 500 fortunas españolas.

El presentador firmó el contrato de cesión de derechos en calidad de residente en Luxemburgo

Los archivos que afectan a Osborne tienen fecha del periodo 2000-2006, por lo que los hechos ya habrían prescritos, aunque Agencia Tributaria los sigue analizando y no se descartan nuevas irregularidades.

Según la información publicada, Hacienda comenzó a reclamar al presentador varios importes correspondientes a su declaración de la renta en los primeros años del siglo. La deuda tenía su origen en la presunta derivación de parte de sus ingresos profesionales a mercantiles de su entorno que actuaban como pantalla. En los documentos también se señala que en 1998 el presentador adquirió el 100% de las acciones de una sociedad panameña, Canterbury Operations SA, por un importe de 250.000 dólares y que, cuando Hacienda comenzó a embargarle en 2002 los salarios que percibía de varios programas, Osborne cedió a la sociedad sus derechos de "representación artística" para que todos sus ingresos profesionales pasaran por ahí.

Según el sumario, el presentador firmó ese contrato de cesión de derechos en calidad de residente en Luxemburgo, y mantuvo un alojamiento allí como residencia oficial desde 1998 y 2002.

Otro documento revela que, en 2006, Osborne realizó supuestamente una operación para traspasar propiedades inmobiliarias a otra sociedad panameña llamada Artistic Tranding SA, constituida por Arespacochaga en colaboración con el despacho Mossack Fonseca, epicentro del escándalo de los llamados papeles de Panamá. En esta investigación fue cuando se desveló que Osborne reactivó una sociedad offshore para pagar los 1,6 millones de euros que debía a Hacienda en octubre de 2015, justo un mes después del estreno de En tu casa o en la mía, el programa de entrevistas de TVE que reactivó su popularidad.