Público
Público
Únete a nosotros

Zaplana intentó comprar el puerto deportivo de Altea con 1,8 millones que escondía en Suiza

El dinero fue localizado en Suiza por la Unidad Central Operativa y la jueza lo vincula con patrimonio oculto del exministro.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El expresidente de la Generalitat Valenciana, Eduardo Zaplana.- EFE

Eduardo Zaplana intentó comprar el puerto deportivo de Altea por 1,8 millones de euros con dinero que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha localizado en Suiza y que la titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia vincula con el supuesto patrimonio oculto del exministro de Trabajo del Partido Popular, según ha adelantado El Confidencial. Este caso, conocido como operación Erial, se desarrolló entre mayo de 2016 y marzo de 2017, cuando el exdirigente ya estaba sometido a vigilancia policial.

Pero la venta se vio frustrada por discrepancia de última hora. El nombre de Zaplana no aparece en ningún momento, pero los expertos de delitos económicos del Instituto Armado y la jueza que lleva el caso creen que esto puede ser un intento del exministro de utilizar los diez millones de euros que supuestamente cobró por la concesión de licencias eólicas y de ITV, que habrían estado escondidos en el extranjero durante casi veinte años, según El Confidencial.

Los contactos para la compra del puerto, del que Zaplana ya había sido usuario, fueron más frecuentes durante mayo y junio de 2016.  Entre los bienes bloqueados por el procedimiento se encuentran dos apartamentos en el residencial Villa Puerto Beach, con un valor de 203.179 euros cada según el decomiso.

La jueza ha decidido levantar el secreto de sumario solo en una parte de la investigación, ya que falta por recibir y analizar documentación. Así, se cita a las partes a comparecer para acceder a las actuaciones sobre las que se levanta el secreto y donde se acuerda prorrogar durante 30 días más la parte aun bajo secreto.

La decisión de mantener esa parte secreta se debe, según la instructora a que "se podría ver afectada la instrucción si se le diera publicidad habida cuenta de que falta por recibir y analizar toda la documentación obtenida en las comisiones internacionales que se han practicado, alguna de las cuales todavía no han cumplimentado lo solicitado".

Tras su salida del Hospital de la Fe de Valencia el día 11 de febrero, la jueza decidió que fuera puesto en libertad provisional, y atendido por una unidad de hospitalización a domicilio.

Más noticias en Política y Sociedad