Público
Público

Aborto Un juzgado de El Salvador otorga la libertad condicional a una mujer acusada de abortar y condenada a 30 años de cárcel

La Fiscalía General de la República (FGR) anunció que recurrirá el fallo a favor de Sara Rogel, que ya ha cumplido diez años de la pena.

Una manifestación feminista en San Salavador
Una manifestación feminista en San Salavador.

Un juzgado de El Salvador otorgó este lunes libertad condicional a Sara Rogel, condenada a 30 años de cárcel por el delito de homicidio agravado cometido al supuestamente abortar, pero continuará en prisión debido a que la Fiscalía General de la República (FGR) anunció que recurrirá el fallo.

La abogada Abigail Cortez explicó que a partir del fallo emitido este lunes en el Juzgado Segundo de Vigilancia Penitenciaria de la localidad de Cojutepeque, donde se realizó una audiencia para solicitar libertad condicional anticipada, la Fiscalía tiene cinco días para presentar "ya sea un recurso de revocatoria o de apelación".

Indicó que tras la presentación de dicho recurso, "si es que se presenta", la defensa "tenemos cinco días para contestar", por lo que Rogel, quien ya cumplió diez años de su pena, podría continuar aproximadamente un mes más en prisión.

La letrada señaló que "si la Fiscalía no presenta algún recurso, Sara tendría que ser puesta en libertad de inmediato".

Rogel, una joven de la zona rural del país encarcelada en el Centro de Detención Menor de la ciudad de Zacatecoluca, tenía 20 años cuando fue condenada a 30 años de cárcel por el delito de homicidio agravado al supuestamente abortar.

De acuerdo con información de la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto, Sara sufrió en octubre de 2012 una emergencia obstétrica tras resbalarse mientras se encontraba lavando ropa.

La joven "perdió mucha sangre y se desmayó, fue llevada a un hospital y aún interna y en delicado estado de salud, la acusaron de querer terminar con su embarazo, por lo que fue detenida y señalada de homicidio agravado", agregó el centro.

En El Salvador, las mujeres que sufren complicaciones del embarazo que dan lugar a abortos espontáneos y mortinatos son habitualmente sospechosas de haberse practicado un aborto, prohibido en todas las circunstancias y tipificado como homicidio agravado, cuya pena de cárcel es de 30 años.

En marzo de 2020, el presidente Nayib Bukele reveló en una inusual entrevista con el rapero puertorriqueño Residente su postura sobre el tema.

"No estoy a favor del aborto y creo que al final, en el futuro, algún día nos vamos a dar cuenta de que es un gran genocidio el que se está cometiendo con los abortos", zanjó el mandatario.

Una encuesta dada a conocer el pasado 21 de enero señala que el 82,7% de la población desaprueba el "aborto en causales terapéuticas".

Más noticias