Público
Público

Ana Pardo de Vera La directora de 'Público', ante el juez por informar del embargo del sueldo de Inda

El director de 'OK Diario' se querelló contra Pardo de Vera por publicar la incautación del salario del colaborador de La Sexta por no pagar la pensión de sus hijos.

Publicidad
Media: 3.78
Votos: 81

Ana Pardo de Vera, directora de 'Público', a las puertas de los juzgados de plaza de Castilla, tras declarar por la querella interpuesta contra ella por Eduardo Inda . - FERNANDO SÁNCHEZ

La directora de Público, Ana Pardo de Vera, ha declarado ante el juez este lunes por la querella que el director de OK Diario, Eduardo Inda, le puso por informar en el diario del embargo de su sueldo en La Sexta que un juez decretó por no pagar a su exmujer la pensión de sus hijos.

Los hechos por los que Inda ha presentado una querella contra Pardo de Vera por un delito de odio e injurias se remontan al 3 de diciembre de 2016, cuando el periódico recibió la información de que la Justicia había dictado el embargo del salario, sueldos y otros ingresos de Inda en La Sexta por incumplir sus obligaciones económicas con sus hijos, según la ejecución forzosa dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Alcobendas (Madrid)

La resolución, cuya publicación fue inmediatamente difundida en redes y replicada por otros medios (La Vanguardia o El Periódico) indicaba, asimismo, que Inda sólo podría disponer mensualmente del mínimo legal establecido en este tipo de casos hasta que fueran satisfechos los 13.344,44 euros que debía a su ex esposa y a sus hijos. Además, a esa cantidad había que sumar otros 4.000 euros en concepto de intereses devengados y de las costas procesales.

Como explicó la propia directora de Público en una tribuna publicada al día siguiente de dar la información del embargo, texto que también ha sido incluido en la querella por delito de odio e injurias, el derecho a la información de Público sobre un personaje de evidente proyección pública, que, además, se jacta de ejercer el periodismo, con su inherente carga de responsabilidad pública; el contexto social de maltrato hacia las mujeres, y la libertad de expresión de opinar de Pardo de Vera y sus colaboradores han conducido unánimemente al convencimiento de que nada en el modo de proceder de este periódico es delictivo, al contrario y salvo que se pretendan coartar derechos constitucionales de la prensa, uno de los pilares de las democracias modernas.

Más noticias en Política y Sociedad