Público
Público

Aplazado el desahucio de una nave ocupada de Badalona por 150 personas

Sònia Olivella, letrada defensora de los migrantes, ha asegurado que se presentarán "todos los recursos posibles" ya que se trata de una situación de vulnerabilidad "clarísima".

Calle Progrés número 166. Badalona
Calle Progrés número 166. Badalona. Google Maps

El desahucio de la nave ocupada por 150 personas previsto para el jueves ha sido aplazado hasta el 13 de enero. Un juez de Badalona (Barcelona) ha estimado el escrito presentado por un exmorador de la propiedad en la calle Progrés. Los vecinos pidieron que se paralizara el desahucio.

La nave industrial abandonada es propiedad de la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb). Esta se encuentra ocupada por más de un centenar de personas migrantes. Muchos de ellos son supervivientes del incendio en una finca, que acabo con la vida de cuatro personas en 2020. 

Sobre la finca recaen dos órdenes de desahucio

Sònia Olivella, la letrada que representa a las personas que viven en la nave, ha afirmado que sobre la vivienda recaen dos órdenes de desahucio. La primera tramitada por el juzgado de primera instancia número 1 y la segunda llevada por el número 6.  La duplicidad de procedimientos ha llevado a que Olivella inste al juez a frenar las órdenes de desalojo. Hay dos trámites iniciados debido a que la finca ocupa dos números de la misma calle, el 164 y el 166.

La letrada ha asegurado que se presentarán "todos los recursos posibles", ya que se trata de una situación de vulnerabilidad "clarísima". 

Los migrantes afectados han asegurado que en caso de que les desalojen se instalarán en otro inmueble debido a que se trata de su única alternativa, ha asegurado Efe. La mayoría no tiene documentos para trabajar y tampoco pueden acceder a prestaciones sociales, ya que no pueden empadronarse. Los moradores piden poder pasar los meses de invierno con un techo bajo su cabeza, y tras eso abrirán otra nave. "La Policía no nos puede decir nada, somos un montón de gente", aseguraba uno de ellos.

Más noticias