Público
Público

Asalto en la Embajada de Corea del Norte Vinculan a dos de los asaltantes a la Embajada norcoreana en Madrid con la CIA

Los agentes de la Policía y del Centro Nacional de Inteligencia, responsables de la investigación, aseguran que al menos dos de los diez asaltantes han sido identificados como agentes de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA).

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Embajada de Corea del Norte en Madrid | EFE

Agentes de la Policía y del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), encargados de la investigación del asalto a la Embajada Norcoreana en Madrid, vinculan a varios de los asaltantes con la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA), según informa este miércoles El País.

El pasado 22 de febrero un grupo de hombres tomó la Embajada de Corea del Norte en Madrid, situada en un chalé en el número 43 de la calle Darío Aparicio del barrio de Aravaca, cerca de la sede del CNI. Según los responsables de la investigación, al menos dos de los diez asaltantes han sido identificados como agentes de los servicios secretos de EEUU.

Las autoridades españolas han consultado con la CIA si existe alguna vinculación entre el servicio de inteligencia estadounidense y el asalto a la Embajada de Corea del Norte ante lo que han recibido una respuesta negativa, pero “poco convincente”.

Fuentes gubernamentales aseguran que de confirmarse la implicación de la CIA en el ataque habrían actuado en suelo español sin autorización, violando varias convenciones internacionales, lo que podría acarrear roces diplomáticos entre Madrid y Washington.

La declaración de una de las trabajadoras de la Embajada

La Policía Nacional abrió una investigación tras la denuncia por lesiones de una mujer de nacionalidad norcoreana que aseguró ser trabajadora de la Embajada de Corea del Norte, según informaron fuentes policiales y del Ministerio del Interior. Sitúan a esta mujer dentro del cuerpo diplomático que quedó retenido durante cuatro horas, aunque ella consiguió huir y denunciar ante la Policía el robo de material informático.

Fuentes policiales aseguran que fue una patrulla 'zeta' de la Policía Nacional quien el viernes de los hechos atendió la llamada de socorro de esta mujer en la zona de Aravaca, lo que derivó en la apertura de una investigación.

Las citadas fuentes precisaron que los hechos investigados desde la Comisaría General de Información son confusos por parte de la Embajada de Corea del Norte, cuya dictadura se caracteriza por su hermetismo. Desde el Ministerio de Asuntos Exteriores se limitan a confirmar que fueron avisados del incidente por la Policía.

"No hay ningún problema, no está pasando nada"

Los agentes de la Policía trataron de comprobar la veracidad de lo que estaba diciendo la mujer, para lo que necesitaron ayuda de un traductor. Un hombre trajeado y con el pin del mandatario coreano les abrió la puerta de la embajada y les dijo: "No hay ningún problema, no está pasando nada".

Por orden de un superior de la Policía, los agentes permanecieron en el lugar realizando vigilancia. El portón de la Embajada se abrió y salieron dos coches de alta gama a gran velocidad. Minutos después salieron a la calle los trabajadores del recinto consular que supuestamente habrían estado retenidos.

El Samur se desplazó hasta el lugar en el que se sitúa la sede consular en el barrio de Aravaca, según confirmaron fuentes del servicio de emergencias. En la calle atendió a las 22.29 horas del viernes a tres personas por contusiones leves, a las que dio de alta en el lugar de los hechos.

Más noticias en Política y Sociedad