Público
Público

Las burbujas sociales o navideñas, clave para frenar la transmisión del coronavirus

Europa ha recomendado a los 27 Gobiernos de la UE que promuevan en sus países las burbujas sociales, unos círculos de relaciones personales cerrados, ya utilizados en países como Nueva Zelanda. En España nunca se ha impulsado esta medida de forma clara desde el Ministerio de Sanidad, pero Asturias y Catalunya sí la va a aplicar para Navidad. 

Barcelona ha dado este jueves la bienvenida a la campaña navideña con un espectáculo dirigido por Sol Picó llevado a cabo en la plaza del Born previo paso al encendido del alumbrado, al que este año se han destinado un 65 % más de recursos.
La plaza del Born de Barcelona en el encendido del alumbrado de Navidad.   Enric Fontcuberta / EFE

La Unión Europea ha aconsejado a los ministros de Sanidad de todos los países que incentivaran que la ciudadanía se reuniera en las conocidas 'burbujas navideñas'. Esta medida no es nueva. Corresponde a las 'burbujas sociales' que ya puso en marcha Nueva Zelanda en el mes de mayo. 

Las 'burbujas sociales' o 'navideñas' son realmente lo mismo: que cada persona se relacione solo con un círculo íntimo al que se ve frecuentemente. La elección de quiénes integran una burbuja es clave para medir los riesgos porque corta la transmisión del coronavirus. Cada persona tiene que tener un número limitado de contactos que solo se relacionen  entre ellos durante determinado tiempo y no se puede romper este círculo. Si trasladamos esta idea a nuestro plan de Navidad, el objetivo sería que las personas se relacionaran en círculos cerrados de diez personas entre el 23 de diciembre y el 6 de enero. Previamente, también como recomendó la  directora del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), Andrea Ammon, el pasado miércoles, si se va a viajar o relacionar con nuevas personas, lo adecuado es hacer cuarentena entre siete y diez días.

Para que las burbujas funciones es importante que no se crucen y que estén basadas en contactos próximos. Por poner un ejemplo, una familia con dos personas mayores, dos hijos y cuatro nietos tendrían que formar una propia burbuja si lo deciden entre todos los integrantes. Si uno de los hijos tuviera contactos estrechos con su círculo de amigos, la burbuja ya se rompería porque correría el riesgo de relacionarse con una persona con coronavirus y trasladarlo a su burbuja. Es decir, solo se debe pertenecer a una única burbuja.

Esta medida de las 'burbujas sociales' fue uno de los buenos ejemplos que destacó un estudio científico publicado en la revista The Lancet. La experta en salud pública Helena Legido-Quigley, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, dirigió este estudio para comparar las desescaladas en diferentes países. Aquí destacó esta medida "exitosa" que permitió "la interacción social mientras se reduce la transmisión".

Otro estudio dirigido por sociólogos de la Universidad de Oxford también plantean las 'burbujas sociales' como una manera de organizar nuestras "redes sociales" que ayuda a aplanar la curva y evita el aislamiento y la soledad. "Es un punto intermedio entre permanecer todos en casa y que todos nos encontremos con las personas que queremos de la manera que queremos", explicó Per Block, autor principal y sociólogo en Oxford, a la CNN

Ahora más países se plantean aplicar esta medida. Reino Unido ha sido uno de los que ya ha pedido a su ciudadanía que se reúnan en 'burbujas navideñas'. Según explica la BBC, el Gobierno de Boris Johnson ha marcado que entre el 23 y el 27 de diciembre se permiten burbujas hasta de tres hogares que pueden reunirse para las cenas y comidas navideñas en los hogares, en lugares de culto o al aire libre. Los hogares que pertenecen a esa burbuja no pueden estar en otro hogar durante esos días y no hay límite de personas.

En España ha sido Asturias la comunidad que ha transmitido de forma más clara a su población la idea de relacionarse en burbujas. En octubre el Gobierno asturiano sacó la campaña Construye tu burbuja social.

Las recomendaciones son claras: "Piensa en 5 personas con las que mantienes relaciones cercanas e importantes para tu bienestar. Pueden ser con las que vives pero también otros familiares, amigas y amigos . Esas 6 personas seréis una burbuja social y podréis relacionaros manteniendo las medidas de seguridad de forma un poco menos estricta", explica el Gobierno asturiano. Sin embargo, añaden que si en esa burbuja hay mayores o personas con enfermedades crónicas hay que extremar las medidas de protección.

Catalunya también avanza hacia las 'burbujas navideñas'. Aunque existe un plan común entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas que contempla la recomendación de reuniones de dos hogares en los días festivos, esto es un acuerdo de mínimos por lo que los Gobiernos regionales pueden ordenar más restricciones. Así ha sido en Catalunya que está insistiendo en formar para la Navidad burbujas de máximo dos hogares. Estas personas son las que deberían reunirse durante todas las fiestas y no solo durante los días claves.

El problema de las burbujas: cómo controlarlas

Un técnico del Ministerio de Sanidad explica a Público que la idea de la recomendación de no reunirse en las cenas navideñas más de dos hogares sigue la estela de las 'burbujas sociales'. Sin embargo, plantea que no se puede convertir esta recomendación en una obligación por la complejidad de control.

Las 'burbujas sociales' han funcionado en países como Nueva Zelanda en los que la confianza de la ciudadanía hacia las Administraciones es mucho mayor que en España, donde la desafección hacia la clase política ha crecido mucho en los últimos años, según las encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).  Sin embargo, no se descarta que en las próximas semanas la idea de las 'burbujas navideñas' entre de forma más clara en las campañas comunicativas.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, presenta este lunes la campaña publicitaria para esta Navidad junto a la directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio. Limitar los contactos será una de las claves porque, aunque se permitan los viajes entre comunidades para la reagrupación familiar o con allegados y las reuniones de 10 personas, el objetivo del Gobierno es reducir los contactos. En este sentido, limitar la transmisión del virus es importante para contener la pandemia durante las fiestas.

Pero, más allá de que se implante como recomendación o medida clara, tanto la UE como los expertos con estudios, señalan que crear burbujas sociales puede ayudarnos a tener una Navidad con nuestros familiares o allegados reduciendo los riesgos.


Más noticias de Política y Sociedad