Público
Público

8M El Constitucional desoye el recurso de UGT y CCOO y mantiene la prohibición de las manifestaciones del 8M en Madrid

El tribunal ha decidido por unanimidad mantener el dictamen del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y no permitir las movilizaciones en el día de la mujer pese a la apelación de los sindicatos.

8M
Manifestación por el 8M (imagen de archivo). Quique García / EFE

El pleno del Tribunal Constitucional ha decidido mantener la prohibición de las manifestaciones convocadas para el día 8 de marzo con motivo del Día Internacional de la Mujer por razones de salud desoyendo los recursos de amparo presentados por UGT y CCOO de Madrid contra la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Desde las 9:30 horas el pleno del Alto Tribunal se reunía para estudiar estos recursos después de que el domingo, el TSJM, dictara cinco resoluciones dirigidas sobre otros tantos recursos presentados por sindicatos y organizaciones feministas contra la prohibición acordada por la Delegación del Gobierno en Madrid.

En todos ellas, la Justicia madrileña ratifica la prohibición al apreciar "alto riesgo" de contagio y primar el derecho "a la salud, la integridad física y la vida de las personas" al de reunión con el mismo criterio que en los otros tres recursos desestimados en la noche del sábado para celebrar actos el domingo.

Vulneración de derechos fundamentales

Los sindicatos UGT y CCOO de Madrid recurrieron el domingo ante el Tribunal Constitucional la prohibición de las manifestaciones por el Día de la Mujer que había ratificado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), argumentando razones de salud pública.

Según las organizaciones, la sentencia "no analiza de forma concreta la convocatoria a la que se aludía el recurso, sino que emplea argumentos de carácter general para desestimarla". "A pesar de haber habido varios recursos contra la prohibición de celebrar este tipo de actos por parte de la Delegación del Gobierno, desde UGT y CCOO entienden que deben estudiarse uno por uno y caso por caso de forma separada", explican en un comunicado conjunto.

Los sindicatos han defendido que "las características de la concentración que tenían prevista", con una limitación de asistentes a 250 personas, "no propician una gran concurrencia" y "convierten este acto en inofensivo para la salud pública".

"Ni la Delegación del Gobierno ni el propio tribunal han planteado alternativas para la celebración de esta convocatoria, como pudieran ser el cambio de lugar o de hora para hacerla posible", han argumentado desde CCOO y UGT, que han insistido en su "defensa del ejercicio de un derecho fundamental como
es el de reunión y manifestación, recogido en la Constitución Española".

Más noticias de Política y Sociedad