Público
Público

COP26 España se queda fuera del acuerdo para acabar con los coches contaminantes en 2035

Catalunya o Barcelona se han adherido a este pacto en el que no aparecen nombres importantes como China o EEUU, dos de los mayores productores y receptores de vehículos de combustión interna del mundo. El compromiso afectaría a 11,5 millones de vehículos en todo el planeta.

Atasco en Los Ángeles. - REUTERS
Imagen de archivo de un atasco en Los Ángeles. - REUTERS.

Varias decenas de países y empresas firman este miércoles en la Cumbre del Clima de Glasgow, la COP26, un acuerdo para poner fin a la fabricación de vehículos contaminantes de diésel y gasolina a partir de 2035. Sin embargo, en la lista de países que se han sumado al compromiso no está España.

Por el momento se han adherido al acuerdo 31 países, 38 gobiernos municipales o regionales, 11 fabricantes de automóviles y 27 empresas que disponen de grandes flotas de vehículos. En total, todas las entidades representan el 15% del mercado automovilístico internacional, lo que afectaría a 11,5 millones de vehículos con potencial de electrificarse en los próximos años.

El sector del transporte es el responsable de más del 22% de las emisiones de gases de efecto invernadero. El grueso de estas emisiones están asociadas a la movilidad por carretera. 

Entre los países firmantes destacan potencias del sector como Reino Unido, Austria, Holanda, Polinia o India. Sin embargo, se quedan fuera países importantes como EEUU, China o España, uno de los principales fabricantes de vehículos de Europa. Según informa Climática, la delegación española no se ha sumado a este compromiso alegando que el fin de los vehículos de combustión interna es un asunto que ya se está tratando en el seno de la Comisión Europea.

La Ley de Cambio Climático española tiene un retraso de cinco años respecto a este acuerdo, ya que prevé que los coches contaminantes dejen de venderse y fabricarse en el año 2040.

El Gobierno municipal de Ada Colau se ha adherido al pacto, al igual que los representantes de la Generalitat catalana que han acudido a la COP. A nivel local, aparecen otros Ejecutivos de ciudades importantes como Los Ángeles, San Diego, Nueva York, Buenos Aires o Sao Paulo, entre otras.

En cuanto a los fabricantes, dejarán de fabricar coches diésel y gasolina en 2035 importantes marcas como Ford, Jaguar, Mercedes, Volvo o General Motors. En cuanto a las empresas que se comprometen a electrificar las flotas, aparecen nombres como Iberdrola, Ikea, Unilever, EDP, Siemens, Uber o AstraZeneca. 

Actuar sobre el transporte contaminante es crucial para reducir las emisiones que calientan el planeta y limitar la subida de temperaturas. Reducir los gases que se vierten desde los tubos de escape también es un asunto de salud pública, pues se calcula que cada año mueren de manera prematura unas 385.000 personas en todo el mundo debido a enfermedades asociadas a la contaminación atmosférica. El grueso de estas defunciones se produjeron en los cuatro mayores mercados del planeta: China, India, Europa y EEUU.

Puedes consultar todas las entidades y Gobiernos adheridos al acuerdo aquí.

Más noticias