Público
Público

Dos detenidos por explotación laboral en Navarra: pagaban 2 euros por hora trabajada

La Guardia Civil detuvo este miércoles a dos personas acusadas varios delitos de Trata de Seres Humanos con fines de explotación laboral y un delito contra los derechos de los trabajadores. También ha identificado a siete de sus víctimas, que denuncian que su salario apenas superaba los dos euros la hora. 

Publicidad
Media: 3.60
Votos: 5

Los trabajadores vivían en condiciones insalubres. Foto: GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil detuvo el miércoles a dos personas en Navarra por varios delitos de Trata de Seres Humanos con fines de explotación laboral y un delito contra los derechos de los trabajadores, y ha identificado a siete de sus víctimas, ciudadanos portugueses captados en entornos sociales muy vulnerables. Algunas de las víctimas, han relatado que cobraban alrededor de dos euros la hora en jornadas de más de nueve horas diarias de trabajo en el campo. 

Según informó la Guardia Civil, las investigaciones han comprobado que las jornadas laborales de estos trabajadores eran "muy superiores" a los estándares regulados y con un sistema de remuneración en el que uno de los detenidos, conocido como el "Patrono", recibía el total de los jornales, y él mismo realizaba el reparto una vez finalizaba la temporada, descontando la parte que consideraba propia para gastos de alojamiento y manutención.

Las condiciones en las que estos trabajadores estaban alojados eran "especialmente insalubres", de forma que vivían "hacinados" en varios contenedores como los utilizados en el transporte de mercancías, que se encontraban en el jardín de la casa del "patrono" y que eran los lugares donde las víctimas dormían, cocinaban y comían.

Los agentes participantes han determinado cómo los presuntos autores, de origen portugués, captaban a sus víctimas en Portugal, en entornos sociales extremadamente vulnerables, de forma que muchas de ellas no saben leer ni escribir y cuentan con escaso o nulo arraigo familiar y carecen de cualificación laboral, aunque les ofrecían unas condiciones de trabajo aparentemente atractivas.

Posteriormente las trasladaban hasta Navarra para realizar labores agrícolas en las diferentes campañas, en unas condiciones precarias y vulnerando muchos de sus derechos laborales. Con este sistema, los llamados "patronos" se aprovechaban de los trabajadores para conseguir unos importantes beneficios económicos.

Como muestra de ello, la Guardia Civil indica que las bodegas o empresas abonan una media de 6 euros por hora y trabajador que realiza 9 horas diarias, aunque según los propios trabajadores identificados, por cada hora de trabajo en el campo realizando a mano las podas de las viñas, el "patrono" les pagaba una cantidad que apenas superaba los 2 euros por hora trabajada.

Aparte, a cada uno de ellos les cobraba cantidades que oscilan entre 20 y 25 euros diarios por darles alojamiento y comida, por lo que las ganancias del patrono se veían incrementadas en relación a cuanto mayor número de trabajadores acogían.

Más noticias en Política y Sociedad