Público
Público

La Manada La Fiscalía pide dos años y medio de cárcel para un internauta por difundir fotos de la víctima de La Manada

Entre los datos difundidos por el acusado figuraba el nombre y apellidos de la mujer, su formación y zona de residencia, así como varias fotografías, entre ellas de uno de los momentos de la agresión sexual múltiple que sufrió en Pamplona.

Los integrantes de la llamada La Manada de Pamplona. Europa Press

EFE

La Fiscalía pide dos años y medio de cárcel para un internauta de Barcelona acusado de difundir datos personales y fotografías de la víctima de la violación grupal que sufrió por parte de La Manada durante los sanfermines de 2016 en Pamplona, en un foro de internet, con el fin de "burlarse" de ella.

En su escrito, al que ha tenido acceso Efe, el ministerio público acusa al investigado -Eric, de 40 años- de un delito contra la integridad moral en concurso con otro de revelación de secretos y pide que también se le condene a pagar una multa de 3.600 euros y una indemnización de 5.000 euros a la víctima.

La Fiscalía sostiene en su escrito que el acusado, un internauta seguidor de La Legión, publicó las imágenes y datos de la víctima de la violación múltiple de los Sanfermines en una página web denominada "Foroparalelo.com", con la intención de "burlarse y causar inquietud moral" a la joven.

En tres "posts" de internet, añade el ministerio público, el acusado colgó datos e imágenes que habían sido ya publicados por terceras personas en otros foros de internet, procedentes de distintas páginas de redes sociales, de la propia víctima o de sus amistades.

Entre los datos difundidos por el acusado, sostiene la Fiscalía, figuraba el nombre y apellidos de la mujer, su formación y zona de residencia, así como varias fotografías, una de su DNI y otra de uno de los momentos de la agresión sexual múltiple que sufrió por parte de los cinco violadores, que se autodenominaban La Manada, en el rellano de un edificio de Pamplona.

Según el escrito de acusación, las imágenes difundidas sobre la violación de los Sanfermines han sido obtenidas "por persona desconocida" de la grabación que los miembros de La Manada hicieron con sus teléfonos móviles mientras la agredían sexualmente y, por lo tanto, sin conocimiento ni autorización de la víctima.

El acusado, que fue identificado por la Policía Nacional, alegó en su declaración ante el juez instructor que se limitó a tomar pantallazos de datos que imágenes de la víctima que circulaban por internet y que los utilizó para replicar, en un chat de dimensiones menores, a un internauta. Además, añadió que no dispone de wifi en su casa, por lo que utilizó el de una vecina.