Público
Público

Gloria Moreno La sargento del Seprona en Lanzarote se ratificará en su querella por acoso tras haber sido absuelta de denuncia falsa 

La agente de la Guardia Civil de Lanzarote agradece a Canarias su apoyo después de que el Parlamento aprobara por unanimidad una proposición “sin precedentes” para exigir al Ministerio de Interior investigar los expedientes contra ella.

La sargento del Seprona Gloria Moreno durante su declaración en el juicio. - EFE/Elvira Urquijo A.

La defensa de Gloria Moreno y la propia sargento del Seprona destinada en Lanzarote se felicitan por la sentencia absolutoria que esta semana han recibido contra la acusación por denuncia falsa, mientras planifican los siguientes pasos a dar. Se trata de un episodio más en el caso que desde hace casi cuatro años envuelve a la agente y otros miembros de la Guardia Civil en Canarias.

En concreto, ocho expedientes sancionadores, dos querellas y un juicio civil que ha dado la vuelta a la situación de Moreno y de los otros protagonistas de la historia. La argento ha pasado de ser la acusada en un juicio por falsedad y calumnias, a ser la querellante por acoso contra dos de sus superiores y un subordinado. Además, según la propia Moreno, están estudiando emprender “acciones legales contra la fiscal porque no se atuvo al decreto que regula su función”, en relación a la petición de la Fiscalía de cuatro años de cárcel por recoger en un informe las sospechas de un chivatazo de las operaciones policiales a los cazadores furtivos de la pardela, un ave protegida en las islas.

“También estamos considerando pedir que se aclare por qué la Policía judicial no investigó cómo debería ser la posibilidad de que un agente estuviera informando de las operaciones”, explica la propia Gloria Moreno a Público en referencia a que este hecho podría conllevar un castigo por la omisión del deber de perseguir delitos. En esa misma línea se expresa su abogada, María Jesús Díaz Veiga. “Estaba muy claro que el tipo penal no se daba y que nunca deberíamos haber llegado hasta aquí, porque desde el principio se sabía que no había ningún delito”, explica a la vez que califica de “lamentable” la actuación de la fiscal. La letrada explica que es habitual que en un procedimiento legal la acusación pública se mantenga antes y durante el juicio, pero no al final cuando se admiten pruebas tan contundentes como grabaciones que hablan del chivatazo. “Solo se entiende esta situación cuando se sabe quién es Ramona muñoz”, comenta en referencia a la relación familiar de la fiscal con Dimas Martín.

“La fiscal es pareja sentimental de Fabián Martín, uno de los hijos de Dimas Martín, el político que actualmente está en prisión por corrupción”, indica Sergio Calleja, periodista y testigo en el juicio que presentó una de las pruebas más contundentes para absolver a la sargento del seprona. Una sentencia a la que ha accedido Público y que asegura que “la conclusión no puede ser más categórica y significativa, pues los hechos probados no tienen encaje” en el delito de falsedad documental “y, menos aún, en el delito de calumnias”, como aseguraba la acusación pública y particular. Detrás de esta última está el agente Padial, al cual hace referencia el informe de la sargento y que se encontró investigado por este asunto. La citada sentencia recuerda que aunque en un principio fueron archivadas las diligencias contra él, “no se debe olvidar que el sobreseimiento” es “provisional y no libre” y, por ello, hay “un resquicio, aunque sea minúsculo”, para una “futura e hipotética reapertura”.

La defensa de Gloria Moreno recuerda que antes de que ella llegara a la isla en 2015 apenas se montaron operativos policiales contra la caza ilegal de pardelas pese a que era un hecho conocido por todos. De hecho, la sentencia de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas indica que es “es defendible” que la agente del Seprona “hiciese una serie de deducciones y que éstas le llevasen finalmente a elaborar el informe en cuestión y ponerlo en conocimiento de la Policía Judicial”, ya que como ha reconocido incluso un testigo en el juicio el furtivismo era una actividad “conocida por los habituales de la zona, utilizando a tal fin la significativa expresión vox populi”. Una de las pruebas de cargo más importante para esta resolución ha sido la grabación entre el dueño de Alegranza –la isla donde se cometía el delito de caza ilegal– y un periodista canario.

De sancionada y acusada, a querellante

Tanto la atención de Gloria como de su abogada está puesta en el próximo día 18 de diciembre, cuando la agente viaje a Madrid para ratificar frente al Tribunal Militar su querella por la posible comisión del delito de abuso de atribuciones del Código Penal Militar en su modalidad de acoso profesional/laboral contra el coronel en la reserva Ricardo Arranz, el capitán y superior de Moreno, Germán García, y el agente Miguel Ángel Padial. “La absolución del juicio civil es fundamental de cara a demostrar que Gloria solamente actúa en el cumplimiento de su deber y que se ha visto envuelta en este proceso penal solo por acabar con una situación de impunidad en la isla de décadas”, explica Díaz Veiga.

En querella, a la que ha tenido acceso Público, se destaca que el Coronel Arranz y el Capitán Germán García "fabricaban/impulsaban/promovían intencionadamente expedientes contra ella a través de una persecución inquisitorial y arbitraria con tal de intentar encajar sus conductas en los diferentes tipos infractores”; que la conducta de los superiores “consistía en de manera continuada y persistente hostigarla a través de actos que, para una persona como Dña. Gloria Moreno, con un alto sentido del deber, significaban el peor escenario en el que podía encontrarse en el desarrollo de su trabajo”; “manera se distorsiona de manera perversa la utilización del procedimiento sancionador a través del uso fraudulento y abusivo de la caducidad/archivo y reapertura”; y que la actuación de Padial era la de cooperación necesaria para estos delitos ya que los otros acusados necesitaban “contar con un subordinado de Dña. Gloria Moreno González y leal a los otros dos querellados (no olvidemos que lleva más de veinte años prestando servicio en el mismo destino), que desde abajo facilitara la actuación del Coronel Ricardo Arranz Vicario y el Capitán Germán Garcia”.

La sargento originaria de Segovia está actualmente de baja, con seis de los expedientes puestos contra ella cerrados en su favor o caducados, otro en curso de ratificación de expiración y un octavo que surge del quinto del que aún no tienen noticias.

Esta situación ha hecho que las protestas ciudadanas lleguen al Parlamento de Canarias. Si con los primeros expedientes se constituyó una plataforma de apoyo a Gloria Moreno constituida por ecologistas, fundaciones y protectoras de animales, ahora el grupo Sí Podemos Canarias ha elevado a proposición no de ley (PNL) dos peticiones sobre el tema. La primera para el Gobierno Canario pida al central que se refuercen los medios del Seprona en el archipiélago y otra propuesta, la segunda, para que el ejecutivo autonómico eleve la exigencia al Ministerio de Interior de investigar cómo y en qué circunstancias se realizaron la apertura de estos expedientes contra la agente. Ambas salieron por el apoyo unánime de todos los grupos de la cámara, menos por la abstención del PP y del Partido Nacionalista Canario en la segunda parte del a PNL. “Ha sido una sorpresa para mi y que todo mi agradecimiento a toda Canarias por su apoyo. Nunca me he sentido sola”, explica Gloria Moreno a este medio, que no olvida que aún tiene por delante, además de la querella en el Tribunal Militar y posibles acciones legales por la sentencia absolutoria, una denuncia contra el agente Padial y toda la cadena de mando por la omisión de tramitar las denuncias de las protectoras ante posibles casos de maltrato animal.

“No se puede tolerar que en el siglo XXI se siga haciendo dejación de las funciones básicas de las instituciones democráticas del Estado y por eso el Parlamento de Canarias ha apoyado, a propuesta del Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias, pedir al Ministerio de Interior que abra una investigación con el fin de aclarar los motivos de la apertura de 8 expedientes disciplinarios” a la sargenta Gloria Moreno, y determinar si responden a la obligación legítima de los mandos de sancionar conductas reprobables de sus subordinados y subordinadas o, por el contrario, constituye un ejercicio de arbitrariedad” escribía el diputado canario Manuel Marrero en un artículo de opinión, que alega el “maltrato, persecución, acoso y ensañamiento a los que se ha visto sometida la sargenta del Seprona de Lanzarote Gloria Moreno”.

Más noticias de Política y Sociedad