Público
Público

La dirección del 112 culpa a los trabajadores de los carteles falsos sobre el cierre de urgencias en Madrid

La dirección del 112 envía una nota a los trabajadores diciendo que los carteles "deben ser autorizados", aunque la subdirectora de recursos humanos instó previamente a colgar las notas. Fuentes del Summa alegan que hubo trabajadores que redactaron informaciones diferentes a la oficial que señalaban al Gobierno como el responsable del cierre de los SUAP.

La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. EFE/Fernando Alvarado/Archivo
La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. EFE/Fernando Alvarado/Archivo

beatriz asuar

La dirección del 112 echa la culpa a los trabajadores de haber colgado los carteles que señalaban al Gobierno como el responsable del cierre de las urgencias de atención primaria (SUAP). "En estos últimos días se han encontrado en distintos SUAPs carteles no oficiales en relación con la situación actual de los mismos", indican en el documento al que ha tenido acceso Público.

En esta nota interna firmada por la directora médico asistencial del Summa 112, Fátima Gutiérrez, y el director de enfermería, José Luis Pérez, recuerdan a los trabajadores que "todas aquellas notas que se colocan en lugares visibles deben ser autorizados por la Dirección Gerencia y, por ende, por la Consejería de Sanidad". La Gerencia del 112 ya ha mandado retirar dichos carteles.

Sin embargo, según desveló El País este miércoles, la subdirectora de gestión de recursos humanos del Summa 112 quien envió un correo a los trabajadores que decía: "Se remite cartel informativo que deberá ser expuesto en lugar visible para los pacientes que se presenten en la puerta de acceso al SUAP (Servicio de Urgencias de Atención Primaria)".

Nota Interior del Summa 112./ Público

Fuentes del Summa 112 explican que no todos los carteles que se han colgado son oficiales. Según alegan, la subdirección de personal instó a los trabajadores a informar a los ciudadanos de la "decisión técnica" de cerrar las urgencias y colgar una nota interior que explicaba los motivos en la puerta de los centros. 

"Dos meses después, y tras haber comprobado la existencia de múltiples versiones del texto, y de las malas interpretaciones a las que estaba dando lugar lo que era una nota técnica e informativa, desde la gerencia del summa 112 se mandaron retirar durante el día de ayer las distintas versiones de los carteles", aseguran. 

En esta nota interior afirman que el 22 de marzo, en pleno pico de la pandemia, se comunicó a los trabajadores del cierre de los SUAP "en virtud de una orden ministerial que habilita a las Comunidades Autónomas a reorganizar los recursos humanos y materiales para reordenar el sistema sanitario como mejor considere en aras de garantizar la asistencia sanitaria en plena pandemia". 

Porque, como se reconoce, el Gobierno central no tiene nada que ver con el cierre de estas urgencias, que fue decisión de la Consejería de Sanidad.

Nota Interior del Summa 112./ Público

Además, se prevé que sigan cerrados durante la desescalada: "El cese temporal de la actividad asistencial en los SUAP viene alineado con la situación de confinamiento de la población general, e incluso en los pasos a las siguientes fases, parece adecuado evitar tránsito y permanencia en lugares cerrados con distinta sintomatología. Es por este motivo que desde el inicio se ha potenciado la atención domiciliaria por parte del SUMMA 112, intentando disminuir la transmisión comunitaria".

Así, estos centros seguirán cerrados, un hecho que denunció ya la semana pasada el sindicato mayoritario del 112, la Asamblea de Trabajadores del Summa 112 (Summat), que mandó una carta al consejero de Sanidad y a la presidenta autonómica el pasado jueves demandando la apertura de los centros

"El hospital de campaña de Ifema se cerró el 1 de mayo, pero no se abrieron los SUAPs. Según la memoria de 2018, en los 37 centros se atendieron que hay casi 750.000 mil pacientes, una media de 14.000 pacientes a la semana. No esperamos esta frecuentación en estos momentos, pero la demanda de asistencia cada día es mayor y es un servicio esencial que se está negando a la población. La no apertura de estos centros es debido al mal crónico que arrastra el Summa desde hace muchos años: falta de personal", explicaron en la carta.

Más noticias de Política y Sociedad