Público
Público

Exclusiva de Público

Hospital Isabel Zendal El hospital Zendal no tiene cámaras mortuorias y un celador custodia los cuerpos de los fallecidos

En el hospital de emergencias Isabel Zendal han fallecido seis personas desde que abrió el pasado 11 de diciembre. Se ha firmado un protocolo con Justicia para mantener los cuerpos en las camas mortuorias del Instituto de Medicina Legal.

La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, durante su visita las obras de construcción del nuevo Hospital de Emergencias de la región en la zona de Valdebebas. E.P./Ricardo Rubio
La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, durante su visita las obras de construcción del nuevo Hospital de Emergencias de la región en la zona de Valdebebas. E.P./Ricardo Rubio.

El hospital de emergencias Isabel Zendal no tiene cámaras mortuorias. Los cuerpos de los fallecidos los custodia un celador en una sala del hospital hasta que llega el coche de la funeraria. Fuentes del propio centro han confirmado a Público la información y han explicado que hasta el pasado viernes 22 de enero habían fallecido seis personas allí.

Estas fuentes también avanzan que los cuerpos de los fallecidos se van a mantener a partir de ahora en "las camas mortuorias del edificio de Justicia hasta la llegada de la funeraria". Este edificio se encuentra muy cerca del hospital ya que el Zendal se ha construido en Valdebebas y en la parcela contigua está el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses. Para esto se ha elaborado un protocolo con la Consejería de Justicia de la Comunidad de Madrid. 

Una sanitaria del Zendal explicó a Público que la falta de cámaras mortuorias era "lo que más le llamaba la atención" del hospital entre todas las carencias. "Se tiene que quedar un celador las horas que sean necesarias hasta que venga la funeraria. ¿Qué hubiera pasado si cuando nevó por el temporal hubiera muerto alguien? Esto se quedó totalmente aislado. Hay compañeros que se tuvieron que quedar aquí 48 horas. ¿Hubieran tirado el cadáver a la nieve para que se conserve o iban a dejar que se descompusiera?", comenta la trabajadora.

Por suerte no pasó y hasta el momento ha habido seis fallecidos pese a que los pacientes graves se suelen trasladar a otros hospitales por la falta de medios para tratarlos en el Zendal. Según los datos de la Comunidad de Madrid, en este hospital se han atendido hasta 800 pacientes desde que recibió a su primer enfermo el pasado 11 de diciembre.

A varios trabajadores de hospitales les sorprende también que no cuenten con algo tan básico. Según explican, los hospitales cuentan con pequeñas estancias necesarias como sala de autopsias o la habitación de las cámaras mortuorias. De hecho, recuerdan que en momentos excepcionales como el de la primera ola se hacen muy necesarias. En la Comunidad de Madrid las funerarias colapsaron y había que esperar mucho más tiempo del normal para que los coches recogieran los cuerpos.

Aunque a los sanitarios les llame la atención que el hospital no tenga cámaras mortuorias, tampoco sorprende del todo porque no es la primera ausencia clara. Como indica Alma Blanco Cazorla, enfermera de UCI del 12 de Octubre y delegada del sindicato MATS: "Si no hay ni quirófanos, pues tampoco tiene cámaras mortuorias". El mismo día de la inauguración del Zendal se conoció que el hospital no cuenta ni con quirófanos, aunque se han ido conociendo más problemáticas como los cortes de luz o agua.

El Zendal desde un principio fue criticado por los profesionales sanitarios por ser innecesario pero esto se ha agravado por todo el coste que está suponiendo para las arcas públicas. Desde su inicio ha acumulado sobrecostes. Del presupuesto inicial de poco más de 50 millones para su construcción se ha pasado hasta los 135 millones. Además, se acumulan los contratos con empresas privadas para la externalización de servicios básicos del hospital. La última tanda de contratos, avanzada por este medio, llegó a los casi cinco millones entre Ferrovial y otras tres empresas.


Más noticias de Política y Sociedad