Público
Público

Feminismo Ana Pardo de Vera: "El periodismo no es honesto si no es feminista"

La directora de Público reivindica la inclusión de la perspectiva de género en el tratamiento de la información y aboga por feminizar los medios.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

Ana Pardo de Vera durante la charla. Foto de Ramón Comet.

"Un periodismo no es honesto si no es feminista, si no incluye la perspectiva de género como algo transversal a todos los contenidos del periódico y la construcción de la redacción", señaló Ana Pardo de Vera, directora de Público, en su intervención en la mesa redonda “Macho Media: rompiendo el techo de cristal”, en las I Jornadas Feministas de Zaragoza, organizadas por Ctxt.es, y en la que participaron la escritora Almudena Grandes, y las directoras Pepa Bueno (Hoy por hoy), Magda Bandera (La Marea) y Encarna Samitier (20 Minutos).

Pardo de Vera puso sobre la mesa una de las realidades de los medios de comunicación españoles: "Solo el 15% de los puestos directivos está ocupado por mujeres, y eso es una injusticia" que "atenta contra los derechos humanos", a lo que se añade que “el poder real de los grandes grupos de comunicación está en los consejos de administración, y ahí solo hay hombres”.

En este sentido, la directora de Público reivindicó la aplicación de modelos y políticas igualitarias en los medios. "Los medios de comunicación son un negocio, pero no deben nacer como negocio porque cumplen un derecho como es el de la información" en el que debería reflejarse esa igualdad de género, señaló. "Tenemos que completar lo que iniciaron nuestras madres y nuestras abuelas, y tenemos que completarlo yendo a por el todo", añadió.

Pepa Bueno recordó cómo, cuando se inició en el oficio en los años 80, "entré en una redacción llena de mujeres con despachos llenos de hombres", algo que "apenas ha cambiado, aunque hay excepciones". Samitier, por su parte, anotó cómo en esa época las periodistas “percibíamos que teníamos que romper el cliché, dejar de hacer temas que se consideraban solo para mujeres" como los sociales. "Me gusta verlo como un largo camino en el que no podemos parar", apuntó.

Violencia machista

Otro de los temas de la mesa redonda fue el tratamiento informativo de la violencia machista, que empezó a ganar terreno en los medios a mediados de los años 90. Bueno contó como los programas de testimonio de las tardes televisivas, "aquel programa que despreciaban los que mean colonia", sirvieron para comenzar a introducir en la opinión pública las terribles vivencias de las mujeres maltatadas.
"Nos resistíamos a poner aquel goteo de mujeres asesinados al lado del atropello del camión", explicó Bueno, que en aquella época trabajaba en un programa de sucesos en TVE.

Bandera, por su parte, llamó la atención sobre el camino que falta por recorrer para sensibilizar a toda la sociedad sobre la violencia machista y, en este sentido, destacó cómo la campaña de crowfounding que ha lanzado su medio para investigar qué hacen las administraciones con las víctimas está pinchando. “Los hombres no aportan”, explicó.

Lenguaje inclusivo

Por último, las ponentes debatieron sobre la necesidad de utilizar un lenguaje inclusivo en los medios de comunicación.

"La escritura tiene género", indicó Almudena Grandes, para quien "hay tantos tipos de escritura como atributos tiene una persona. Lo que pasa es que se cree que la mirada de un hombre tiene carácter universal y la de la mujer, no". "El principal techo de cristal que hemos de romper es que las mujeres hemos aceptando que nos traten como una minoría" en los medios y la literatura, añadió.

Ana Pardo de Vera, por su parte, destacó que "quedan muchas cosas por hacer" en este campo, aunque ha habido notables avances. "Es posible compaginar la economía del lenguaje con el lenguaje inclusivo", dijo, y "hay muchas formas de recurrir al lenguaje inclusivo, sin utilizar la diferencia masculino-femenino".

"La responsabilidad no es lograr un lenguaje inclusivo sino preocupar que perdure", añadió Grandes.