Público
Público

Ismael Furió, delegado sindical de CGT en Salvamento Marítimo Ismael Furió (Sasemar): "Con la estrategia de Interior, en unos años veremos pateras llegando a la Costa Brava"

El sindicalista de Salvamento Marítimo (CGT) advierte en esta entrevista de que la falta de medios de rescate en Canarias les empujan a una huelga, critica la "descoordinación" del Mando Único de la Guardia Civil y avisa de que el nuevo papel del Frontex que diseña la UE puede dejarles fuera de las operaciones de rescate de migrantes.

Ismael Furió, presidente del comité de empresa de Salvamento Marítimo por la CGT.
Ismael Furió, presidente del comité de empresa de Salvamento Marítimo por la CGT.

Ismael Furió es secretario de organización del Sector Mar y Puertos de la CGT, sindicato mayoritario en la flota de Salvamento Marítimo (Sasemar), donde Furió es presidente del comité de empresa. En 2006 vivió de primera mano la llamada crisis de los cayucos en Canarias, cuando era segundo oficial en la guardamar Talía. Tras una vida dedicada a los rescates en el ente público, este sindicalista da la voz de alarma ante el aumento de llegadas y la escasez de medios de rescate. Aunque el número de pateras y cayucos que está llegando a la islas es significativamente inferior al de hace 15 años, esta ruta migratoria, la más peligrosa para llegar a Europa, se ha reactivado con fuerza y, hasta el pasado 15 de septiembre, habían llegado más de 5.100 personas migrantes, un 512% más que en 2019, cuando habían sido rescatado menos de mil.

Hace unos días trascendió una grabación de la conversación por radio entre una Salvamar, el centro de control y la Guardia Civil en la que se muestra la peligrosa descoordinación en un rescate en Canarias. ¿Qué está ocurriendo?

Que las órdenes que vienen del centro del Mando Único de Coordinación de la Guardia Civil son de todo menos coordinadas. Se alerta de un rescate, la salvamar va y, entremedias, hay gente ajena a la operación decidiendo sobre la idoneidad de una operación. Deciden que es mejor que los rescatados vayan a Tenerife en lugar de a Gran Canaria, porque allí sí hay plazas en el centro de acogida. Cuando se le dice a la salvamar, con estupor, esta responde que ya está la patera amarrada y a punto de empezar el embarque.  Nos han supeditado a ordenes de la Guardia Civil y pasa esto. El problema es que, cuando tienes una patera en tu costado, la gente que va en ella ya se siente salvada. De repente ven que no, no saben lo que ocurre y ven que viene la Guardia Civil. Cunde el nerviosismo y a veces se tiran al agua para intentar subir a nuestra embarcación.

¿Son habituales este tipo de actuaciones?

Sí. Esto ha ocurrido en el Mar de Alborán y en el Estrecho cuando nos han mandado retirarnos del algún rescate. Por desgracia, es mucho más habitual de lo que quisiéramos. Esto se da desde que el Mando Único comenzó a operar en 2017. Solo hay que tirar de hemeroteca para ver que hemos tenido problemas con la Guardia Civil. Nos han ordenado retener a gente en barcos durante días, se las obligaba a cambiar de barco y seguir navegando hacia puertos más lejanos para desembarcar.

"Estas situaciones se dan desde que el Mando Único comenzó a operar"

Todo esto viene de lejos. El año pasado tuvimos que poner decenas de denuncias en las capitanías marítimas porque se nos obligaba al trasporte de personas sin medios para hacerlo. Para ahorrarse un autobús, nos hacía llevar a rescatados de Tarifa a Málaga, sin chalecos ni espacio a bordo. También nos hacen dejar a gente en la isla de Alborán o ir a recoger a personas que llevan días allí. No es un caso aislado, es la tónica general, aunque en Alborán es peor porque también actúa la Marina Real Marroquí. Nos hacen retirarnos de rescates para que ellos los cojan, tardan mucho más porque no están tan preparados como nosotros y eso es asumir riesgos innecesarios con vidas humanas.

Han denunciado este verano la falta de medios para tantos rescates en Canarias ¿Cuál es la situación actual? ¿Ha habido cambios?

No. Se ha cambiado casi a peor. Llegamos a vernos en la tesitura de tener que amenazar a la dirección con una huelga. No teníamos medios, nos faltaban manos por todos lados. La dirección, por este temor, nos ofreció una reunión de urgencia, nos dijo que iban a mandar un refuerzo a Canarias, una guardamar exclusiva para esto. Firmamos el acuerdo y tenemos otra reunión el próximo día 29. Pero después, esa guardamar se ha ido a Tenerife para suplir la puesta en mantenimiento anual de otra lancha. Acaba de entrar ahora en servicio. La realidad es que no hemos tenido refuerzo. Esta semana, la salvamar Menkalinan ha estado cuatro días sola, rescatando. Y esto se tapa desde Delegación del Gobierno y desde la dirección de Sasemar.

¿Con qué medios se cuenta en Canarias actualmente?

Esta crisis humanitaria la están gestionando prácticamente entre 12 personas: las tripulaciones de Gran Canaria y la de la salvamar Menkalinan, que tiene su puerto en Arguineguín (Gran Canaria). Sasemar dice que hay muchos medios. Siete salvamares, dos remolcadores… Y es cierto, están ahí, porque hay una salvamar por cada isla. Pero no se puede contar como medios una barca que están en El Hierro o en la Gomera cuando el problema lo tienes en Gran Canaria. Esas islas necesitan de la Salvamar para su día a día, para asistir a pescadores, a surfistas… No se van a mover de allí. Ni siquiera es efectiva la de Gran Canaria, porque está a tres horas de navegación de los puntos calientes. La Menkalinan y sus cuatro tripulantes estuvieron rescatando solos la pasada semana durante cinco días porque la otra embarcación estaba averiada. Eso no tiene ni pies ni cabeza.

"Esta crisis en Canarias la están gestionando prácticamente entre 12 personas"

Vivimos una situación de pánico porque todo a punta a que esto va a aumentar. Son turnos de 24 horas durante una semana cuando se está de guardia. Con casi 20 pateras al día, es una temeridad para las personas que están rescatando y para las rescatadas. En cada turno hace falta más gente y luego hacen falta relevos. Las zonas de frontera necesitan más refuerzos. No es lógico ni seguro.

¿Qué medios consideráis necesarios?

En una Salvamar en frontera debería haber en cubierta como mínimo tres marineros, de los cuales uno específicamente rescatador, con conocimientos sanitarios mínimos. Y dos marineros de maniobras. Amarrar una patera requiere que las cosas se hagan con dos personas. Salvamento proyecta construir nuevos barcos muy caros, barcos atómicos, nuevos proyectos para salvamares diferentes con tecnología punta y drones, pero los barcos siguen estando vacíos de gente.

"Desde 2012 no se ha contratado a una sola persona fija en Salvamento Marítimo"

Desde 2012 no se ha contratado a una sola persona fija en Salvamento Marítimo. El 100% de la tasa de reposición se ha empleado en personal de oficinas. El año pasado tuvieron que devolver plazas porque no cabía más gente en oficinas, hay 250 en oficinas para gestionar a 763 personas, y un centenar de cargos directivos y jefes, todo puestos de libre designación. Es una salvajada, no puede haber casi más pastores que vacas.

¿La idea de la huelga sigue adelante?

Ahora más que nunca porque no se han cumplido los acuerdos. Esperaremos hasta la reunión que tenemos con la dirección el día 29 y veremos. El director no es ni siquiera marino, es ingeniero naval. Ese es el máximo responsable de la seguridad marítima de este país. Eso tiene que saberlo la gente, y este perfil es parecido al de los máximos responsables de las crisis marítimas de un país que es casi todo costa.

La situación en Canarias se parece mucho a la de hace dos veranos en el Estrecho. ¿Qué ocurre? ¿Falta previsión?

Es el mismo escenario, pero lo van desplazando. Cuando la Guardia Civil y la Marina Marroquí se desplegaron en el Estrecho en 2017, sabíamos que iba a aumentar el flujo en Alborán. Cuando entraron en acción en Alborán y hubo tantas devoluciones en caliente en el mar, la ruta se desvió a Canarias. La intención del Ministerio del Interior es lograr que los migrantes consideren que una ruta es tan peligrosa o difícil de realizar que vale la pena intentarlo por Italia o Grecia. Desviar el problema a otros países. Esto no es un invento español, ya lo hizo Salvini en Italia, y antes lo hizo Grecia. Pero nosotros tenemos varias rutas y las estamos agotando todas.

"Interior busca generar caos en la ruta Canaria para que la ruta dé tanto miedo que los migrantes se vaya a otra"

Ahora Canarias es un polvorín, con el puerto de Arguineguín lleno de gente durante días, con todas las personas hacinadas, con rescates que nunca se hacen, con transbordos en alta mar. Se busca generar caos para que la ruta dé tanto miedo que se vaya a otra. Ese es su gran triunfo. Igual que anticipamos que la ruta se desplazaría a Canarias, decimos que ahora irán hacia el norte, hacia Italia, y algún día veremos pateras llegar a la Costa Brava, en unos años. Ya hemos visto que están llegando con fuerza a Baleares.

¿Cree que Sasemar realiza todas las búsquedas y recates que le corresponde?

"Ni nosotros tenemos que operar en el control de fronteras ni la Guardia Civil tiene que hacer rescates"

No. La Guardia Civil está interceptando muchísimo y nosotros, mucho menos que antes. Por eso pedimos volver a la situación anterior. Una crisis humanitaria como esta solo se gestiona con plena soberanía de Salvamento Marítimo, que pare eso tiene tripulantes con gran experiencia. Llevamos 25 años gestionando migraciones y no ha ido nada mal. Somos un cuerpo civil, pequeño, barato y eficaz; solo queremos que nos dejen rescatar, llevar a las personas a una situación segura y terminar ahí nuestra labor. Nuestra parcela es el rescate, que tiene que ser público y civil. Ni nosotros tenemos que operar en el control de fronteras ni la guardia civil tiene que hacer rescates.

¿Cuál es el papel de Frontex ahora mismo en las aguas españolas?

Nosotros con Frontex no tratamos. Es el gran desconocido. Son unos señores que aparecen en el muelle con una carpeta, hacen recuento de cuántos se han rescatado y se van. Las órdenes que llegan de Frontex deben de ir al Mando Único. Pero sabemos que va a ir tomando un papel cada vez mayor, según anticipa el nuevo pacto migratorio europeo. La intención de Europa es crear una policía de fronteras y que Frontex se haga cargo de la gestión integral en cuestiones migratorias. Esto está al caer y no sabemos en qué va a acabar.

¿Sería Frontex una amenaza para la actual labor humanitaria de Salvamento Marítimo?

Sí, iremos quedando fuera de juego. Es posible que, dentro de unos años, Salvamento Marítimo deje de rescatar a migrantes. El Gobierno quiere convertir la migración en un problema fronterizo y no en un problema humanitario o de rescate de vidas. De todos modos, la gran actividad de Sasemar no es la migratoria. Los rescates son una mínima parte de nuestro trabajo. Nos hicimos cargo de rescatar cuando apareció el fenómeno migratorio porque ya estábamos ahí, pero no se nos creó con esa intención. Y es una pena esto que viene. Podíamos haber sido el ejemplo para otros países de Europa, más aún con un Gobierno que parecía que podía hacer las cosas de otra manera, pero se ha sumado a la militarización de las fronteras. Nosotros somos solo 763 tripulantes sin más fuerza que la que tenemos.

Más noticias de Política y Sociedad