Público
Público

Protestas en Linares El joven víctima de los disparos en las protestas de Linares denunciará los hechos

"Su familia no se lo termina de creer. Da igual que participara o no en la manifestación, el hecho de que acabe con un tiro en la pierna debería ser algo impensable, ni que viviéramos en un país tercermundista", lamenta el tío de la víctima. 

Hasta 13 detenidos y 19 policías heridos por disturbios en Linares
Disturbios producidos en Linares. Policía Nacional

El joven de 21 años víctima de los disparos de fuego real propinados presuntamente por la Policía Nacional durante las protestas de Linares por la brutal agresión de dos agentes que estaban fuera de servicio a un vecino y a su hija menor de edad el pasado viernes denunciará los hechos, según ha confirmado uno de sus familiares a Público.

El joven herido, procedente de Guadalén, un pequeño pueblo de la provincia de Jaén, ni siquiera participaba en las protestas. El tío de la víctima, Javier Maestre, ha lamentado que "su familia no se lo termina de creer. Da igual que participara o no en la manifestación, el hecho de que acabe con un tiro en la pierna debería ser algo impensable, ni que viviéramos en un país tercermundista".

El chico "fue a linares a comprarse unas botas de fútbol y dejó el coche en las inmediaciones de la comisaría de Policía porque quedó con su prima y unas amigas para pasar la tarde allí". Cuando fueron a recoger el coche, ya había policías y manifestantes en la zona, ha explicado su familiar.

Después de los disturbios, la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), la Plataforma Defender a Quien Defiende e Irídia-Centro de Defensa de Derecho Humanos han registrado una denuncia ante la Fiscalía de Jaén "contra algunas de las actuaciones policiales que tuvieron lugar en Linares el pasado 13 de febrero durante las protestas ciudadanas".

Las organizaciones han puesto en conocimiento del Ministerio Fiscal que "en varias de las intervenciones llevadas a cabo por los agentes de la Policía Nacional con el propósito de disolver las protestas se observó un uso desproporcionado de la fuerza tanto en la práctica de varias detenciones como durante la realización de algunas cargas policiales".

Llamada a la calma

La delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García, ha pedido a los ciudadanos de Linares "calma y sensatez" tras los disturbios del sábado por la noche, unos hechos que considera "no representan para nada" lo que es la ciudad y que no se han vuelto a repetir.

"Somos todos conscientes de que la situación de Linares, como en muchos municipios, muchas provincias, es complicada", por el "estrés de la pandemia que nos está afectando a todos" y por "el segundo estado de alarma, de la limitación de determinadas actividades, de la crisis económica y social", ha dicho García.

Por su parte, Teresa Rodríguez y los diputados que fueron expulsados del grupo de Unidas Podemos propondrán que el Parlamento de Andalucía apruebe una Declaración Institucional que condene la violencia policial de los últimos días en Linares y aprobar un plan de desarrollo social y económico que saque a la comarca del "abandono". 

Los policías ingresan en prisión

Los dos policías nacionales detenidos ingresarán esta noche en la prisión Sevilla I, en Alcalá de Guadaíra (Sevilla), en un módulo reservado para fuerzas de seguridad del Estado y militares.

Según han informado a Efe fuentes penitenciarias, los dos agentes han sido conducidos esta tarde a la cárcel sevillana, donde ingresarán en prisión preventiva investigados por un presunto delito de lesiones agravadas por el empleo de métodos o formas peligrosas, en el que ha mediado ensañamiento. 

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Linares (Jaén), en funciones de guardia, ordenó en la madrugada del sábado al domingo el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de los dos agentes de la Policía Nacional.

Los dos agentes compartirán con otros 20 reclusos el módulo 104 de la prisión sevillana a la espera de juicio, una zona "tranquila" donde los integrantes de los cuerpos de seguridad encarcelados están separados del resto de los presos. 

Los cinco sindicatos de Policía Nacional han expresado su rechazo y condena "sin matices" a la agresión porque consideran que este comportamiento es "injustificable" y no representa al resto de funcionarios.

Más noticias de Política y Sociedad