Público
Público

Juan Carlos I vendió un Rolls-Royce de la Casa Real a Villar Mir por 210.000 euros  

El emérito compró el deportivo en 2008 por más de medio millón de euros, aunque no hay rastro del procedimiento que siguió después para su venta.

Foto de archivo. El rey emérito, Juan Carlos I, acude al tanatorio para despedir a Plácido Arango en Madrid.
Foto de archivo. El rey emérito, Juan Carlos I, acude al tanatorio para despedir a Plácido Arango en Madrid. José Oliva / Europa Press

El rey emérito se convirtió en propietario en 2008 de un lujoso descapotable de la marca británica Rolls-Royce, valorado en 550.000 euros, que vendió más tarde al empresario Juan Miguel Villar Mir, según ha publicado en exclusiva El Confidencial

Juan Carlos I adquirió el coche en septiembre, aunque los documentos no detallan si fue una compra de la Casa Real o un regalo -de igual forma se habría sumado a los activos de la jefatura del Estado-. Sin embargo, no aparece en ningún registro público de la institución ni del Parque Móvil del Estado ni de Patrimonio Nacional. Al igual que tampoco hay documentos registrados sobre el procedimiento por el que el emérito se desprendió del vehículo en 2010.

Pese a ser propiedad de la Casa Real, no hay rastro del procedimiento por el que vendió el vehículo

Fuentes de El Confidencial aseguran que la venta del coche se hizo sin que mediara ningún anuncio ni concurso público, como se debía haber hecho. Así fue en 2017, cuando Hacienda subastó dos Ferrari FF que había regalado seis años antes el primer ministro de Emiratos Árabes, Mohammed bin Rashid al Maktoum, al emérito. El dinero recaudado (443.000 euros) fue ingresado en las arcas del Estado. 

El expresidente de la constructora OHL pagó por el Rolls-Royce Phantom Drophead 210.000 euros. Cuando se produjo su venta el deportivo solo tenía 2.000 kilómetros recorridos puesto que Juan Carlos I solo lo conducía por el interior del recinto del Palacio de la Zarzuela y en las carreteras de su entorno, así como para recoger en el aeropuerto a otros mandatarios de visita privada en España, según explica el diario. 

Un coche que Hitler regaló a Franco, entre los bienes del emérito

Juan Carlos I no solo ha conducido el Rolls-Royce, sino que cuenta con otros ejemplares igual de lujosos como un Porsche 959 del que solo se produjeron 337 unidades o un Maybach 57S, según el portal especializado TopGear.

Muchas veces se confunden los vehículos que están en propiedad con los que son del Parque Móvil de Estado que cede vehículos a la institución. Aunque se sabe que la Casa Real tiene un catálogo de modelos históricos entre los que destacan los Rolls Royce Phantom IV (apenas hay 18 unidades en todo el mundo y en realidad es del Ejército de Tierra) o un Mercedes 540 G4 6x6 de 1939 que en realidad está en España desde que en 1940 Hitler se lo regaló a Franco.

Más noticias