Público
Público

Laicismo La Iglesia publica por primera vez las cuentas millonarias de la Mezquita de Córdoba tras años de presión ciudadana

El Cabildo ingresó en 2018 casi 16 millones de euros por el monumento omeya, la mayor parte por los dos millones de turistas que los visitan 

Publicidad
Media: 3.20
Votos: 5

Una turista visita la Mezquita de Córdoba. AFP/Jorge Guerrero

Tras años de denuncia ciudadana, la Iglesia ha decidido poner fin a la opacidad económica y ha hecho públicas por primera vez en la historia las cuentas millonarias de la Mezquita de Córdoba, cuya propiedad es objeto de una intensa polémica desde que el obispo la inmatriculara en el año 2006. Justo desde esa fecha, el precio de la entrada al monumento se ha duplicado prácticamente y alcanzará los 11 euros a partir de enero de 2020.

El Cabildo catedralicio ingresó en 2018 casi 16 millones de euros por la explotación comercial del más importante monumento de arte islámico de Europa, gracias al boom turístico andaluz, que cifra ya en casi dos millones los visitantes anuales a la Mezquita. Así reza en un breve informe gráfico de apenas cuatro páginas colgado en el recién estrenado Portal de Transparencia de la web oficial del Conjunto Monumental Mezquita Catedral.

Hasta hoy, la gestión económica del monumento, administrada por el Cabildo catedralicio, ha vivido en un limbo fiscal, si no claramente irregular, denunciado reiteradamente por la Plataforma Mezquita Catedral, Patrimonio de Todxs. Los ingresos multimillonarios derivados de la venta de entradas eran consignados como “donativo” y han permanecido durante décadas ajenos al control de Hacienda, independientemente de las exenciones tributarias de las que legalmente pudiera beneficiarse.

Una somera proyección situaría los ingresos millonarios de la Iglesia cordobesa en la última década en torno a los 100 millones de euros, lo que convertiría a la Mezquita de Córdoba en una mina de oro para las arcas del Cabildo de la ciudad andaluza. Esta importante inyección económica supliría parcialmente el descalabro que representó la quiebra de Cajasur, cuya propiedad perdió la Iglesia tras ser intervenida por el Banco de España en 2010.

Los gastos

Según los datos reflejados en la memoria económica de la Mezquita Catedral, el Cabildo destina un 16,9% de los ingresos a “labor caritativa”, un 14,4% a mantenimiento y conservación y un 25,6% a gastos de personal. El capítulo más abultado, un 33,2%, se emplea en el epígrafe “capacidad de financiación”, cuya naturaleza fue desvelada en parte en una reciente información difundida por Diario de Sevilla.

Según el rotativo andaluz, el órgano eclesiástico dedica 20 millones de euros a inversiones financieras, que le rentan anualmente cantidades nada desdeñables. En 2013, por ejemplo, se embolsaron 1,3 millones de euros por ese concepto, mientras que en 2017 el rendimiento fue de 750.000 euros. Es preciso recordar que la quiebra de Abengoa sacó a la luz que uno de sus inversores fue precisamente el Cabildo Catedralicio de Córdoba.

Ninguna de estas cifras aparece pormenorizada en la memoria hecha pública ahora por la Iglesia. Como tampoco las retribuciones asignadas a los 26 canónigos del Cabildo Catedralicio, que se embolsan 1,5 millones de euros al año, gracias a la explotación turística de un monumento al que llegaron a borrar su universal nombre de Mezquita de Córdoba.

Más noticias en Política y Sociedad