Público
Público

Prostitución Liberadas cuatro jóvenes obligadas a prostituirse para pagar su viaje a España

La operación se ha saldado con seis detenidos y la desarticulación de una organización dedicada a la captación, traslado y explotación sexual de mujeres.

Liberan a cuatro jóvenes obligadas a prostituirse para pagar su viaje a España. ARCHIVO

EFE

Agentes de la Policía Nacional han liberado en la Comunitat Valenciana a cuatro mujeres obligadas a prostituirse para saldar una deuda, en una operación que se ha saldado con seis detenidos y la desarticulación de una organización dedicada a la captación, traslado y explotación sexual de mujeres.

Según ha informado la Policía Nacional en un comunicado, las víctimas, naturales de Nigeria, eran captadas debido a su "estado de necesidad en su país", y, una vez en España, eran obligadas por la banda, liderada por individuos de origen nigeriano y sudamericano, a ejercer la prostitución para pagar la deuda contraída.

Las investigaciones se iniciaron a principios de noviembre, después de que los agentes localizaran en una casa de citas de Valencia a una mujer que estaba siendo obligada a ejercer la prostitución.

El local estaba regentado por dos hermanas que controlaban a la víctima y se quedaban con parte del dinero que ésta obtenía por los servicios que realizaba, mientras que la mujer entregaba la otra parte de las ganancias a su tratante, con el que había contraído una deuda de unos 35.000 euros por el viaje de Nigeria a España.

A finales de marzo, cuando otra víctima iba a ser trasladada a Tarragona, se desarrollaron varias entradas y registros policiales en domicilios de Alicante y diversas localidades valencianas, durante los cuales liberaron a tres jóvenes y detuvieron a los miembros de la organización.

En Alicante se detuvo a un matrimonio de origen nigeriano que lideraba la organización, y, mientras la mujer captaba a las víctimas a través de colaboradores en Nigeria y financiaba y supervisaba los viajes y acogimiento y explotación sexual de las chicas, el marido colaboraba en el trabajo.

Además, se detuvo a otra mujer en un domicilio de la localidad valenciana de Alaquàs considerada la mano derecha de la anterior y dedicada a captar, trasladar y explotar sexualmente a varias mujeres en España, amenazándolas con el rito "vudú-juju". Los agentes liberaron a una víctima que tenía controlada en su propio domicilio.

Liberan a otras dos mujeres

Del mismo modo, los policías liberaron de una casa de citas de una localidad de la Ribera (Valencia) a una mujer que estaba siendo explotada sexualmente e iba a ser trasladada ese mismo día a Tarragona.

Los agentes detuvieron asimismo a las hermanas que regentaban una casa de citas en Valencia y liberaron a una víctima más, así como a otra en el municipio alicantino de Elda.

A todas las víctimas se les coaccionaba con la práctica de "vudú", con ceremonias en las que les realizaban cortes en el rostro y rituales con animales salvajes, y, de esta manera, lograban el sometimiento de las mujeres y la creencia de una muerte segura para ellas o sus familias si denunciaban los hechos a la Policía, no devolvían el dinero o se escapaban del control de la organización.

De los detenidos -en el caso del hombre, con antecedentes policiales-, cinco pasaron a disposición judicial y una de las mujeres fue puesta en libertad con la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando se le requiera.