Público
Público

Menores Extranjeros Melilla obliga a retornar a 13 niñas de Marruecos acogidas e integradas en Palencia porque "no es rentable"

Las menores, de entre 14 y 17 años, han pasado hasta tres años viviendo en Palencia, pero el Gobierno de Melilla dejó de pagar su parte del convenio. El Defensor del Pueblo ha abierto una investigación de urgencia tras la queja presentada por la Asociación Prodein.

Publicidad
Media: 2.86
Votos: 7

Varias de las menores marroquíes devueltas de Palencia a Melilla cargan con sus maletas en la ciudad autónoma.- JOSÉ PALAZÓN/PRODEIN

El Defensor del Pueblo ha iniciado una investigación de urgencia por la devolución a Melilla de 13 niñas marroquíes que residían en Palencia en régimen de acogida. El regreso de las menores, cuyas edades oscilan entre los 14 y los 17 años, tuvo lugar el pasado viernes, después de que el Gobierno melillense dejara de pagar durante varios meses la asignación económica para el proyecto de acogida que gestionaba la fundación palentina Diego Martínez.

La Asociación Pro Derechos de la Infancia (Prodein) de Melilla presentó una queja ante el Defensor del Pueblo el mismo día que tuvo conocimiento de la situación, y el organismo la ha aceptado a trámite y ha solicitado información a la Consejería de Bienestar Social de Melilla y a la Fiscalía General del Estado.

"No llevamos ni tres días en el centro de Melilla y otras chicas ya nos han robado"

“Algunas llevaban hasta tres años viviendo en Palencia, se estaban integrando a la perfección, tienen allí amigos, estaban estudiando y algunas estaban matriculadas en cursos que ahora no podrán realizar”, explica José Palazón, presidente de Prodein, que destaca que la devolución se ha realizado “contra la voluntad de las niñas” y a pesar de que la fundación palentina estaba dispuesta a seguir adelante pese a no cobrar. Palazón afirma que las menores “están desanimadas, no sólo por volver a Melilla, donde las condiciones en los centros son mucho peores, sino porque su llegada no ha sido precisamente una bienvenida”.

"No llevamos ni tres días en el centro de Melilla y otras chicas ya nos han robado, nos han roto los armarios y han tirado nuestra ropa por la ventana”, explica por teléfono una de las menores trasladadas, de 17 años, que este curso estudiará cuarto de la ESO. Llegó a España en 2012 y, tras pasar tres años en el centro de acogida de Melilla, fue trasladada a Palencia, a donde quiere regresar cuanto antes.

"Todas estamos tristes y muy perdidas. No sabemos qué ha pasado exactamente. Estábamos muy bien en Palencia. Nos trataban muy bien las educadoras, éramos sólo nosotras 13 en el centro, como una familia. Teníamos una habitación para cada una y nos ayudaban en todo”, relata otra de las menores afectadas, que estudia el segundo curso del ciclo de Formación Profesional Básica en Peluquería. Ahora, afirma, la situación en Melilla es “mucho peor” que en su primera etapa allí, desde el número de compañeras en los centros hasta el trato y la atención de varias de las educadoras. Las adolescentes han remitido un escrito a la Fiscalía criticando su traslado. "Nos han llevado de un día para otro y sin preguntarnos nada. Es injusto", aseguran.

Desde la fundación palentina confirman que el Gobierno de Melilla llevaba varios meses sin pagar la cuantía económica que le correspondía y que, pese a los intentos de evitar la marcha de las menores, la Consejería de Bienestar Social de Melilla decidió el retorno. Según ha explicado a Público una de las afectadas, la directora del proyecto de acogida en Palencia trató de buscar una solución consensuada con el consejero melillense, Daniel Ventura, “pero nunca le cogió el teléfono”, afirma la menor. Esta técnico prefiere no hacer declaraciones y remite a las explicaciones de Ventura.

Melilla afirman que "no era rentable"

La Consejería de Bienestar Social de Melilla no ha respondido a las llamadas de Público, aunque en declaraciones a El Faro de Melilla, Daniel Ventura ha asegurado que la situación de estas 13 adolescentes “no era rentable” para el Gobierno de la ciudad. Ha cifrado en 230.000 euros el coste de este convenio y ha asegurado que el Gobierno de Castilla y León ya había “puesto pegas” por la cantidad de menores extranjeros no acompañados que albergaba procedentes de Melilla.

La vuelta de estas adolescentes, alguna a punto de cumplir la mayoría de edad, llega en pleno debate sobre la atención prestada en algunas comunidades autónomas a estos menores migrantes que llegan solos a España. La pasada semana, el Gobierno central anunció que, en las próximas semanas destinará 40 millones de euros a las comunidades autónomas que, voluntariamente, decidan acoger de forma solidaria a menores extranjeros no acompañados (MENAS) procedentes de otras regiones y a aquellas que hayan registrado un aumento en sus territorios durante este año. Andalucía, Ceuta y Melilla son los destinos más comunes de los más de 10.000 menores migrantes que residen en España sin sus padres.

Por su parte, el Presidente de Prodein teme por la situación legal de alguna de las menores trasladadas, ya que varias de ellas tienen su permiso de residencia a punto de cumplirse y tiene que ser renovado. Además, denuncia que para hacer sitio en el centro a estas 13 niñas han derivado a un centro de Alicante a otras 13. "Se está jugando y mercadeando con los derechos y el futuro de los menores extranjeros", lamenta