Público
Público

Música La cantante francesa Françoise Hardy, afectada por un cáncer terminal, pedirá la eutanasia

En un momento clave en Francia para el debate sobre el suicidio asistido, la compositora ha decidido pedir ayuda para terminar con su vida de forma digna antes de que lo haga su enfermedad.

Francoise Hardy en Nueva York, 1965.
Francoise Hardy en Nueva York, 1965. Disques Vogue / AFP

A sus 77 años, la cantante francesa Françoise Hardy ha hecho público su deseo de someterse al suicidio asistido para acabar con su vida de una forma digna casi tres años después de que los médicos le diagnosticaran un cáncer de faringe terminal.

En una entrevista concedida al medio francés Femme Actuelle, la cantante reveló el sufrimiento que padece a causa de una enfermedad que, incluso después de casi cincuenta sesiones de radioterapia e inmunoterapia, sigue avanzando sin control convirtiendo su vida "en un infierno".

En un momento clave para el futuro de la eutanasia en Francia, la cantante y compositora, una de las voces más famosas de la canción francesa de los años 60, cree que su notoriedad podría ayudar a desbloquear el debate político entorno a esta práctica, todavía ilegal en el país.

El tratamiento al que Hardy se ha sometido desde hace varios años, lejos de mejorar su situación, le ha generado multitud de secuelas que le dificultan enormemente su día a día y le producen un gran sufrimiento físico y mental. La ausencia de saliva, la falta de irrigación de toda la zona otorrinolaringológica, sequedad generalizada y hemorragias nasales, y la dificultad respiratoria son algunas de las dolencias que, entre otras cosas, le han obligado a dejar de cantar para siempre. Además, por culpa de una otitis serosa agravada por la radioterapia, la cantante perdió la audición en un oído.

Su madre también recurrió a la eutanasia

La madre de Hardy, afectada por una enfermedad degenerativa conocida como enfermedad de Charcot, también recurrió al suicidio asistido para ahorrarse el sufrimiento durante sus últimos días de vida.

"Mi madre tuvo la suerte de encontrar un médico que le aplicó la eutanasia con mi ayuda cuando ya no podía ir más lejos con esta enfermedad incurable", recuerda la cantante en la entrevista.

Más noticias