Público
Público

Nutrición McDonalds retira un vídeo en el que una nutricionista promocionaba su menú infantil

Varios profesionales de la nutrición denunciaron en redes sociales las prácticas poco éticas de compañeros que, pagados por la industria alimentaria, recomiendan, promocionan y validan los productos poco saludables.

Publicidad
Media: 1.75
Votos: 4

La chef Samantha Vallejo-Nágera y la dietista-nutricionista Teresa Valero, en una imagen del vídeo promocional retirado por McDonalds

¿Se imaginan a un médico investigador contra el cáncer de pulmón recomendado cigarrillos bajos en nicotina? Más o menos, esta es la indignación que ha causado entre varios profesionales de la nutrición y consumidores un vídeo de la cadena de hamburguesas McDonalds que la compañía ha terminado eliminando de la circulación.

El vídeo —hasta ayer visible en el canal de McDonalds en Youtube— lo protagonizaban la dietista-nutricionista y directora de información y divulgación científica de la Fundación Española de Nutrición, Teresa Valero, y la chef y jurado del popular concurso de cocina de TVE, Master Chef, Samantha Vallejo-Nágera.

La presencia de un alto cargo de la Fundación Española de Nutrición en un anuncio de comida rápida ya es de por sí cuestionable, pero las críticas se recrudecieron aún más al tratarse de un contenido publicitario que trataba de promocionar los menús infantiles de la cadena.

En el anuncio se comenta lo mucho que a sus hijos les gusta comer allí y las opciones que existen en el restaurante en cuestión para elegir menús “saludables” y “equilibrados”. La dietista-nutricionista enseña entonces a la chef cómo puede escoger un menú infantil Happy Meal compuesto a base de una hamburguesa, unas patatas deluxe sin gluten y sin salsa, agua para beber y piña de postre, con la opción también de escoger el pan sin gluten para celiacos.

“Claro, es una comida súper equilibrada, que tiene de todo, y en la que tú puedes elegir la comida saludable”, comenta Vallejo-Nágera, como se puede ver aún en un extracto del vídeo difundido en redes sociales por el dietista-nutricionista Carlos Ríos, uno de los más beligerantes en denunciar públicamente el conflicto de intereses entre la industria y los profesionales de la nutrición.

"En el anuncio se sugiere que el famoso Happy Meal es sano y equilibrado, puesto que aunque se elija hamburguesas con patatas fritas, puede llevar también fruta y agua", ha dicho Ríos en su cuenta de Instagram. "Estos anuncios contribuyen a dar una imagen saludable a estos productos ultraprocesados que están relacionados con enfermedades crónicas no transmisibles, entre ellas el aumento de la obesidad infantil".

No fue el único. Otros conocidos profesionales de la nutrición, como Juan Revenga, Paloma Chavarri o Beatriz Robles también protestaron contra el anuncio, que fue retirado horas después de que el caso pasara a la prensa a través de varios artículos en medios de comunicación.

La Fundación Española de la Nutrición, a la que pertenece la nutricionista del vídeo, es una entidad privada entre cuyos promotores se encuentran importantes firmas de la industria de la alimentación como Coca-Cola, Nestlé, Campofrío, Pepsico o McDonalds.

En un comunicado publicado en su página web tras la polémica campaña, la Fundación ha lamentado “la controversia” generada y ha argumentado que “pese a que el objetivo inicial del proyecto era transmitir le necesidad de mejorar y ampliar el equilibrio, la variedad y la moderación en la oferta de las cadenas de restauración, entendemos que pueda haber generado confusión”. “Queremos aclarar que nunca, en los 34 años de existencia, hemos avalado ni promocionado ningún tipo de producto”, zanjan.

McDonalds, en un comunicado enviado al blog de El Comidista (El País), también ha lamentado la confusión.

El Colegio de Dietistas-Nutricionistas de Madrid, en cambio, ha rechazado la polémica advirtiendo de que “la intervención de profesionales en campañas publicitarias o promocionales de entidades mercantiles pertenece a la esfera de libertad y decisión de cada profesional” y haciendo un llamamiento “a la cordura y a la sensatez a la hora de valorar y analizar el comportamiento de cualquier dietista nutricionista colegiado”.

A nivel legal hay más defensa hacia los ultraprocesados que hacia la información veraz y basada en la evidencia científica, la defensa de la salud pública”, señala Carlos Ríos en su cuenta de Instagram, que alude a la movilización social para presionar por este tipo de cambios.

En España, según el último estudio de la Iniciativa Europea de Vigilancia de la Obesidad Infantil de la Organización Mundial de la Salud, alrededor del 40% de los menores tiene sobrepeso y entre un 19% de los niños y un 17% de las niñas sufre obesidad.

Más noticias en Política y Sociedad