Público
Público

Open Arms Oscar Rando, de Open Arms: "Europa está cavando su propia tumba con la forma en la que está gestionando el drama humanitario"

La ONG ha convocado este sábado una marcha en Barcelona para denunciar la persecución y la criminalización a los barcos de rescate. La embarcación de la entidad se encuentra operativa a pesar de las amenazas de que sus acciones podrían conllevar multas de hasta 900.000 euros.  

Asistentes a la manifestación convocada por Open Arms contra la criminalización de las ONG en el Mediterráneo este sábado en Barcelona. EFE/Quique Garcia

"Antes presos que cómplices". Bajo ese lema se celebra este sábado una concentración para apoyar a los barcos de rescate en el Mediterráneo. La ONG Open Arms ha hecho un llamamiento a la solidaridad para protestar en contra de la persecución de las organizaciones que luchan para salvar vidas. Y es que la situación actual en el Mediterráneo se puede definir con muchas palabras, pero en las últimas semanas impera una: la incerteza.

Las amenazas de multas y penas de prisión por parte de los gobiernos para aquellos que se dediquen al salvamento marítimo de los migrantes que quedan a su merced en el mar han hecho que los voluntarios de Open Arms estén "disgustados, preocupados, enfadados y perplejos", al ver cómo los ejecutivos "incumplen lo que dicen las leyes". Así lo expresa el voluntario de Open Arms Oscar Rando.

Aunque asegura que "hay esperanza después de algunos varapalos dados por la Justicia". Explica después de que una jueza italiana haya dejado en libertad a la capitana del Sea Watch, Carola Rackete, contradiciendo así al ministro de Interior del país, Matteo Salvini. Rando califica este caso como algo "tremendamente duro" porque se está criminalizando que se haga "lo que hay que hacer", conforme al Derecho Intenacional. Y recuerda que el deber de auxilio es una obligación y que si se omite en el mar, el único resultado posible es que las personas mueran

Actualmente, la embarcación Open Arms se encuentra operativa y sigue salvando vidas en una de las rutas marítimas más mortíferas del mundo, la del Mediterráneo Central, a pesar de que el Director General de la Marina Mercante, Benito Núñez Quintanilla, amenazara a la ONG de penas de hasta 900.000 euros y posibles suspensiones a la tripulación. 

Ante esta situación, la organización sigue instando a que se cumplan las leyes, aunque no esperan "que ningún parlamento vaya a cambiar" para bien en este sentido. Por eso, la entidad sigue en la línea de la desobediencia civil: "Las leyes son las normas del juego pero cuando son injustas o no se cumplen hay que cuestionarlas", defiende Rando y recuerda que aunque los Gobiernos estén mirando hacia otro lado, la sociedad sigue reclamando el derecho a la migración y a la organización.

Crítico con la política de puertos cerrados, Rando se pregunta cómo podemos explicar que esta Europa esté dando la espalda a los Derechos Humanos y abrazando a la extrema derecha, que se basa en el odio y las mentiras para posicionarse en contra del trabajo de las organizaciones: "Europa se está cavando su propia tumba así como está gestionando el drama humanitario", concluye.

Una veintena de entidades apoyan la convocatoria

En ella la marcha han participado medio millar de personas, según fuentes del Ayuntamiento de Barcelona consultadas por Efe. Los manifestantes han iniciado su marcha frente al Consulado de Italia en Barcelona y posteriormente han protestado por Via Laietana hasta el Port Vell.

Asistentes a la manifestación convocada por Open Arms contra la criminalización de las ONG en el Mediterráneo este sábado en Barcelona. EFE/Quique Garcia

Al final de la manifestación, los convocantes han leído un manifiesto en el que se recuerda que los convenios y la legislación que regula el transporte marítimo obliga a rescatar a los náufragos y dejarlos en el puerto más próximo.